¿Oportunidad de mercado o cultura del pelotazo?

“¿De qué le sirve a un hombre la oportunidad, si no sabe aprovechar”

George Eliot – Seudónimo escritora británica Mary Anne Evans

Hace unas semanas acudí a Bilbao al Congreso Nacional de Marketing y Ventas, no voy a entrar en detalles sobre el evento, pero sí sobre mi opinión acerca de algunos conceptos, en una de las conferencias concretamente en la de  Miguel Ocaña Vicepresidente de Corporación Mondragón aseguró que:

“…no creía en las empresas que basaban su proyecto en oportunidades de mercado o pelotazos”

toda su presentación me pareció cargada de sentido común, conocimiento y experiencia sin embargo en este punto manifesté en un tweet mi desacuerdo o, al menos, mis ciertas dudas con respecto a lo que planteaba, entiendo que en 140 caracteres es complicado el tratar de dar una explicación razonable pero como recibí algunas consultas, algún mensaje sobre este tweet, me gustaría desarrollar el razonamiento que conduce a mi opinión, como todas las opiniones discutibles, pero formada bajo un conjunto de informaciones y experiencias.

En primer lugar, poner en la misma balanza oportunidad de mercado y pelotazo me parece un error de concepto. Tendemos a pensar que los pelotazos son ineficiencias de mercado de carácter temporal y que bordean lo ética o legalmente exigible a cualquier tipo de iniciativa económica, mientras que una oportunidad de mercado es una ineficiencia sin ese componente que estigmatiza la generación de ese proyecto, ejemplos recientes demuestran que existen océanos azules que no se han atendido o descubierto y que presentan pocas barreras de entrada para que una industria o mercado se desarrolle, ¿es eso un pelotazo? Desde mi humilde opinión y bajo mi criterio creo que no, sin embargo podríamos asegurar que los que llegan en segunda instancia si que son promotores de esa cultura del aprovechamiento propio del “pelotazo”.

En segundo lugar, no debemos obsesionarnos con la perdurabilidad de las empresas, la caducidad de los proyectos no es malo “per se” más bien al contrario, empecinarse en que una empresa deba – invariablemente –  conservar su “status quo” y no variar su rumbo al margen de lo que dicten las circunstancias del entorno me parece de una miopía empresarial supina, es bueno adaptarse, es bueno consolidar una posición y si es necesario variar el timón para sostener a una compañía, ahora bien el no practicar la eutanasia empresarial puede condenar a una empresa al más absoluto de los fracasos y sumirse en el abismo de los desastres empresariales, frecuentemente veo como la cabezonería de los dirigentes o líderes de las empresas condiciona de tal manera el devenir del proyecto que creen que pueden luchar invariablemente contra el mercado y controlar con su sola fuerza vital la tendencia de una industria. Por eso creo que el aprovechar las brechas de mercado es bueno, con el matiz de que sea consustancial y próximo o anexo a tu negocio, desarrollar cuestiones que estén alejadas de tu misión puede ser tan pernicioso como el no atender mercados emergentes.

Por último siempre me acuerdo de una tienda de hace más de dos décadas que abría por el mes de noviembre y cerraba a finales de enero que se dedicaba a vender juguetes para la campaña de navidad, esto que ahora está tan de moda como los restaurantes clandestinos o los comercios efímeros hace más de 20 años lo viví en Logroño, esta tienda hacía acopio de los juguetes que esa navidad tenían más probabilidades de venderse y con una superficie de venta notablemente más elevada y comercialmente mejor formulada conseguía hacer su particular agosto en el mes de diciembre…¿es esto un pelotazo? Desde mi punto de vista no, se daba una necesidad y concurrían unas circunstancias que eran el caldo de cultivo para esta propuesta.

El tweet de la discordia:

1x1.trans - ¿Oportunidad de mercado o cultura del pelotazo? - selección, proyecto, marketing, emprender, economía, crisis, creatividad, cooperación, colaboración, branding, blue ocean, aprendizaje

Me gustaría cerrar esta entrada con la sobreabundancia de oferta 2.0 expertos, gurús, simples ejecutores, advenedizos…¿forman parte de esa cultura tan española de aprovecharse de las circunstancias? o por el contrario ¿son personas/empresas/entidades que tienen una sólida propuesta construida desde la formación, experimentación y del ensayo error que les hace ser profesionales en el desempeño de estas funciones?…me temo que aquí el Sr. Ocaña estaba en lo cierto.

Selección natural…o artificial

“Si quieres ser sabio, aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y a callar cuando no tengas nada que decir.”

Johann Kaspar Lavater – Filósofo suizo.

Tenemos facilidad para olvidar los porqués…las explicaciones que justifican la manera en la que hacemos determinadas cosas, las razones y los argumentos que sostienen las acciones que emprendemos y las decisiones que tomamos. Una promesa de un potencial cliente, una operación que ha ido bien y sobre esa base construimos todo un plan de negocio. La mayoría de las veces no reflexionamos lo suficiente, no nos tomamos un tiempo para una pausa y para el análisis sereno de las diferentes opciones que se abren ante nosotros.

