Amos, propietarios, socios, accionistas…

1x1.trans - Amos, propietarios, socios, accionistas... - trabajo equipo, proyecto, jefes, emprender, economía, desempleo, concepto, colaboración, clientes, aprendizaje“Nadie es dueño de la multitud aunque crea tenerla dominada.”

Eugene Ionesco – Escritor rumano

Creía que a estas alturas de la liga sobraría el hacer una tipología sobre la fauna que mora y habita sobre algunas organizaciones pero en vísperas de una huelga general, evito poner comentarios aquí, creo que es oportuno identificar a las perlas que habitualmente sirven como pantalla y parapeto para que algunos hagan la rápida caricatura de quiénes arriesgan su patrimonio.

El título refleja en graduación los diferentes perfiles que hay en las empresas:

  • Amo: Recuerdo no hace mucho que con un compañero de trabajo utilizaba este término para referirnos a determinado perfil de empresario, aquél que usa y abusa, no como padre protector, sino como pastor que cuida de su rebaño, de su autoridad en la organización para demostrar constantemente que para él no se han hecho las normas, que no son de este mundo y que las reglas del resto de los mortales no aplican en su concepción del mundo de los negocios. Trabajar en balde, orientar a la empresa a golpe  y bandazo sin mayor criterio que el capricho del momento y de la situación para hacer ver quién tiene la vara de mando. Encaja en este perfil aquellos que han tenido éxito por circunstancias del mercado (competencia escasa, producto innovador, mercado regulado), no propias pese a que lo crean así, y que les ha hecho pensar que están “tocados” por una musa que les otorga el éxito permanente.
  • Propietario: Una versión edulcorada del anterior, la empresa forma parte de su patrimonio y del mismo modo que posee una propiedad (inmueble…) utiliza a la empresa, no tanto por demostrar quién toma las decisiones como por el hecho de que la fina línea que separa lo que forma parte del ámbito personal y del profesional está tan entremezclado y tan diluido que resulta complejo tocar en un apartado sin afectar a la otra.
  • Socios: Su implicación con el negocio además de participar en el capital, la entiende que forma parte de un conjunto de iguales, de pares, tiene claro que el capital es el que determina el peso de la decisión y visualiza la situación con asepsia y coherencia. He visto a propietarios que, acuciados por una decisión que puede ser comprometida, se escudan en los socios, en que forma parte de una corporación colegiada en la que las resoluciones y acciones se toman por mayoría, cuando ni dispone de la información completa y está claro que su opinión está formada para orientar al resto.
  • Accionistas: baja implicación y bajo impacto, forman parte del capital, participan poco del día a día, de las decisiones…es el grado mínimo de participación, está bien porque aporta el barniz de pertenencia a un proyecto que, con una presencia en algunos casos testimonial, puede hacer que la contraprestación de imagen y de prestigio supere a la de los dividendos o réditos económicos.

He de reconocer que esta simplificación de las diferentes figuras de la fauna empresarial es una burda caricatura, pero cada palabra que he añadido se corresponde con una imagen clara en la que tengo la estampa del protagonista comportándose al amparo de esta filosofía.

Por cierto, algunos comportamientos no son privilegios de personas de edad avanzada como pueda presuponer el uso de alguno de los términos, he visto personas de 35 años que encajarían perfectamente en la división de amos, decidiendo sobre lo que es válido, justo o injusto.

También esta tipología que he utilizado está viciada en origen ya que parte del supuesto de mayor personalidad e individualismo con el de mayor corporación. Todos los ingredientes anteriores son los que hacen que algunas figuras estén en el imaginario popular absolutamente desprestigiadas, cuando en realidad la mayoría no encajaría en ninguno de los perfiles anteriores, la realidad me ha enseñado que en un amplio porcentaje, quien ha conseguido algo de razonable éxito es porque ha sabido dar para recibir y que ha cedido espacio y protagonismo a todos los que estaban involucrados.

Emprendedores de plexiglás

1x1.trans - Emprendedores de plexiglás - trabajo equipo, proyecto, marketing, libertad, jefes, experiencia, emprender, economía, cooperación, concepto, colaboración, aprendizaje
Caged © Peter Kemp

“La fama es peligrosa, su peso es ligero al principio, pero se hace cada vez mas pesado el soportarlo y difícil de descargar.”

Hesíodo – Poeta griego

Supongo que ahora que está de moda el emprendedor, esto es realmente gracioso, hace unos años se demonizaba al empresario como el paradigma de los males de occidente y de la hecatombe sufrida por los mercados, recuerdo asistir incluso a una jornada por la dignidad empresarial glosada en este blog.
Bueno al albur de esta tendencia-moda-novedad han eclosionado perfiles, cuanto menos curiosos:

  • Organismos
  • Asociaciones
  • Instituciones
  • Representantes
  • Incluso lo que yo denomino Emprendedores de plexiglás.

