Marketing experiencial…experiencia «marketizada»

1x1.trans - Marketing experiencial...experiencia "marketizada" - trabajo equipo, marketing, formación, experiencia, emprender, crisis, creatividad, cooperación, concepto, branding, aprendizaje«La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde.»

Miguel de Cervantes Saavedra – Dramaturgo español

Constantemente recibimos impactos sobre las excelencias y bondades de hacer que una experiencia con un cliente sea única, conseguir blindar esa relación mediante la construcción de un potente vínculo basado en la emoción, en la construcción de un imaginario y la adicción de significado a la vivencia empresa/marca-cliente.

Quizá los de marketing complicamos mucho las cosas o nos gusta hacer teoría de algo que posiblemente sea más sencillo, fácil y menos enrevesado de como lo queremos presentar, quizá el árbol no nos deje ver el bosque pero lo cierto es que en determinadas ocasiones el sentido común y la verosimilitud son más potentes, menos superficiales y fingidos.

Hace unos días me encontraba dando un paseo por una localidad de La Rioja después de haber salido de una reunión con un cliente, quizá mi expresión no era la más agraciada del mundo por el desarrollo de ese encuentro y por el contexto económico general en el que nos encontramos sumidos, sin embargo, se acercó a mí un lugareño y me increpó: «Si esa cara es por la prima de riesgo mejor que pases aquí y te alegremos el día».

Sorprendido por lo directo y franco de su planteamiento y al mismo tiempo cautivado por lo «rupturista» de la propuesta le hice caso, tenía cosas que hacer, cuestiones que avanzar, llamadas que devolver y sin embargo, me vi empujado a entrar en esa «máquina del tiempo» que era su bajo en la plaza del pueblo.

Según llegué un pan de guindilla (picante), chorizo, oreja de cordero rebozada y vino de la bodega en la que nos encontrábamos adornaba la mesa. Poco a poco, cuando fuimos debidamente presentados, nos enfrascamos en una conversación, en la que mi cara de sorpresa y las notas que fui recogiendo debieron sorprender a mis anfitriones.

Nos encontramos en una bodega pequeña, de un cosechero pequeño que tiene la peculiaridad de elaborar su vino (el que le gusta a él no el que le gusta al mercado) y también algo de vermouth (ídem), poco a poco, cuando el vino fue soltando la lengua y la confianza, que por su parte la ofreció desde el primer momento sin condiciones, dio paso a la ronda de preguntas, traté de llevar el ascua a mi sardina.

  • Visitas: le pregunté si esa bodega era «visitable» su respuesta me dejó parado, claro que sí, por los amigos que les interesa verla, la bodega, con unos calados impresionantes en los que contaba historias sobre cómo de pequeño se perdía entre ellos y cómo  su primera borrachera llegó en uno de esos rincones y otras cosas que tampoco conviene desvelar en este blog a estas horas ;). ¿Les cobras a las visitas? Respuesta: Depende, si me han parecido majos y me he divertido o he aprendido no les cobro, si me ha parecido aburrido, o unos aprovechados claro, hay que compensar lo que les doy y lo que me dejan.
  • Venta: ¿Vendes vino en la visita? no…si quieren comprar, aquí tienen los precios y ellos deciden yo les invito a dar una vuelta conocer los calados y les cuento un par de historias, si a ellos les gusta el vino o lo que cuento y quieren contarles a sus amigos lo especial que han pasado la mañana es una cuestión suya, yo no les fuerzo a nada, por tanto me compran…no vendo.
  • ¿Tienes establecida una ruta, con sus paradas, cosas que enseñar? mira que eres raro -me dijo- una vez que estás en mi casa, puedes ver lo que quieras, que quieres pasear, pues tu mismo, que te quieres sentar en la mesa y almorzar, pues aquí tienes. ¿el almuerzo es frecuente? Yo he conocido la prima de riesgo hace un mes, desde hace décadas yo almuerzo todos los días y mejor acompañado que solo, así que eso no me lo va a cambiar ni la prima ni el primo.

Podría trufar esta entrada de mil chascarrillos que me contó (memorable cuando le pregunté si hacía enoturismo) pero lo más importante es que a veces dotamos de contenido artificial a cuestiones que son más sencillas y que, despojadas de las capas de «impostado» maquillaje de marketing, hacemos que algo único carente de contenido parezca una suerte de «quintaesencia» que colmará todas las necesidades: me recuerda a esas viejas artistas de Hollywood que, años después de vivir su momento de gloria, en el ocaso de las carreras, salen maquilladas acompañadas de un joven que les haga revivir viejos tiempos. Todo plexiglás…y esto me preocupa, que en nuestro ánimo por construir una experiencia diferencial, desproveamos de veracidad y autenticidad a una relación más próxima y cercana. Por cierto, esto sucedió en La Rioja, ¿dónde si no?…#LaRiojaApetece

Dejo testimonio visual del almuerzo

1x1.trans - Marketing experiencial...experiencia "marketizada" - trabajo equipo, marketing, formación, experiencia, emprender, crisis, creatividad, cooperación, concepto, branding, aprendizaje

Go on! adelante…

1x1.trans - Go on! adelante... - trabajo equipo, proyecto, emprender, economía, crisis, creatividad, cooperación, concepto, colaboración, clientes, aprendizaje«Hay en el mundo un lenguaje que todos comprenden: es el lenguaje del entusiasmo, de las cosas hechas con amor y con voluntad, en busca de aquello que se desea o en lo que se cree.»