La inmediatez de la respuesta, el frenesí de la necesidad por conseguir resultados evitan que seamos analíticos y descuidemos muchos factores que no consideremos a la hora de tomar una decisión.

Ahora bien, enseguida se distinguen las organizaciones que se toman ese momento de atemperar ánimos de aquellas que sólo pretenden ganar tiempo y que la solución a ese planteamiento les venga dada. Unos son protagonistas de su destino y definen su realidad, mientras que otros viven al albur de los designios del entorno.

Últimamente estoy recorriendo más empresas de las habituales y veo como las que son las que definen sus movimientos han sufrido en menor medida el peso de la situación económica general, no han sido llevadas por las mareas generadas por otros, sino que han conseguido trazar su propio rumbo. Recientemente he vivido varios casos:

  • En uno la empresa apostó hace varios años por el mercado internacional y a fuerza de sostener esa apuesta con las utilidades generadas en el mercado local (España) se ha hecho un hueco y en estos momentos su ha invertido la proporción de sus ventas asegurando, no sólo la continuidad del proyecto, sino la estabilidad del mercado natural que paulatinamente ha visto mermar sus ingresos.
  • En otro la apuesta de la empresa fue por el comercio electrónico y un producto industrial consigue actualmente el 80% de sus leads a través de las redes, con un esfuerzo ímprobo en posicionamiento, SEO, SEM, pero con una total ruptura de paradigma de un producto industrial, destinado a un comprador profesional y muy técnico transformando la dinámica habitual del sector y gozando de una vía de captación de nuevos clientes importante.

En los dos casos, su forma de trabajo es similar, han incorporado nuestra ayuda para mejorar (algo que ya está bien diseñado) y conseguir optimizar parcelas que, por el importante y no planificado crecimiento que han vivido quizá forme parte de su manera de hacer empresa, pero la decisión ha sido rápida poco centrada en los flecos y más en la importancia de la colaboración, recuerdo en ambos casos como han reconocido sus carencias y en qué debía hacer foco la colaboración.

También he visto empresas que, parapetadas tras una falsa seguridad de mercados consolidados, han iniciado una serie de circunloquios alrededor de sus necesidades, procesos, personas, pero sin concretar y centrar el siguiente paso, empresas con las que llevamos más de 3 meses aportándole documentación, definiendo posibles vías de colaboración. Si no sabes dónde te duele, de poco te puedo ayudar.

Las empresas exitosas con las que entro en contacto se caracterizan por apostar decididamente por algo que tiene reflejo inmediato en su cuenta de resultados (inicialmente en los gastos o ingresos) pero más allá de eso, el principal rasgo que las identifica es la determinación sobre las decisiones, sin quiebros, sin tartamudeos y ahora mismo se agradece esa voluntad y definición, ya que evita que, sin empezar a generar resultados, lleves meses alrededor de un tema que no arranca y que hace que despliegues y pierdas energías en el previo, no en el “mientras tanto”, afortunadamente cada vez la selección previa de aquellos proyectos en los que participamos garantiza el destinar recursos y energías bien canalizadas, nos llevó algún tiempo tomar la decisión pero ahora hay “oportunidades” a las que se dice que no.

Mínimo común múltiplo

“Sólo los tontos han creado progresos en el mundo, porque los listos se han adaptado a lo que había sin necesidad de inventar”.

George Bernard Shaw – Escritor irlandés

Hay empresas que sufren los estragos de la crisis, las que sobreviven…eso…sobreviven, sin embargo, hay otras -no es ciencia ficción- que gozan de una salud económica y empresarial envidiable, ¿qué tienen en común esas empresas?, pese a que generalizar es malo hay algunos comportamientos comunes en todas ellas:

Inversiones controladas.

Equipo directivo muy cohesionado.

Profundo conocimiento del mercado.

Adaptación recurrente.