Recuerdo hace unos años cuando un familiar que estaba desarrollando un tratamiento de desintoxicación para drogas que era con diferencia más efectivo que los convencionales, se encontró de bruces con alguien que le dijo: “¿pero sabes cuánta gente vive del negocio de las drogas, además de quienes las trafican?…” se dio cuenta de que tenía poco que hacer porque había un status quo difícil de erosionar.

Parece que ofende menos al oído el término emprendedor que empresario y genera adhesión…bien perfecto. Pues alrededor del emprendimiento hay legiones de personas que viven, pacen y campan gracias al resto.

Estoy colaborando con un emprendedor (de los de verdad no porque lo diga yo sino porque sus hechos lo avalan) que hace un año decidió abandonar un puesto de trabajo fijo y muy bien remunerado y dedicarse por completo a aquello que más le motivaba, después de 5 años de viajes por diferentes partes del mundo para conocer más del sector que le interesaba, relacionarse con los mejores profesionales, conocer los fabricantes más renombrados e invertir tiempo y mucho, mucho dinero en darle forma a la idea que le martilleaba el cromosoma emprendedor durante más de 20 años hace unos meses (concretamente desde septiembre del año pasado) constituyó su empresa, una empresa no basada en la innovación (vocablo también desgastado) con una diferencia clara (dentro de unos meses desvelaremos todo) y en un entorno de mercado hostil (la comunidad de La Rioja no es el mejor sitio para esta propuesta) consiguió embarcar a toda su familia, y a sus descendientes si el negocio fracasa, en su aventura empresarial.

Lo que más le está costando es asimilar los envites que se está encontrando en su tránsito entre organismos, instituciones y empresas a las que recurre para desencadenar los pasos oportunos para poner en marcha su proyecto. Tiene que ser sumamente enervante, lo que aquí expongo puede considerarse una ficción,  el que se potencie a otros emprendedores, los emprendedores de plexiglás, que no aportan nada nuevo al mercado, que surgen de la improvisación, simplemente porque…dan mejor en cámara? cuotas? generan un mejor titular?. Ilustro esto con alguna perla:

Que le pongan pegas burocráticas para acceder a permisos y licencias, simplemente porque no existe un antecedente claro sobre el que aplicar la normativa, esto es: señor lo que pide no podemos hacer control + c y luego control + v (aficionados al copiar y pegar) y por tanto tiene que usted adaptase a lo que más se le asimila…ah!! que tiene que hacer un esfuerzo económico y temporal…bueno, pues hágalo o no obtendrá el permiso. Preséntelo en 15 días ya le iremos diciendo cuando se acerque periódicamente por aquí porque para nosotros no se nos aplican los 15 días. Mientras, el mismo día en el que le comunican que su proyecto tiene que alterarse notablemente, el representante político de turno declara que uno de los puntales de la reactivación económica de XXXX (sustitúyase por población, localidad, provincia, región o país que corresponda) es la firme y declarada apuesta por el sostenimiento de iniciativas empresariales…como decimos los riojanos: sí…por los cojones.

No tengo en absoluto nada con que se apoye a los emprendedores, pero que quiénes lo hagan tengan la responsabilidad de evaluar el impacto no en términos de titulares y sí en términos económicos y sobre todo de generación de valor, luego nos meten a todos en el mismo saco y la verdad es que da por el mismo y ofende. Insisto en que aplicar el sentido común y un poco de decoro evitaría esta sensación que se genera de que algunos viven/vivimos del cuento por más que todos los días salgamos a batallar.

Esos emprendedores de plexiglás cuya única y principal preocupación es que no coincidan varios actos en la agenda en la que no puedan fotografiarse con las autoridades de turno o poder versionar aquello de: Mamá quiero ser artista por mamá quiero ser emprededor/a.

Iba a hablar otro día, en otra entrada, de las organizaciones, pero la verdad es que ya que lo hago poco prefiero aprovechar el “calentón” del momento y continuar. Organizaciones que nadie sabe muy bien a qué se dedican, porque, si lo que pretenden es aclarar y despejar dudas en un momento en el que alguien que se juega su dinero va a iniciar una actividad (aquí el posesivo SU es determinante), ciertamente creo que las incrementan y generan mayor sensación de desconfianza e inseguridad que de conocimiento y solidez. No quiero leer tonterías sobre las fiestas que hacemos, lo bien que nos lo pasamos emprendiendo y lo chachi que es no tener jefe (error común de quien tiene mentalidad industrial) o de la libertad/flexibilidad de horarios (también para trabajar los domingos), quiero que cuando me acerque con una inquietud, analices de verdad mi proyecto y filtres en base a tu conocimiento, experiencia y manejo de las circunstancias del mercado si tiene viabilidad o no (esto no es un seguro de vida) pero en estos momentos conozco varios proyectos que un mínimo análisis de la idea, el proyecto y de quiénes están detrás arrojan una única conclusión demoledora: FRACASO.