Paulo Coelho – novelista brasileño

En las últimas semanas he tenido noticias de tres proyectos que verán la luz proximamente, cada uno con un nivel de inversión diferente, uno es servicios enfocado a un nicho geográfico, el segundo: hostelería con un concepto en el que la ubicación y la oferta van a ser diferenciales y otro una inversión caprichosa en un negocio de moda y que pretende tener algo de glamour. Cualquier iniciativa que promueva la creación de puestos de trabajo, riqueza y sobre todo movimiento empresarial es para tener muy en cuenta y apoyarlo incondicionalmente, sin embargo hay factores que aislados hacen que, independientemente del negocio, del sector y del grado de inversión, tengan poco en común y se vislumbren como realidades distintas.

El nivel de implicación y de inversión de los promotores es desigual, en un caso es su forma de vida, de donde pretenden que se generen el 100% de sus ingresos y que suponga su principal vía de ingresos, en otro es una vía de que un grupo de amigos tenga un proyecto común que sea una vía alternativa de ingresos y en el último caso es una inversión más dentro de una bolsa diversificada de opciones que no influye en su día a día y que no es capital para su operativa diaria.

Cualquiera que destine recursos personales a la creación de un negocio merece que se le faciliten todos los trámites, permisos, licencias porque el mercado no espera y sin embargo el ritmo se paraliza cuando algo entra en una administración lenta, aislada de la realidad en la que las reglas de la oferta y la demanda no existen, ¿qué estarán haciendo ahora que la actividad se ha frenado? ahora deberían ser más ágiles en la resolución de expedientes suponiendo un mismo nivel de meticulosidad, a menor carga de trabajo, mayor rapidez en resolver…sin embargo preveo que los tres proyectos van a tener interrupciones en un sus ritmos.

La principal prioridad cuando decides emprender es transformar cuánto antes tu propuesta en ingresos, en euros que permitan que la máquina gire, sin embargo los lastres que te colocan externos aminoran ese ritmo y te hacen ineficiente y difícilmente una ley de emprendedores va a cambiar esto,  la indolencia administrativa que me he encontrado en la mayoría de estamentos, la rigidez de planteamientos basados en una falta de competitividad y la protección y aislamiento de los problemas de la sociedad impiden una verdadera aplicación de los planteamientos que se persiguen con ese impulso legislativo.

En cualquier caso, el ánimo emprendedor se impone pese a estas dificultades y sobreviene la voluntad de querer ofrecer algo diferente.

Por cierto, no me resisto a plasmar aquí una situación vivida en primera persona que ilustra lo que expongo: en cierto programa que fomenta la actitud emprendedora entre los jóvenes y estudiantes, una de las personas responsables no asistió a la presentación porque estaba fuera de su horario de jornada intensiva de mañana. Quizá sea una anécdota, pero como botón…definitivamente GO ON!!

El entorno…lo que no controlas

1x1.trans - El entorno...lo que no controlas - trabajo equipo, proyecto, marketing, experiencia, creatividad, concepto, colaboración, clientes, aprendizaje

«Hemos modificado tan radicalmente nuestro entorno que ahora debemos modificarnos a nosotros mismos para poder existir dentro de él.»

Norbert Wiener – Matemático estadounidense

Desembarcas en una organización y lo inmediato que abordas es un análisis de la situación, un DAFO, algo básico y elemental que te aporta mucha información en una fotografía que evoluciona constantemente, qué importante es el entorno! cada vez me doy más cuenta del impacto que tiene en un negocio o en el desarrollo de un proyecto.
Es una lástima que no controles algo que incide tanto en el desarrollo de cualquier actividad empresarial y personal, que al final de eso va esta entrada.
El entorno condiciona cualquier iniciativa por eso cada vez presto más atención a las pistas que arroja un ligero análisis, dentro de ese entorno considero factores que habitualmente no aparecen en los libros de estrategia de Porter :

  • Ambiente, en un sentido diferente al clásico: un ambiente que fomenta la participación, la colaboración y que las ideas polinicen en la empresa, que se difundan, que se compartan…alguna de ellas me he encontrado últimamente, pocas, las menos, pero existen amigos míos, yo las he visto y en las ocasiones que he tenido de colaborar el resultado ha sido rico y rápidamente interiorizado por la organización. También he visto otras de corte más oscuro en el que los «secretos de estado» eran valiosos y fomentaban la competencia que no competitividad entre sus miembros.
  • Política: entendidas como la filosofía que impregna la organización, la manera en la que gusta que se hagan las cosas, que respiren el alma de la empresa…en algunos casos, no hay alma, o lo que hay es mejor que no se difunda. Tengo presente a una organización en la que a directivos se les exige como si la empresa fuera de su propiedad recordándoles constantemente que son «empleados» y que no se deben regir por la misma norma que la propiedad.
  • Relaciones: Entendidas como las vinculaciones que existen con los agentes que rodean a la organización, muy parecido a los círculos de Google Plus, en el momento en el que no estás en mis círculos eres persona non-grata que eres tratado a todos los efectos como un extraño e incluso negándote la palabra y mi consideración, además de condenarte al ostracismo porque ya «no eres de los míos».