  • Inversiones controladas: La fiebre de nuevos pabellones, última maquinaria, etc. ha servido únicamente para incrementar productividad. He estado en instalaciones de hace 30 años que con una reconfiguración de su lay-out, aplicación de criterios de eficiencia han conseguido incrementar su productividad, nada de obras faraónicas, sencilla reconfiguración de recursos ya amortizados. ¿De qué sirve invertir en inmovilizado (hardware) si no se crea valor para el accionista? la creación de valor viene por el crecimiento consolidado rara vez por el explosivo no planificado.
  • Equipo directivo muy cohesionado: No muy numeroso en general, y sobre todo en función de su aportación al proyecto, tanto aportas, tanto vales, pero si además estamos conjurados con el mismo objetivo no nos despistamos en luchas intestinas de poder, de autoridad, conocen su valor en la ecuación y se centran en su mantenimiento.
  • Profundo conocimiento del mercado: Clave, conocer a la competencia, las principales magnitudes que afectan al mercado, precios de materias primas clave, costes…en definitiva, controlan su sector/segmento, he asistido en reuniones en las que el gerente de una empresa tenía en su cabeza nombres, datos, márgenes de la competencia…como si fuera el abc de la suya, noticias, tendencias del sector, últimas novedades. Si sabes leer la situación se dificulta el que te sobrepasen los acontecimientos. En el otro lado, empresas que han vivido al margen del mercado y han crecido ha sido fruto de su especificidad, de su propuesta tan única que hacía difícil compararlas o tener un mercado en el que enclavarlas.
  • Adaptación recurrente: Hace unos pocos días estuve en una empresa en la que me dijeron que hacía 4 años apenas hacían ninguno de los productos que hoy supone el 60% de sus ingresos, simplemente supieron leer una situación, la evolución y se adaptaron, las estructuras pequeñas, ágiles que se saben adaptar en función de la evolución de la demanda o de la tendencia tienen impregnado en su ADN empresarial el amoldarse. Luchar contra el mercado o tratar de crear tendencia es una tarea de improbables resultados y de inversión en tiempo y recursos muy absorbente, el trabajo de cada uno debe estar enfocado a conseguir adaptarse a lo que el sector marca.

Quizá pueda parecer un análisis muy superficial, pero no son pocas las empresas que he visto últimamente que responden a este patrón, han sabido “encojer” su estructura de personas, son flexibles…o líquidas como se dice ahora, para adaptarse a su nueva dimensión, pero el principal sustrato es que lo anterior se cumple con mayor o menor incidencia. Aquí queda algo de sus conocimientos.

¿Segmentación o manipulación?

1x1.trans - ¿Segmentación o manipulación? - selección, redes, proyecto, marketing, experiencia, creatividad, branding, blue ocean, aprendizaje
Affinity © Sandro Sardoz

“El conocimiento deja de ser el espejo mental del Universo para convertirse en un simple instrumento para manipular la materia.”

Bertrand Arthur William Russell – Matemático británico

El martes participé en una conversación sobre las redes; cómo unas ponderan más que otras con el algoritmo de Google, o mejor dicho San Google, cómo mejorar el SEO y ese tipo de triquiñuelas con las que parece que abres una caja de conocimiento cuando realmente estás arañando la superficie y en un momento dado hablamos sobre el universo Google y como te envuelve, cómo te arrastra, te rodea y hace que toda tu interacción esté regida por sus normas.

* Aviso a navegantes, no pretendo ser analista sesudo, gurú de las redes y mucho menos pontificar desde el púlpito, simplemente quiero dar mi punto de vista sobre dos hechos aislados que, coincidiendo en la misma ventana temporal, hacen que me plantee algunas cuestiones a nivel usuario, ahora que parece que está de moda transcribir opiniones sobre el descalabro en la bolsa de Facebook, sobre la situación económica nacional…mi ámbito es otro bien diferente.

El segundo acontecimiento que llamó mi atención ayer  fue este tweet aislado de Iván Rodríguez (divertido tipo), bastante más conocido por @twittboy:

1x1.trans - ¿Segmentación o manipulación? - selección, redes, proyecto, marketing, experiencia, creatividad, branding, blue ocean, aprendizaje

Este tweet, aparentemente facilitador de la tarea, que adaptará los contenidos que muestra como relevantes en función del usuario, cito textualmente: “Con los nuevos Trending Topics ese círculo se cierra todavía más y se centra completamente en el usuario y en el modo en el qué usa Twitter” es un dardo envenenado.

Me explico mezclando los dos sucesos, en principio parece que Google prima más los resultados en los que tus contactos de GooglePlus (sencillo ejemplo) han manifestado su interés que el resto, además tiene información sobre lo que te gusta o deja de gustar, en este mismo saco puedo meter a Facebook ya que veo sus sugerencias y entiendo que tienen mucho de proceso y analítica de mi información, ahora se sube al carro Twitter, de tal forma que:

Todas las redes me dan la información que saben que me gusta consumir, con lo que mi visión del mundo se convierte en endogámica y limitada.

Esta conclusión (seguro que no he descubierto la pólvora) no tendría mayor trascendencia, incluso para algunos resultará positiva, porque facilita la digestión y los contenidos son masticados por otros, si no implicara que esa facilidad para alimentarme de lo que me gusta es ladina, no es clara, no es transparente, realmente hay muchas personas que no saben que el universo que ves a través de las redes/internet… no es todo el universo disponible.

Si hago una búsqueda de alrededor de un tema y el resultado viene “capado” por mis intereses estoy retro-alimentando esos gustos y preferencias, pero no estoy conociendo nuevos sabores, es como si siempre comiera en mi restaurante favorito y me prepararan la comida que me gusta, si no me dan la posibilidad de descubrir aromas nuevos, combinaciones distintas..¿estoy creciendo como gourmet?.