Tampoco me parece justo que esas organizaciones orienten a quiénes les piden consejo a que contraten a empresas bajo su “manto protector”, simplemente porque: …es gente maja que está “arrancando”…no me parece justo porque no compiten con los mismos parámetros, ni las mismas condiciones, se del caso de un buen amigo al que le resulta complicado, por no decir imposible, el ofrecer un servicio profesional, contrastado durante más de 20 años, con un margen que permita la sostenibilidad de la organización, competir con alguien que está promocionado y con una estructura de costes subvencionada (instalaciones, equipos, medios…) que no está siendo educado con la cultura del esfuerzo por estas facilidades que se le prestan (prestar implica devolver).

Por último y ya para sentenciar y ganarme la enemistad de cuantos se sientan aludidos, ¿cómo me puede decir alguien cómo debo hacer pasteles si lo máximo que ha hecho es un flan con un preparado comprado en el supermercado? resulta cuanto menos curioso que quien está detrás, esto…cómo decirlo…no ha puesto nunca en marcha un proyecto empresarial propio y en algunos casos ajeno. Como decía Churchill: “la guerra es muy importante como para dejarla en manos de los generales…”.

Mientras: unos tienen la fama y otros cardan la lana…

Paternidad y autoría…

1x1.trans - Paternidad y autoría... - trabajo equipo, proyecto, marketing, jefes, experiencia, emprender, economía, cooperación, concepto, clientes, aprendizaje“La paternidad y los espejos son abominables porque multiplican el número de los hombres.”

Jorge Luis Borges – Escritor argentino

Me he dado cuenta que si quieres causar buena impresión a un potencial cliente o conseguir que valore la contratación de tus servicios necesitas referencias, en unos casos en el dossier, la web de la empresa, el catálogo, aparecen listas interminables de clientes con los que has colaborado para refrendar que tienes historia, que eres una apuesta segura.

Curiosamente esto entra en contradicción con todo lo que creo, así que genera en mí cierta frustración (buscada por tanto no es tal) que quizá se pueda malinterpretar, voy a explicarme:

  • Creo que el mérito de los resultados de cualquier acción, planteamiento o contratación es únicamente del cliente, él ha sido el valiente que ha puesto en juego todas las piezas a través de un vehículo que eres tú  como consultor. Ha comprado conocimiento, ejecución o coherencia para llevar a cabo un plan por tanto el mérito es todo suyo, como digo lo único en lo que has participado es en realizar aquello por lo que se te ha contratado. Si a un cliente le dan un premio por algo en lo que has participado, es lícito que lo sientas como propio y compartas el orgullo de haberlo conseguido, lo que no me parece tan razonable es que forme parte de tu cartera de logros y se añada al portfolio de productos que ofreces como una referencia más. La apuesta ha sido de otro y con los recursos ajenos es fácil arriesgar en el casino empresarial.
  • Creo también que se debe preservar cierto grado de confidencialidad, la receta o el trabajo realizado para este cliente debe mantenerse en un clima de confianza, no comentarlo a los cuatro vientos y publicitarlo. Sí, estoy de acuerdo que decir que eres cliente de El Corte Inglés (pongamos por caso) es mejor que decir que sirves a la tienda de ultramarinos de la esquina pero quizá el peaje que debas pagar haga que no te sientas muy orgulloso de esa referencia, o que a El Corte Inglés no le haga mucha gracia reconocer que tú piltrafilla con tus defectos eres uno de sus proveedores. Esto pasa mucho en consultoría y, en determinados ámbitos en los que es mejor mantenerse en un segundo plano y actuar sin ser visto, conviene jugar con la ambigüedad de la sombra. Entiendo y respeto que a todos nos gusta mostrar nuestras aportaciones, pero siempre son las positivas o exitosas las que brillan, mientras que las negativas o los fracasos se esconden (cuando proporcionan un mayor aprendizaje).
  • Por último me resulta llamativo la lista de clientes interminables de algunos consultores/consultorías, se que es intrínseco al negocio el cambio constante, presentas un proyecto, ejecutas, se produce un resultado y ahí acaba tu participación, tiene inicio y fin. Me gusta cuando veo pocas referencias y un largo periodo, porque quiere decir que se ha ganado al cliente, que forma parte de él y de sus necesidades, no hay saltos y otra puerta más abierta, ha crecido junto con la cuenta. Huyo de aquellos que están permanentemente abriendo puertas, iniciando nuevas colaboraciones, es necesaria, positiva y lógica cierta renovación de tu cartera de clientes pero en algunos casos me parece excesiva, eso tiene una lectura no positiva sobre la fidelización y satisfacción que se consigue.