En este cúmulo de despropósitos aterrizar y no estrellarse supone un fino trabajo de malabarismo que se convierte en verdadero arte, sobrevivir en estas circunstancias e incluso construir se convierte en una ardua tarea de complicadas consecuencias y peligrosos vericuetos durante el tránsito. Si de verdad no están dispuestos a cambiar, no quieren plantearse otra manera de hacer las cosas para que me llaman, para que quieren recibir una propuesta, ¿conciencias que apaciguar? ¿almas que consolar?…cosas del entorno.

Storytelling…engánchame y soy tuyo!!

1x1.trans - Storytelling...engánchame y soy tuyo!! - trabajo equipo, storytelling, redes sociales, proyecto, marketing, emprender, creatividad, concepto, colaboración, clientes, branding, aprendizaje«La poesía es más profunda y filosófica que la historia.»

Aristóteles – Filósofo griego

El storytelling nos rodea, cada vez más marcas recurren a su utilización para conectar con sus públicos, ese chispazo emocional que hace que tu marca llegue al corazón de tu cliente construyendo una relación más profunda y casi personal con la marca. Lo vimos en navidades con Campofrío y estos días lo hemos vuelto a revivir con Donuts y su campaña 50 aniversario en la que recurre a la efeméride para reconstruir la historia de su nacimiento en España.

El proyecto del que os hablaba en el anterior post: Mateo & Bernabé, hemos construido un imaginario propio, una liturgia alrededor de la marca con sus símbolos, hitos, héroes que engancha y esto lo pude comprobar el pasado viernes cuando al explicar el origen de la marca, el por qué de los nombres y la explicación de la historia que subyace la nutrida audiencia que iba a descubrir en una cata privada nuestra creación se quedaba absorta y embebida en la historia al contar.

El poema visual que se ha conseguido plasmar en la imagen, en el packaging en cada manifestación, el tono de la marca, conduce directamente a construir un enganche emocional y esto no es casual, es algo buscado desde el inicio, desde la definición del briefing. Voy a desgranar algunos aspectos perseguidos y creo que conseguidos a tenor de las reacciones:

  • Marca: Uno de los aspectos que más nos inquietaba desde el inicio es el alcance que podría tener una marca como Mateo y Bernabé fuera de La Rioja, nosotros tenemos claro el significado que subyace tras estos personajes, pero una persona de Barcelona, Lugo, Sevilla…no le decían mucho.
  • Imaginario: Construir un imaginario propio que permitiera a la marca crecer y lanzar al mercado más variedades de cerveza (no lo he dicho, pero es una marca de cerveza artesanal, la primera de La Rioja) la posibilidad de hacer una colección y que fuera visualmente potente.
  • Valores del producto: la cerveza artesanal tiene sus peculiaridades y su origen en monasterios y abadías ayuda a que ese componente sacro y religioso se utilice, en nuestro caso desprovisto del valor habitual para hacerlo más cercano y próximo.
  • Héroe/Adversario: Cada historia detrás de las cervezas es un retazo en el que quedan claramente reflejados esos personajes y su participación.
  • Todo suma: el continente puede ser espectacular y llamativo pero el contenido debe estar a la altura, no defraudar, conseguir la fidelidad a la marca no una compra aislada, la repetición es la clave.
  • Compartir: es una cerveza pensada desde su origen para compartir, para disfrutar en compañía con Friends, con Mateo, con Bernabé, con los Friends y con…tanto su formato, como su filosofía…

Un trabajo redondo que verá oficialmente la luz en una semana y que dará muchas alegrías…comienza la cuenta atrás.

Amos, propietarios, socios, accionistas…

1x1.trans - Amos, propietarios, socios, accionistas... - trabajo equipo, proyecto, jefes, emprender, economía, desempleo, concepto, colaboración, clientes, aprendizaje«Nadie es dueño de la multitud aunque crea tenerla dominada.»

Eugene Ionesco – Escritor rumano

Creía que a estas alturas de la liga sobraría el hacer una tipología sobre la fauna que mora y habita sobre algunas organizaciones pero en vísperas de una huelga general, evito poner comentarios aquí, creo que es oportuno identificar a las perlas que habitualmente sirven como pantalla y parapeto para que algunos hagan la rápida caricatura de quiénes arriesgan su patrimonio.