Además, si es algo elegido por mi, para esta parte lo voy a ilustrar con otro ejemplo: todos somos conscientes de que comprar determinada prensa implica que mi orientación política está marcada o por lo menos es afín, quiero consumir aquello que me alimenta, pero es un acto voluntario en el que yo decido, cuestión diferente es que fuera al kiosko a informarme y el kioskero me diera de aquí esta información que se que te va a gustar, de esta otra publicación este breve...un gran hermano que nos adocena y aborrega a partes iguales.

Alguno me dirá, que llego tarde, que ese es el leitmotiv de este mundo virtual el conseguir generar una experiencia placentera, pero esta irrealidad es tan ficticia como los escenarios de los western que detrás de la calle principal el resto era puro atrezo.

Quiero información, quiero elegir por mi cuenta, para que me equivoque y descubra nuevos sabores, no quiero seguir a la masa, necesito llegar a conclusiones por mí mismo.

Smoke sellers…vuelven!!

1x1.trans - Smoke sellers...vuelven!! - selección, redes sociales, experiencia, emprender, crisis, creatividad, clientes, aprendizaje“La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia.”

Aristóteles – Filósofo griego

Debe ser cosa de que La Rioja es periférica, de provincias, o que no nos enteramos, o que como somos pequeñitos no llamamos la atención lo suficiente, o que somos gilis de remate pero la verdad es que la cantidad de personas que vienen a esta “tierra de oportunidades” a vender humo está creciendo a ritmo inusitado…supongo que somos una comunidad refugio o que los estragos de la crisis no han llegado con la misma intensidad pero en las últimas semanas esto se está convirtiendo en un auténtico vergel de “aprovechateguis“.

No quiero defender sin motivos el hecho de aprovechar el valor de lo autóctono simplemente por haber nacido/cotizar en una región, independientemente del RH, ancestros, raíces, aportes impositivos y toda esa mandanga que lo único que hace es marcar límites y fronteras en lugar de abrirnos, pero sí soy partidario de abrir el periscopio y localizar el talento independientemente de donde venga y parece que aquí tenemos algún radar especial para localizar vendemotos de no se sabe qué lugar recóndito para que nos vendan humo y aire sin más argumento que el conocimiento que traen de allende de los límites de Piqueras, La Herrera, Viniegras...y eso me revienta horrores.

Me cansa ver cómo se recurre a sitios comunes, como no se aporta ningún tipo de novedad al planteamiento, cómo se utilizan argumentos o razonamientos de otros para dar solidez a los propios sin ser humilde y reconocer referencias o las fuentes en las que se ha bebido. Ya no hablo de los “guruses” que vienen con una cojo-teoría grandilocuente que nos descubre la verdad del mundo y de la vida, sino de gente que viene a enseñar cómo hacer cosas con el mismo look&feel que han parido otros.

Supongo que la ley Sinde tendrá algo que decir para perseguir a estos reproductores de contenido, pero me resulta hasta ofensivo para la audiencia que fotocopien el contenido de otros, reconociendo que no son capaces de crear.

Lo anterior viene a que llevo varias semanas sufriendo los reproductores 3D de contenido, he de confesar que por mi interés consumo una cantidad importante de información a lo largo del día relacionada con cómo hacer presentaciones, acciones de marketing, novedades de redes sociales,…pero de ahí a que lo tenga que ver reproducido sin contenido añadido me ofende como audiencia y espectador.

También me alucina el hecho de que en este tipo de encuentros veo que se vuelve a una figura que creía desaparecida, la “cla” ese público fiel y aficionado al tema que aplaude de manera monocorde lo que allí se escenifica, ahora la manera de aplaudir se llama “retuitear” y compartir con los suyos, haciendo más grande la pelota y generando que el globo tome unas proporciones desmedidas, entiendo que se tiene criterio y que se comparte aquello que tiene valor, de lo contrario estás defraudando a los que te siguen y estás aportando contenido adulterado, hormonado para que parezca nutritivo.

Creo que hay grandes profesionales no muy lejanos que están siendo más valorados en el exterior que aquí, igual en otras regiones actúan como aquí dando más valor a los de fuera y así estamos todos metidos en una interminable espiral de generación de smoke-sellers pero no me gusta que me hagan perder el tiempo.

Por cierto el otro día me preguntaron en 2 de estos eventos el motivo por el que no hubiera dicho/compartido nada…aquí la respuesta, si no voy a decir nada positivo mejor el silencio.

Dejo un video del humorista Don McMillan que refrenda parte de lo que digo.

Entrada 200…de momento

1x1.trans - Entrada 200...de momento - trabajo equipo, selección, redes sociales, formación, experiencia, emprender, creatividad, cooperación, concepto, colaboración, clientes, branding, aprendizaje

“La vida es un aprendizaje de renunciamiento progresivo, de continua limitación de nuestras pretensiones, de nuestras esperanzas, de nuestra fuerza, de nuestra libertad.”

