Trabajo…algunos no quieren

1x1.trans - Trabajo...algunos no quieren - trabajo equipo, SRE, selección, proyecto, jefes, experiencia, emprender, elena salgado, economía, desempleo, crisis, colaboración, clientes, ayudas, aprendizaje

“Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo.”

Thomas Carlyle – Historiador británico

Por esas casualidades del destino me he encontrado en las últimas semanas participando en varios procesos de selección, sin ánimo de polemizar y de parecer que estoy en posesión de la verdad absoluta, creo que estamos desnortados, en algún caso se ha perdido la referencia y vinculación con la realidad.

Voy a contar aquí un resumen de alguna de las “perlas” que me he encontrado durante los últimos días, en principio y para situar el contexto de la situación había disparidad de puestos, desde muy básicos y operativos hasta algo técnicos, en todo caso las características básicas eran comunes: conocimiento de otro idioma además del español, orientación al cliente y mentalidad comercial.

Despropósitos:

  • Si en la descripción del puesto de trabajo aparece: se hará la entrevista en inglés, no te sorprendas si a las primeras de cambio cambia el idioma de la selección. En un caso una candidata me dijo que no había leido el anuncio que había enviado el CV indiscriminadamente y que de hecho no sabía a qué venía a la selección.
  • Una cosa es amoldar horarios y hacer compatible la entrevista con otras cuestiones y otra bien diferente es: “…a esa hora no me viene bien”, “…estaré en el gimnasio”, en fin si no tienes trabajo y estás en los últimos coletazos de la prestación entiendo que esto pasa a prioridad uno, pero no seré yo el que te organice la vida.
  • Queda mal el venir a una entrevista acompañado de tu madre, pese a que insista en que eres muy buena gente, trabajador/a y que no voy a tener problemas…
  • El puesto de trabajo es muy básico lo sé, pero es lo máximo que puedo ofrecer a un perfil como el tuyo con la experiencia y formación que tienes, no eso no es para otros.
  • El apelar al lado emocional tampoco conduce a mucho, siento de verdad que la situación y la coyuntura económica no sea la más favorable, pero la decisión de tener dos coches de gama media-alta y una hipoteca no es una cuestión mía…no me llores, ni prepares un número. Juro que he entrevistado a una persona desempleada que vino a hacer la entrevista con un Mercedes que había comprado con la indemnización del despido.
  • El inicio del trabajo es el día 15, ya se que te quedan dos meses de prestación pero el inicio es el día 15 siento mucho que quieras estar una temporada “de vacaciones” (como me has dicho literalmente).

Aspectos positivos:

  • La oferta genera competitividad y he entrevistado a gente muy, muy válida, personas con energía, ganas y optimismo que me han demostrado verdadero interés por los diferentes puestos de trabajo y que su predisposición y voluntad por la posición ofrecida no me ha dejado la menor duda. Quiero creer que esto hará que la gente se preocupe por mejorar y ofrecer más que el de al lado.
  • Señores los idiomas no son una opción, ni un plus, en estos momentos son un factor de discriminación básico, personas con 2 idiomas perfectamente hablados y escritos de otras nacionalidades nos pueden dar lecciones.

Mi resumen es que pese al futuro tan descorazonador que nos rodea hay gente que se resiste a adaptarse a la situación y a optar a determinados puestos, creo que he sido muy razonable, transparente y educado pese a que en algunas entrevistas la conversación invitaba a una salida por la tangente. En cualquier caso, estoy muy satisfecho, creo que de los 12 puestos disponibles los hemos cubierto todos con incorporaciones muy válidas (3 de ellos ya trabajando el resto rescatados de las filas del paro) con lo que algo hemos contribuido a mejorar las cifras de este gobierno.

Dejo un video TED sobre el aprendizaje y la adaptación y como funciona el cerebro.
Video

Tags , , , , , , , , , , , , , ,

COMMENTS (3)

  1. jose
    30 marzo, 2011 Reply

    gente que “no quiere” hay en todos los sitios (incluso entre los trabajadores), solo hay que ver los datos de ausencias al trabajo publicadas recientemente

    http://www.lavanguardia.es/economia/20110328/54134208862/juan-rosell-el-40-de-las-ausencias-diarias-al-trabajo-son-habituales.html

    también hay mucha gente que (sin entrar a valorar si quieren o no quieren) no sabe o no puede hacer su trabajo, solo hay que leer tu último post sobre tu visita a urgencias.

    lo de criminalizar a la gente que está en el paro, me parece lo más sencillo, y suele hacerse para sentirse más que ellos

    1. TSMGO RM
      30 marzo, 2011 Reply

      Efectivamente José de los que no quieren están en todas las partes, pero sorprende que, aparentemente, quieran encontrar un puesto de trabajo y pongan tantos obstáculos, ayer sin ir más lejos, 2 personas a las que les ofrecí unos de los últimos puestos de trabajo disponibles en el proyecto que ahora lanzo me dieron argumentos como: esto es para los que vienen de fuera yo no tengo necesidad de hacer esto o prefiero algo más parecido a mi anterior trabajo con turnos de mañana y haciendo siempre la misma tarea. O bien tienen bastantes prejuicios o no se han enterado que las circunstancias son diferentes.
      Con respecta a criminalizar a la gente que está en paro creo que no lo he hecho, pero son más bien pocos los que me he encontrado hasta la fecha con verdadera voluntad de trabajar en “lo que fuera” y los que así se han manifestado, si ha estado en mi mano, están trabajando.
      Gracias por acercarte a este espacio y dejar este comentario, confío en que nos veamos más a menudo.
      Ricardo,

  2. jose
    30 marzo, 2011 Reply

    Creo que todo el mundo tiene la opción de elegir si le interesa algo o no, cada uno tiene sus circustancias, y es libre de rechazar lo que no le interesa, lo contrario nos llevaría a otros tiempos, que duele recordar, pero que no conviene olvidar. En mi empresa prefiero tener a alguien que rechaza una oferta por las circustancias que sea, que alguien que la acepta porque no le queda más remedio.

    No digo que sea el caso, pero cuando en una situación como esta la gente rechaza ofertas, quizás el problema sean las condiciones de esas ofertas, ¿se pueden conocer?

    Cuando me refería a “criminalizar” es lo que uno nota en los medios de comunicación afines al gobierno, parece que intentan hacerlos culpables, cuando en realidad son las victimas.

    Un saludo

LEAVE A COMMENT