El título refleja en graduación los diferentes perfiles que hay en las empresas:

  • Amo: Recuerdo no hace mucho que con un compañero de trabajo utilizaba este término para referirnos a determinado perfil de empresario, aquél que usa y abusa, no como padre protector, sino como pastor que cuida de su rebaño, de su autoridad en la organización para demostrar constantemente que para él no se han hecho las normas, que no son de este mundo y que las reglas del resto de los mortales no aplican en su concepción del mundo de los negocios. Trabajar en balde, orientar a la empresa a golpe  y bandazo sin mayor criterio que el capricho del momento y de la situación para hacer ver quién tiene la vara de mando. Encaja en este perfil aquellos que han tenido éxito por circunstancias del mercado (competencia escasa, producto innovador, mercado regulado), no propias pese a que lo crean así, y que les ha hecho pensar que están «tocados» por una musa que les otorga el éxito permanente.
  • Propietario: Una versión edulcorada del anterior, la empresa forma parte de su patrimonio y del mismo modo que posee una propiedad (inmueble…) utiliza a la empresa, no tanto por demostrar quién toma las decisiones como por el hecho de que la fina línea que separa lo que forma parte del ámbito personal y del profesional está tan entremezclado y tan diluido que resulta complejo tocar en un apartado sin afectar a la otra.
  • Socios: Su implicación con el negocio además de participar en el capital, la entiende que forma parte de un conjunto de iguales, de pares, tiene claro que el capital es el que determina el peso de la decisión y visualiza la situación con asepsia y coherencia. He visto a propietarios que, acuciados por una decisión que puede ser comprometida, se escudan en los socios, en que forma parte de una corporación colegiada en la que las resoluciones y acciones se toman por mayoría, cuando ni dispone de la información completa y está claro que su opinión está formada para orientar al resto.
  • Accionistas: baja implicación y bajo impacto, forman parte del capital, participan poco del día a día, de las decisiones…es el grado mínimo de participación, está bien porque aporta el barniz de pertenencia a un proyecto que, con una presencia en algunos casos testimonial, puede hacer que la contraprestación de imagen y de prestigio supere a la de los dividendos o réditos económicos.

He de reconocer que esta simplificación de las diferentes figuras de la fauna empresarial es una burda caricatura, pero cada palabra que he añadido se corresponde con una imagen clara en la que tengo la estampa del protagonista comportándose al amparo de esta filosofía.

Por cierto, algunos comportamientos no son privilegios de personas de edad avanzada como pueda presuponer el uso de alguno de los términos, he visto personas de 35 años que encajarían perfectamente en la división de amos, decidiendo sobre lo que es válido, justo o injusto.

También esta tipología que he utilizado está viciada en origen ya que parte del supuesto de mayor personalidad e individualismo con el de mayor corporación. Todos los ingredientes anteriores son los que hacen que algunas figuras estén en el imaginario popular absolutamente desprestigiadas, cuando en realidad la mayoría no encajaría en ninguno de los perfiles anteriores, la realidad me ha enseñado que en un amplio porcentaje, quien ha conseguido algo de razonable éxito es porque ha sabido dar para recibir y que ha cedido espacio y protagonismo a todos los que estaban involucrados.

La libertad de las redes…

1x1.trans - La libertad de las redes... - trabajo equipo, redes sociales, publicidad, proyecto, libertad, experiencia, crisis, concepto, colaboración, clientes, aprendizaje«El hombre es un ser social cuya inteligencia exige para excitarse el rumor de la colmena.»

Santiago Ramón y Cajal – Médico español

Creo que, como casi todos, he tenido mis errores, disgustos, debates, discusiones, desencuentros en las redes…el que esté libre de haber sufrido en sus carnes cualquiera de estos «estados de la materia 2.0» que tire la primera piedra, también por ver el vaso medio lleno y con una actitud positiva diré que me han dado muchas satisfacciones, desde conocer a gente que sería complicado hacerlo por otra vía, risas y sonrisas, encuentros y amistades…creo que el fiel de la balanza se inclina hacia la parte más favorable, bien porque pese más o porque prefiera quedarme con eso.

Recientemente he vuelto a reflexionar, dediqué un fin de semana a filosofar sobre si esta realidad no es una quimera que nos hemos creado para evadirnos o si realmente es una proyección de nuestra entidad (igual me tenía que haber dedicado a otras cuestiones más terrenales). Con demasiada frecuencia veo que la participación en las redes de algunos perfiles/marcas/empresas viene a ser una glosa de sus actos que no tiene más trasfondo que saturar un canal de mensajes, la comunicación como se ve en la carrera requiere feedback, requiere diálogo, de lo contrario es un monólogo (ah y dialogar no es interrumpir la conversación de otros), me cuesta ver a esas mismas marcas por la calle abordando a alguien y diciéndole: «¿sabes lo bien que hago esto?¿sabes que soy el mejor en esto otro?» si no lo hacen en la calle, en su día a día…¿por qué vienen a hacerlo aquí? hay un elemento diferencial en toda esta bonita película es el segundo término que generalmente se olvida: Redes SOCIALES…y hay algunas marcas/empresas/personas que han perdido esta referencia.