Henry F. Amiel – Filósofo suizo

Desde que empecé el blog en octubre de 2009 han pasado tantas cosas en tan corto espacio de tiempo que uno no sabe a qué carta quedarse, aunque si he descubierto que lo importante es no quedarse, cambiar, evolucionar, dar el siguiente paso…no hay marcha atrás.

Ahora que llego a la entrada 200 son tantas las cosas que me ha aportado el blog y que quizá no he reflexionado lo suficiente que me apetece hacer un resumen:

  • Me abrió las puertas a una nueva realidad, de la que todo el mundo hablaba sin tener mucha idea, de la que cada vez habla más gente sin tener mucha más idea…interesante, he cometido errores, he experimentado en mis carnes el sabor y la satisfacción que te produce el que una entrada se comparta y se difunda, un menamé con varios cientos de entradas y sin embargo NO soy experto en este medio, simplemente un usuario más que delante de un papel digital en blanco redacta aquello que le sucede sin más pretensión que servir de terapia personal y ayudar a otros que puedan vivir la misma situación. De hecho, desde hace unos meses la cantidad (posiblemente calidad también) de las entradas ha bajado fruto de la carga de trabajo y del ánimo generalizado y se ha manifestado también en las visitas y sin embargo eso no me obsesiona. El tener muchas visitas es un síntoma de que interesa pero prefiero hacer foco en aquellos en los que son más sensibles a lo que aquí se cuenta y de ellos me llegan consultas por diferentes medios. Eso es lo que me ha dado: VISIBILIDAD y REPUTACIÓN.
  • Extender mi círculo: Cada uno tiene acceso en su mundo a un número limitado de personas, bien por el ámbito social, bien por el profesional, relaciones familiares…al final el salir al campo y gritar puede generar que alguien te escuche, te oiga y le resulte interesante lo que cuentes, bueno pues eso ha sucedido, de los contactos más inmediatos y próximos a los más lejanos y distantes (en unidades métricas) sin embargo cálidos y accesibles y sobre todo dispuestos. Esto también me ha dado: RED.
  • Cambio filosófico: quizá suene etéreo y algo difuso pero lo cierto es que mi constructo mental venía lleno de paradigmas, estructuras, procesos, protocolos…en definitiva elementos rígidos que no fomentan la versatilidad, el dinamismo, la adaptación (todavía me queda un largo trecho) pero para correr hay que andar previamente después de gatear. En muchas ocasiones el blog me ha permitido reaccionar al tratar de desgranar una situación e incluso ha servido como acelerador de la decisión, tan solo por plasmar y documentar la situación de la manera más superficial. Esto también me ha dado: VERSATILIDAD.
  • Por último y quizá lo más importante (si lo anterior no fuera clave): colaboración, me he nutrido de referencias, he bebido de varias fuentes, he referenciado y utilizado material previo de otros, todo con la confianza de que en el simple hecho de seleccionar ya aportaba, ya supone orientar tus gustos y preferencias. Además de poner a disposición de otros este espacio y sus reflexiones este gesto amable se ha transformado en un caldo de cultivo de colaboraciones y ayudas, desinteresadas en algún caso, con el intercambio trabajo por otro. Esto también me ha dado: COMPARTIR.

Este post 200 es un agradecimiento a lo que me ha aportado este blog, que hace unos meses estuve a punto de jubilar, pero que sin el ejercicio de reflexión y análisis de lo que he conseguido con él, hubiera perpetrado un asesinato totalmente injusto. Ahhh y lo mejor que me ha aportado: TU, PACIENTE Y FIEL LECTOR

Competencia e incompetencia… (I)

1x1.trans - Competencia e incompetencia… (I) - selección, redes sociales, proyecto, libertad, formación, economía, desempleo, crisis, creatividad, cooperación, colaboración, clientes, aprendizaje“Por su obra se conoce al artesano.”

Jean de la Fontaine – Poeta francés

Llevo durante las últimas semanas enfrascado en el lanzamiento y puesta en marcha de una pieza clave en el proyecto de un cliente, la reapertura de un Hotel, el afrontar en estos momentos una aventura empresarial en la que se generan 15 puestos de trabajo cualificado, se dinamiza una población y se invierte en la generación de riqueza me parece algo meritorio y desde luego es algo que se debe potenciar y apoyar desde todas las instancias. Esta situación me impide dedicarle más tiempo a este pequeño espacio de la red, pero sí que me gustaría aprovechar este “mi rincón” para contar una historia:

Hace muchos, muchos años existía un reino en el que el principal medio de transporte era la caballería, todos los habitantes se desplazaban en sus monturas a lo largo y ancho del territorio. Desde tiempo ancestral las herraduras de los caballos las forjaban los maestros artesanos, con el fin de que todos los caballos tuvieran herraduras el rey promulgó un decreto que permitía a 4 familias que elaboraran las tan necesarias protecciones para los cascos de los caballos, generación tras generación estas familias produjeron las herraduras sin innovar el producto o atender cuidadosamente a sus clientes estableciendo unos precios que hicieron que estas familias vivieran en la opulencia durante lustros. Llegó un rey que quiso cambiar esta situación y permitir que más familias produjeran herraduras, pero como las 4 originarias tenían controlado el acceso a la materia prima (el hierro) ninguna de las otras familias pudo acceder al preciado metal. Este gobernante quiso también que los hombres de las 4 familias originales se dedicaran a elaborar las herraduras y sus mujeres a venderlas para promover la competencia y que se fomentara el libre mercado…los hombres se centraron en fabricar las herraduras que se vendían y aquellas en las que perdían mucho tiempo o empleaban mucho material dejaron de fabricarlas, también las mujeres acordaron un día en la plaza del pueblo el precio al que venderían las herraduras y además como unos estaban centrados en fabricar y otras en vender hablaban poco y los momentos que estaban juntos pues…no hablaban de trabajo.

En este reino apareció un día un villano (habitante de una villa) que quería prosperar y generar negocio con rutas establecidas con caballos para lo que necesitaba herraduras, muchas herraduras, compró los caballos, contrató los jinetes, invirtió en unas bonitas alforjas, hasta que tuvo que comprar herraduras, aquí el sueño se esfumó. Contactó con el herrero más próximo, el herrero del Norte, después de muchas visitas consiguió que le atendiera el maestro herrero, éste le indicó que los caballos que había comprado no eran los apropiados, ¿para el negocio? le preguntó…no, para mis herraduras. Después de muchos viajes y muchas condiciones consiguió que los caballos fueran tal y como el herrero los había pedido. Cuando por fin quería comenzar con su negocio, el herrero le orientó a que hablara con su mujer: “ella es la que maneja los dineros” le dijo lacónicamente, entre tanto el villano seguía pagando a los jinetes y a algunos caballos que había alquilado para comenzar con su negocio.

La mujer estaba muy atareada e intranquilizó al villano al pedirle más cambios, incluso documentación para comprobar que el uso que le iba a dar a las herraduras era el correcto, el villano, cansado de tanta exigencia y no viendo el final del tormento, le pidió explicaciones sobre los siguientes pasos para hacer una previsión de tiempo y de necesidades, la mujer se sintió violenta ya que nadie jamás le había pedido explicaciones y argumentos y le respondió: “yo a usted no tengo que darle ninguna explicación”. El villano insistió con otra de las mujeres de los herreros del Norte pero “ese no era su asunto”, trató incluso de cambiar de herrero, pero sólo podía venderle herraduras el herrero del Norte.…en resumen el villano tuvo que claudicar y esperar a que la mujer del herrero le vendiera las herraduras cuando quisiera.

Bueno amigo mío si has llegado hasta aquí cambia: herrero por compañía eléctrica, villano por empresario (es fácil no 😉 ) y tendrás el suplicio que me ha tocado vivir.

Esta es la primera parte del cuento, hay una segunda, ya que me he tomado esta desagradable situación como un ensayo para experimentar la “potencia” de las redes sociales, ahora toca esperar movimientos desde Atención al Cliente sobre el caso del herrero, os tengo informados, mientras tanto os pido que le deis difusión a la entrada, no por tener visitas, sino por ver hasta dónde llega esta bonita historia. Gracias 😉

Trabajo…algunos no quieren

1x1.trans - Trabajo...algunos no quieren - trabajo equipo, SRE, selección, proyecto, jefes, experiencia, emprender, elena salgado, economía, desempleo, crisis, colaboración, clientes, ayudas, aprendizaje

“Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo.”

Thomas Carlyle – Historiador británico

Por esas casualidades del destino me he encontrado en las últimas semanas participando en varios procesos de selección, sin ánimo de polemizar y de parecer que estoy en posesión de la verdad absoluta, creo que estamos desnortados, en algún caso se ha perdido la referencia y vinculación con la realidad.

Voy a contar aquí un resumen de alguna de las “perlas” que me he encontrado durante los últimos días, en principio y para situar el contexto de la situación había disparidad de puestos, desde muy básicos y operativos hasta algo técnicos, en todo caso las características básicas eran comunes: conocimiento de otro idioma además del español, orientación al cliente y mentalidad comercial.

Despropósitos:

  • Si en la descripción del puesto de trabajo aparece: se hará la entrevista en inglés, no te sorprendas si a las primeras de cambio cambia el idioma de la selección. En un caso una candidata me dijo que no había leido el anuncio que había enviado el CV indiscriminadamente y que de hecho no sabía a qué venía a la selección.
  • Una cosa es amoldar horarios y hacer compatible la entrevista con otras cuestiones y otra bien diferente es: “…a esa hora no me viene bien”, “…estaré en el gimnasio”, en fin si no tienes trabajo y estás en los últimos coletazos de la prestación entiendo que esto pasa a prioridad uno, pero no seré yo el que te organice la vida.
  • Queda mal el venir a una entrevista acompañado de tu madre, pese a que insista en que eres muy buena gente, trabajador/a y que no voy a tener problemas…
  • El puesto de trabajo es muy básico lo sé, pero es lo máximo que puedo ofrecer a un perfil como el tuyo con la experiencia y formación que tienes, no eso no es para otros.
  • El apelar al lado emocional tampoco conduce a mucho, siento de verdad que la situación y la coyuntura económica no sea la más favorable, pero la decisión de tener dos coches de gama media-alta y una hipoteca no es una cuestión mía…no me llores, ni prepares un número. Juro que he entrevistado a una persona desempleada que vino a hacer la entrevista con un Mercedes que había comprado con la indemnización del despido.
  • El inicio del trabajo es el día 15, ya se que te quedan dos meses de prestación pero el inicio es el día 15 siento mucho que quieras estar una temporada “de vacaciones” (como me has dicho literalmente).