Bien es cierto que muchos utilizamos como altavoz de nuestros clamores en el desierto las redes para trascender, para llamar la atención en el océano de información en el que nos encontramos, pero esto no es nuestro leitmotiv fundamental, algunos queremos compartir nuestros descubrimientos, devolver recomendaciones, sin ir más lejos un amigo hace unos fines de semana se fue a Londres, le dije que si tenía oportunidad descubriera un restaurante que me impresionó, no tanto por su gastronomía, como por la experiencia que viví. De igual manera si hubiera sabido a través de las redes que alguien iba a visitar Londres le hubiera recomendado lo mismo, siempre y cuando, con el oportuno conocimiento de su perfil, o de lo que transmite, viera que encaja en lo que puede gustarle, si lo hago en mi día a día ¿por qué no habría de hacerlo a través de las redes?

Pues bien, hace unos días, emití una comunicación sobre un descubrimiento casual, COMPARTÍ con la gente que me sigue (y los que no también los que no tienen visibilidad pero me siguen), el resultado de una animada charla con una persona que me explicó con pasión su proyecto, lo que quería aportar y el porque de su apuesta de negocio, algo casual sin mayor trascendencia, que pretendía trasladar las mismas sensaciones que me había provocado este hallazgo para que tuviera cierta difusión, algo que se había abierto el mismo día y que me resultó interesante (en ocasiones las casualidades funcionan así si buscas el lado positivo lo acabas encontrando) con mucha desilusión recibí una airada protesta, vía DM, en el que se me invitaba a no hablar de determinadas cuestiones salvo que fuera de su marca…

¿Curioso? no lo creo…en ciertas organizaciones resulta vital controlar la «comunicación» o como se ha llamado históricamente a este estilo «la propaganda», más propio de estructuras superadas.

El objetivo de este post es tratar de poner de manifiesto, por enésima vez, que la actitud con la que se debe afrontar la presencia digital debe ser algo más que una suerte de comportamiento endogámico en el que sólo hablamos de nosotros, una visión «edulcorada» y dulce de lo que somos y lo que hacemos, si queremos darle personalidad a una marca, las personas tenemos aciertos y errores, de verdad que no pretende ser una lección de humildad, al contrario un buen ejemplo de cómo se pierde de vista el componente SOCIAL, la empatía que debemos utilizar del mismo modo que lo haríamos en nuestra vertiente no-digital. Me cuesta creer que alguien se acerca a un grupo de personas, aparta a una de ellas y le dice: «sólo debes hablar bien de mí». Si no lo haríamos en la calle ¿por qué aquí si?. Hay marcas/empresas/personas/perfiles que son más que lo que aquí se ve, ¿por qué se obsesionan con ser una versión mejorada si lo que genera atracción (engagement) son también sus defectos (como las personas)?

Realidad adulterada, fracaso y emigración…

1x1.trans - Realidad adulterada, fracaso y emigración... - trabajo equipo, the world is flat, formación, experiencia, emprender, economía, desempleo, crisis, concepto, ayudas, aprendizaje«Todo idealismo frente a la necesidad es un engaño.»

Friedrich Wilhelm Nietzsche – Filósofo alemán

Tengo alguna duda sobre el verdadero propósito de programas estilo Españoles por el Mundo, Callejeros Viajeros…, los que me conocen saben que mi opinión sobre las noticias y los acontecimientos que son “noticiables” están orquestados para crear una corriente de opinión, no me detendré en esto, dónde si haré una parada es en profundizar un poco más uniendo varias cuestiones que quizá resulten aisladas:

1.- Actitud vs aptitud.

2.- Fracaso educación España.

3.- Emigración españoles.

1.- Actitud vs aptitud.

Históricamente he sido partidario de que con una más que buena actitud cualquier escollo se superaba, incluso en este blog he puesto como ejemplo el caso de que la persona que más me enseñó de marketing fue un licenciado en veterinaria, al final la formación tiene más que ver con enseñar unas reglas del juego y de ciertos procesos mentales que con conocimiento específico que se puede adquirir paulatinamente, sin embargo nada más peligroso que un estúpido motivado…eso puede hacer polvo cualquier cuenta de resultados, además de que resulta una tarea estéril el tratar de encauzar toda esa energía. Por eso creo que la energía bien canalizada es más poderosa, válida y potente que el conocimiento acumulado, que si no se comparte, desaparece.

2.- Fracaso educación España.

Las cifras de fracaso escolar (llevo unos días leyendo informes y buscando fuentes) son espeluznantes: el 30% de los alumnos abandonan la carrera a los dos años de comenzar, sólo otro tanto termina los grados en los cuatro años previstos. Las estimaciones económicas de lo que supone este fracaso (sólo me refiero al universitario) implica un «despilfarro» de 2.960 millones de euros anuales en las universidades públicas. La coyuntura económica no ayuda, ya que orienta a iniciar una carrera universitaria para poder “competir” mejor posteriormente y pasar la travesía del desierto. Podría detenerme en el absurdo que supone que cada Comunidad Autónoma tenga un campus igual a la anexa (en titulaciones) y no ser especialista en casi nada, en lo alejado que está el ámbito educativo de la realidad, en la falta de experiencia de campo real de quiénes imparten la formación, por no hablar de con una adecuada gestión presupuestaria aquí habría una bolsa de euros para mejorar la situación o paliarla ligeramente…no simplemente estoy haciendo la fotografía.

3.- Emigración españoles.

Por último el tercer ingrediente que añadiré a la coctelera, según el INE 1,7 millones de españoles residen en el extranjero, de los cuales unos 130.000 fueron nuevas incorporaciones (datos 2010) con un crecimiento del 8,2% y con una revisión con más detalle de las cifras parece que se van en bloque (familias). Cada vez se nos presenta a nuestra querida España como un erial en el que el sálvese quien pueda es la única solución posible.

Bueno pues el análisis que quería hacer es el siguiente: aparentemente estos programas narcotizantes nos muestran, en términos generales, a personas que han triunfado, que tienen una vida exitosa y que gozan de una desahogada situación económica que incluso no quieren cambiar por volver a España salvo por vacaciones.

En toda esta película algo no encaja, debe ser la misma situación que vive House cuando la opción es que el paciente sufre LUPUS que encaja totalmente en el diagnóstico, algo falla.

No podemos ser tan malos como nos pintamos, el fracaso en la educación tiene que ser irreal, porque los que finalizan pueden competir en igualdad de condiciones con otras educaciones que tenemos por más avanzadas…incluso nuestro histórico “bilingüismo-medio” queda en entredicho porque somos capaces de incorporarnos a otra cultura y no sólo sobrevivir sino tener éxito…o la muestra no está bien elegida…

Mis conclusiones:

1.- La pluralidad mal entendida hace que el grifo se abra para todo el mundo y no todo el mundo es válido para según que cosas, no debemos desenfocar el problema, la realidad es que debemos ser más disciplinados con los filtros que aplicamos, el no aplicarlos en etapas tempranas, hace que el problema se agrave al detectarlo posteriormente.

2.- La fractura económica está motivando que la fuga de talento sea una sangría que nos está empobreciendo como país y estos programas en los que se muestra el éxito allende nuestras fronteras fomenta una visión idealizada que puede generar mucha frustración, además de retrasar nuestra recuperación.

3.- Se demuestra que con una buena motivación los obstáculos se superan y el abismo de enfrentarse a una nueva cultura se superan…

4.- Quizá sería más interesante fomentar, como hacen en otros países, que nuestros estudiantes se dedicaran a conocer otras realidades, incentivar el trabajar en otras latitudes, no hablo de un Erasmus que, salvo que tengas la madurez suficiente quizá no seas capaz de sacar partido, sino de participar en iniciativas que produzcan un retorno económico al país.

No se si es la mejor manera de comenzar la semana con una entrada tan durita pero…estoy cansado de verdades edulcoradas. Buena semana!.

Pero…¿hay luz al final del funnel?

1x1.trans - Pero...¿hay luz al final del funnel? - trabajo equipo, proyecto, marketing, emprender, economía, crisis, colaboración, clientes, aprendizaje

«La novedad atrae la atención y aún el respeto, pero la costumbre lo hace desaparecer pronto; apenas nos dignaríamos a mirar el arco iris si éste permaneciese por mucho tiempo en el horizonte.»

Berthold Auerbach – Novelista alemán


No, no me he equivocado en el título del post, funnel, sí como suena. Para los que vivimos y hemos vivido el pulso de la actividad comercial el palabro no suena extraño, funnel (embudo en inglés) es el proceso comercial que se inicia con la generación de un contacto, básicamente un dato hasta la consecución del pedido o del contrato.
La pregunta no es baladí en estos momentos, tendré más de 14 proyectos encima de mi mesa en los que no se exactamente (pese a destinar todos mis esfuerzos) en qué fase del funnel están, algunos iniciados hace más de un año, otros abiertos recientemente, pero todos sin respuesta. Este es el pulso comercial, el saber cuantificar (dimensionar en euros la operación) y cualificar la oportunidad (saber cómo vamos y qué siguientes pasos desencadenar).
Todos los proyectos presentados en stand-by por varios motivos:

  • Falta de certeza sobre la coyuntura, que creo que, de coyuntura, después de 4 años no tiene nada, del cambio de modelo económico irresponsable que nos ha llevado hasta esta tesitura.
  • Acceso a la liquidez, este es un argumento que también me encuentro, pero como decimos en el ámbito comercial: barba postiza, un falso motivo para descartarte, porque en realidad el que pesa es el anterior.
  • Aprovechamiento de la CRISIS y con este quiero extenderme, al calor o abrigo de la demoledora crisis que nos asola, hay muchas empresas que se han sumado al carro para extraer una ventaja, no hablo de oídas, sino de situaciones vividas recientemente, la verdad es que la CRISIS es el argumento que se estira como ese chicle al que después de extraerte todo el sabor, sigues masticando y masticando hasta que acabas de tirarlo por cansancio.