Aspectos positivos:

  • La oferta genera competitividad y he entrevistado a gente muy, muy válida, personas con energía, ganas y optimismo que me han demostrado verdadero interés por los diferentes puestos de trabajo y que su predisposición y voluntad por la posición ofrecida no me ha dejado la menor duda. Quiero creer que esto hará que la gente se preocupe por mejorar y ofrecer más que el de al lado.
  • Señores los idiomas no son una opción, ni un plus, en estos momentos son un factor de discriminación básico, personas con 2 idiomas perfectamente hablados y escritos de otras nacionalidades nos pueden dar lecciones.

Mi resumen es que pese al futuro tan descorazonador que nos rodea hay gente que se resiste a adaptarse a la situación y a optar a determinados puestos, creo que he sido muy razonable, transparente y educado pese a que en algunas entrevistas la conversación invitaba a una salida por la tangente. En cualquier caso, estoy muy satisfecho, creo que de los 12 puestos disponibles los hemos cubierto todos con incorporaciones muy válidas (3 de ellos ya trabajando el resto rescatados de las filas del paro) con lo que algo hemos contribuido a mejorar las cifras de este gobierno.

Dejo un video TED sobre el aprendizaje y la adaptación y como funciona el cerebro.
Video

Descuidos en la milla final…

1x1.trans - Descuidos en la milla final... - trabajo equipo, selección, experiencia, economía, creatividad, concepto, colaboración, clientes, branding, ayudas, aprendizaje“Repetir es persuadir con más detalle.”

Duque de Levis – Embajador francés

Para el que me sigue habitualmente el término milla final no le será desconocido, esta es una entrada reivindicativa motivada por un infame vecino que no acaba de tener claro que es una proyección de la empresa para la que trabaja aunque no sea en su horario laboral (lo explicaré detalladamente). En un proyecto en el que estoy participando, uno de los pilares clave es la selección de personal, no tanto por si cumple los requisitos y características que se le exige al puesto, sino si “comulgan” con a filosofía que se quiere impregnar al negocio. No es mi negocio el seleccionar personal, pero sí el supervisar que se adecuan a la filosofía de la empresa, que ayudan a proyectar con coherencia la esencia del negocio.

Desconozco si a mi vecino le han entregado un manual de buenas prácticas con su coche de empresa, coche totalmente rotulado de una marca bastante conocida, habitualmente este simpático vecino ocupa varias plazas de aparcamiento con sus maniobras para que dónde caben 2 sólo exista 1 sitio, además le he visto también haciendo determinadas cabriolas y piruetas con ese vehículo, a mi me parece perfecto que se divierta, pero está representando a una marca, a una empresa y en todo momento la imagen que está transmitiendo de ella es nefasta.

Sucede igual con esos camioneros que te fuerzan en adelantamientos imposibles que además te hacen gestos grotescos acompañados de miradas asesinas cuando los adelantas…resulta que el camión pertenece a una compañía que no sabe que esa persona está comunicando negativamente los valores de la marca. En alguna ocasión me he quedado con ganas de llamar a una de estas empresas y decirles en tal carretera a esta hora y esta matrícula me ha sucedido esto con su camión…posiblemente sin mucho efecto.

Ahora estoy ayudando a un cliente a que cada elemento de un negocio turístico transmita unívocamente la esencia de su orientación, el foco en el que va a hacer especial hincapié con su propuesta de valor. Eso hace que las personas que estén al frente de ese negocio y que al fin y a la postre son las que en primera instancia van a “impactar” con el cliente estén alineadas con la estrategia de la compañía, además este cliente va a poner especial empeño en que si decimos que estamos interesados en ser una referencia en el tratamiento que se le da a los caldos de nuestra región, todo el equipo de colaboradores tenga unas nociones elevadas (no básicas) sobre ese apartado. Incluso ha dedicado una partida a formación en este aspecto.

Tanto es así que tengo un documento creado y enviado por él en el que dice (cito textualmente) entre otras cosas:

  • Una de las diferencias de nuestro negocio es el detalle, detalle entendido como algo diferente, no esperado y hecho especialmente para ese cliente. Constantemente buscaremos la excelencia de este modo.
  • El problema está siempre en la organización, nunca está en el cliente, nunca en los proveedores, está en cómo hemos gestionado nuestras relaciones con ambos.
  • La subjetividad y el piloto automático son nuestros caballos de Troya, tendremos que luchar para que el optimismo y dinamismo triunfen.