Algunos ejemplos:

  • Me estoy encontrando con empresas que retrasan injustificadamente los pagos, está bien que en la colaboración cliente-proveedor (éstas son de las que te consideran proveedor) negocies un condicionado de pagos favorable para ambos, de ahí a que se financien a tu costa con importes irrelevantes en su cuenta de resultados hay un salto y una pirueta de gestión significativa. Pues bien recientemente he financiado a una empresa más de 150 días y al exigir el pago he recibido una respuesta más bien…sorprendente.
  • Si un proyecto no forma parte de las prioridades corporativas en este momento, porque lo que es importante es dinamizar las ventas y generar cash…¿para que abordar un proceso estratégico? tiene mayor calado a medio-largo plazo pero la organización está mirando en otro sentido, está enfocada en otra batalla y esta le pilla con los efectivos entrenados para otra actividad.
  • También las hay que, para demostrar que se mueven, que están a la última y que son primera división, te piden propuestas, te hacen trabajar en balde, solicitan aclaraciones, pero a la hora de la verdad, cuando llegas al final del funnel, cuando ya no hay más opciones que tomar una decisión…desaparecen, sí mutis por el foro y lo que es peor muestran y demuestran una absoluta falta de respeto hacia tu tiempo y planteamiento. Con este perfil no puedo, lo único que tenemos los profesionales es ayudar y volcarnos en cada proyecto como si fuera propio y si desde el inicio este es el trato, es mejor que te soluciones tus problemas tú solo, con tú tiempo y conocimiento (el mismo que te ha llevado a esa situación), pero por favor no juegues conmigo, no me utilices para entretenerte…la empresa avestruz que se esconde ante los problemas.

Unas últimas reflexiones sobre este proceso y el dichoso funnel:
Evidentemente los profesionales como yo vivimos de la generación de proyectos…pero sobre todo de su aprobación y ejecución. Nadie le paga a un jugador de fútbol por el número de partidos que juegue, valdrá más o menos por el número de goles que aporte al equipo. Vivimos en una montaña rusa en la que la generación de oportunidades, la apertura de posibilidades estimula la sensación de aporte, pero de ahí a que estemos permanentemente abriendo expedientes (con su correspondiente estudio, análisis, recopilación de información) desanima y desespera y ahí creo que muchas empresas están aprovechándose del momento, porque no quiero pensar que no son capaces de devaluar así el trabajo de terceros. Otras, la mayoría, están pasando tantas dificultades que sus desvelos y preocupaciones son más inmediatas, saber qué va a pasar la próxima semana y si este mes va a ser el definitivo o aguanta otro más…para esas empresas: CREO QUE SÍ HAY LUZ AL FINAL DEL FUNNEL.

Hibridación: ¡¡es la realidad, estúpido!!

1x1.trans - Hibridación: ¡¡es la realidad, estúpido!! - trabajo equipo, redes sociales, marketing, experiencia, emprender, crisis, concepto, colaboración, clientes, branding, aprendizaje«Cuando un hombre camina en dirección a su destino, se ve forzado muchas veces a cambiar su rumbo.»

Paulo Coelho – Escritor brasileño

Parece que sólo existe la virtualidad, el mundo 2.0 y sus profetas, aquellos que traen la verdad a este mundo para hablar ex-cátedra sobre el advenimiento de una nueva manera de relacionarnos con el cliente, sólo unos pocos elegidos están legitimados para hablar de las bondades y quién representa los auténticos valores de esta filosofía, quien lleva trabajando varios años en esto y quien tiene la experiencia y la capacidad de pontificar a las masas.

Cada vez creo menos en la separación entre la comunicación on-line y la off-line, el 1.0, el 2.0, el 3.0…y así hasta la 4.0 que vi el otro día en una empresa que llevaba unas semanas en las redes sociales, en unos meses llegaremos al 12.0 (como Malta). Vamos a ver que esa línea, esa frontera, está cada vez más desdibujada, es más etérea (como alguno de los expertos) y no tiene razón de ser, al final es comunicación, es diálogo, no es interrupción para meterme en tu vida y que oigas mi discurso.

Veo, con cierto reparo y rechazo, como se plantean campañas de comunicación digital ó 2.0 sin tener ligazón o estar relacionadas con las otras…las de toda la vida (como quiera que las llamemos), al final el dinero es real, la acción de compra es real y tienen que estar íntimamente vinculadas las acciones para que produzcan el efecto deseado que es llevar al consumidor a la acción, generar un movimiento orientado al intercambio económico, sin esto de nada sirve lo que hayas planteado. Y aquí las marcas tienen una enorme responsabilidad, deben velar por transmitir y aportar algo más que mensajes afortunados cuya caducidad es casi inmediata en estos tiempos.

Constantemente veo como marcas tienen planteamientos serios y rigurosos por construir su imaginario y su discurso, pero que, por una infidelidad a su esencia, abandonan para perseguir a esa tendencia nueva que le ha guiñado el ojo y le ha invitado a salir de fiesta y esto cada vez es más frecuente cuando se deja en manos de insensatos esta importante y clave tarea.

También veo con cierta tristeza la banalización de la comunicación, algo que debe estar en manos de alguien con criterio y que sepa aplicar sus filtros mentales a cualquier chisposa e ingeniosa frase que le cruce por su mente. Entiendo que haya gestores de comunicación que se deban a sus clientes y traten de darles cancha por las redes, ¿pero de verdad es lo que se les ha pedido? Yo no hago un anuncio, o una campaña para que me singularices a mi (interlocutor de la empresa) y me dores la píldora, la hago para conseguir mi objetivo, generalmente incremental, bien en ventas, imagen, notoriedad, impacto…no te centres en mí.

No se escapa de esta entrada en mi «muro de las lamentaciones» ese afán por mirarse el ombligo y creer que, realmente es que no nos entienden, por plantear la cojo-campaña de lanzamiento orquestada con su claim, teaser y cuantas chorradas más añadamos para que el cliente vea lo bien que manejamos la jerga, al final recibimos tantas intromisiones y tantas pausas para que nos acostemos con las marcas que los filtros distorsionan la realidad.
Por último:
Al final todo está conectado, no puedes tener una personalidad histórica y ser otra cosa en las redes y al revés…

Dejo un video TED sobre el Dogma de la razón de Julian Baggini

Tangibilizar…bonito palabro

1x1.trans - Tangibilizar...bonito palabro - trabajo equipo, proyecto, economía, documentos, crisis, creatividad, cooperación, concepto, colaboración, clientes, aprendizaje«La fuerza es confianza por naturaleza. No existe un signo más patente de debilidad que desconfiar instintivamente de todo y de todos.»

Arturo Graf – Poeta Italiano

El pasado viernes coincidí en una comida de networking improvisado con 12 personas de perfiles variopintos, negocios diferentes y realidades distintas, en unos casos la percepción de la crisis no es tal porque habían redefinido su orientación al mercado, en otros porque tenían claro su campo de juego (éste fue el que más me impresionó) y otros que habían encontrado en la colaboración la manera de sobrellevar la situación.

En un momento de la conversación el tema que más opiniones sugirió e hizo más fluida la conversación fue la situación de pagos y cobros, inciso: creo que ahora es como el tiempo en los ascensores tema recurrente y refugio cuando no se tiene otro mejor, y todos teníamos experiencias en este sentido.

El primer punto de fricción fue el hecho de que algunos vendemos servicios y otros productos (acompañados en su mayoría de un servicio) ¿cómo hacer entender a un cliente que realmente cuando está contigo se lleva algo?¿cómo ser capaces de demostrar que después de una conversación, de una consulta contigo tiene algo que antes no tenía? se lleva conocimiento que quizá antes no estuviese ordenado y a su alcance…una breve consulta sobre un problema a un abogado genera extrañeza ante quien consulta cuando le entrega una nota con una factura por la «breve consulta». ¿Tanto le cuesta creer a alguien que el conocimiento se debe pagar? una idea tiene precio, quizá no por la originalidad o la innovación, por el hecho de que supone una solución a tu situación. La constante formación, la permanente actualización de información que exige estar en el mercado no se percibe…¿curioso verdad?

Pues este tema pivotó durante toda la comida, algunos hablaban de entregar siempre una factura (con valor cero si quieres tener un detalle o descuento del 100%), otros de provisionar, otros de abordar el tema con claridad desde el primer momento…¿pero cómo educar a alguien que no valora lo que tu haces?, el problema es más serio de lo que realmente parece porque en el corto plazo ese vínculo comercial se fracturará (siento el juego de palabras).

Tengo experiencias recientes que demuestran que pese a que aportes algo tangible (documentación, informes…) e incluso resultados (ventas, rentabilidad, incrementos…) depende mucho del interlocutor que tenga en cuenta eso, incluso creo que tiene más que ver con cierta cultura empresarial o educación o respeto por el trabajo de otros. Hay otro vector que mitiga los efectos de tan perniciosa tendencia a infravalorar el trabajo de otros y es la confianza que curiosamente es intangible, será que cosas del mismo signo se neutralizan y aquí tenemos poco que armar, la confianza es un arma poderosa basada en el cumplimiento de expectativas y en el trabajo duro.

Esa es mi receta para salvaguardar la relación cliente-proveedor, generar confianza para evitar otro tipo de técnicas o tácticas de carácter económico que quizá aseguran el cobro pero generan fricciones inmediatas, por eso lo pido desde el primer momento sin eso mejor no andar camino juntos (bonita expresión que salió el otro día en una reunión con alguien que quiere hacer cosas interesantes)