Quizá os puedan sonar unas paranoias filosóficas con poco trasfondo operativo, pero con estos mimbres es fácil construir, el problema es cuando sólo vemos una cuenta de resultados y no proyectamos hacia el futuro de dónde deben venir nuestros ingresos…así sí.

Os dejo un video sobre cómo ser “hacedores”

Aprender viajando…NYC (3)

1x1.trans - Aprender viajando…NYC (3) - trabajo equipo, selección, retail, marketing, experiencia, economía, creatividad, concepto, colaboración, clientes, branding, aprendizaje“El que compra lo superfluo, pronto tendrá que vender lo necesario.”

Benjamin Franklin – Político estadounidense

Tercera entrada, si has llegado hasta aquí eres un valiente o me odias y quieres saber en qué termina esta serie, confío en estar transmitiendo con corrección la esencia de mi último periplo.

KISS…Keep It Simple & Stupid.

Algunos acusarán a los americanos de simplones, de sencillotes, incluso de infantiles pero lo que creo es que en realidad creo que detrás de ese diagnóstico superficial se esconde algo más profundo, son mucho más directos que nosotros porque eliminan lo superfluo y si lo añaden es porque consideran que la esencia es débil, me explicaré:

  • Packaging: de todos los formatos, colores, texturas, el mismo envoltorio es el packaging: en u1x1.trans - Aprender viajando…NYC (3) - trabajo equipo, selección, retail, marketing, experiencia, economía, creatividad, concepto, colaboración, clientes, branding, aprendizajena zapatería ALDO Shoes con varios establecimientos vi el ejemplo más claro de cómo eliminar lo superfluo con estilo, gusto y practicidad, una de las cosas que más me incordian cuando voy a comprar zapatos son las cajas que posteriormente se apilan en casa, además del derroche de plástico, cartón de bolsas y bolsitas, parecerá una tontería pero su “shoe box” creo que no dejará indiferente a nadie, incluso había gente que presumía de su compra…una filosofía muy zen, elimina lo que sobra.
  • Dependientes/as: si lo bello vende vamos a hacerlo evidente…vamos a ve si chicos y chicas guapas en bañador en pleno mes de diciembre con cuerpos esculturales y belleza clásica nos gustan a todos independientemente de nuestros gustos y orientaciones, ¿para qué vamos a complicarlo? si eso vende y funciona ¿tiene sentido complicarnos la vida? luego vendrán asociaciones de recalcitrantes “istas” (feministas y demás familia) que pondrán el grito en el cielo por la aberración de “utilizar” a la mujer/hombre para conseguir vender…que el mercado nos ponga donde corresponde no es establishment. Buen ejemplo de ello es Hollister una tienda nacida bajo el manto de su hermana mayor Abercrombie & Fitch que vende un concepto californiano de la moda en un entorno anti-comercial (música estridente, flujos imposibles de tránsito, luz inexistente…) lo importante es…que entres en ese mundo.
  • Guiños/Humor: Si estás trabajando y es lo que toca…¿para qué amargarte? algunos disfrutamos con nuestro trabajo, otros lo sufren. En lo que me ha tocado (he hecho varias pruebas) todo el mundo estaba par y por tu atención, incluso haciendo gala de un buen humor, introducir “notas de color” que hacían más auténtica, personal y divertida la situación, desde un smile en el ticket de la comida hasta una gracia con el packaging, todo es susceptible de ser transformado con un poco de chispa y alegría. Seguramente muchos de las personas que me han atendido habían estudiado o se han preparado para otras cosas, pero cuando están en su puesto de trabajo tienen que ser los mejores y hacer que la experiencia merezca la pena al cliente.
  • Local e inversión: Evitar hacerse líos…si eres un Outlet no hagas un entorno sofisticado, cuanto más cutre, más sensación de abandono traslada al cliente mayor será la percepción de que está adquiriendo una ganga, no te compliques hazlo sencillo, he estado en sitios indecorosos en los que cualquier mínima inspección no pasaría ninguno de los abundantes y recurrentes requisitos que se deben superar antes de abrir un comercio, local, restaurante…vamos a centrarnos. En el hotel Le Parker Meridien un espectacular hotel de 400$ la noche está la mejor hamburguesa de NYC y sin embargo el local donde la cocinan y venden no pasaría la más mínima inspección, por dimensiones, ausencia de baño, separación de humos…y está dentro del hotel en un rincón deunos 30 metros cuadrados, si lo importante es que hacemos una buena hamburguesa y la gente hace colas y colas…¿para qué complicarnos?

El resumen, hazlo lo más sencillo que puedas el cliente lo agradecerá…y tu inversión también, desnúdate de lo superfluo.