El título hace referencia a cómo nos gusta ser los padres de los éxitos y que nuestro nombre y el de la empresa aparezca en relucientes letras de neón, o leds que son menos contaminantes, cuando vendemos nuestros servicios. Particularmente no utilizo las referencias la inseguridad que puede producir esta estrategia es neutralizada con estos argumentos, además que esas nuevas opciones generalmente se presentan por los clientes con los que ya estoy colaborando.

Competencia e incompetencia… (II)

1x1.trans - Competencia e incompetencia… (II) - trabajo equipo, the world is flat, proyecto, jefes, experiencia, emprender, creatividad, concepto, colaboración, clientes, ayudas, aprendizaje“La razón obra con lentitud, y con tantas miras, sobre tantos principios, que a cada momento se adormece o extravía. La pasión obra en un instante.”

Blaise Pascal – Matemático francés

Bueno pues después de más de un mes sin retomar el blog sigo sin tener noticias de esa gran compañía que decidió “energizarme” hace ya tiempos pasados. Resulta curioso comprobar como, independientemente del cariño que pongas en cada momento empresarial, siempre hay situaciones que las afean y las distorsionan como los espejos de feria que hacen que parezcamos kilométricos o achatados enanos barrigudos.

En algún momento una gran empresa tuvo que ser un “pequeño proyecto”, el embrión de la mayoría de los negocios es una chispa creativa que puesta en el momento apropiado prendió en una gran oportunidad que, mimando los detalles y cuidando la puesta en escena, tuvo que desarrollarse y convertirse en una gran compañía -al menos eso me gustaría creer- ¿dónde está ese espíritu?¿dónde queda esa filosofía?…me cuesta creer que desapareció con el promotor, o como ahora denominamos: el emprendedor…¿¿desapareció con él??…

Demonizamos a las grandes empresas, criticamos a las corporaciones porque entendemos que grande significa deshumanizado, sin alma, ¿cuándo se perdió ese enfoque?…algunas se lo han ganado a pulso.

Desde luego, esa pérdida de norte, en el caso de la empresa de la que no sé nada desde hace más de un mes y que fue ágil, diligente y se prestó a que señalara al empleado que había cometido la tropelía, textual: “de cara a poder realizar una investigación exhaustiva de los hechos…” existe. Entiendo que seguirá enfrascada en su persecución del colaborador, cuando realmente debería preguntarse: ¿qué hace que una persona de mi organización “maltrate” a un cliente y lo minusvalore?¿los valores de mi empresa persiguen esto?  ¿aquel “indiano” vasco que fundó la compañía tenía estas premisas?

Tiene que dar vértigo plantearse estas cuestiones en una organización en la que están tan alejados de la realidad del cliente pero así es la vida…en un proyecto en el que colaboro y que además estoy satisfechísimo con aportar mi pequeño grano de arena a hacerlo grande el promotor está permanentemente cuestionándose todo con el único fin de ofrecer lo máximo al cliente, que el cliente tenga una verdadera experiencia y no se sienta tratado como mercancía, el último ejemplo de esto lo hemos vivido hace una semana, un cliente recurrente, sin más explicación dejó de venir a nuestro negocio, sin explicación, sin motivo…aparente, después de interesarse por la situación y hablar con el implicado y puedo afirmar que no es por la facturación prevista o estimada por lo que se ha hecho esto, descubrió el motivo…bueno pues la organización está sumida en un cambio, formación y reasignación de tareas, un cliente detectó que algo no funcionaba y ha servido para que veamos en qué mejorar…algunos son tan grandes que igual no quieren mejorar porque lo saben todo.

Seguiremos informando (poco seguramente) sobre la evolución de los hechos…

Trabajo…algunos no quieren

1x1.trans - Trabajo...algunos no quieren - trabajo equipo, SRE, selección, proyecto, jefes, experiencia, emprender, elena salgado, economía, desempleo, crisis, colaboración, clientes, ayudas, aprendizaje

“Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo.”

Thomas Carlyle – Historiador británico

Por esas casualidades del destino me he encontrado en las últimas semanas participando en varios procesos de selección, sin ánimo de polemizar y de parecer que estoy en posesión de la verdad absoluta, creo que estamos desnortados, en algún caso se ha perdido la referencia y vinculación con la realidad.

Voy a contar aquí un resumen de alguna de las “perlas” que me he encontrado durante los últimos días, en principio y para situar el contexto de la situación había disparidad de puestos, desde muy básicos y operativos hasta algo técnicos, en todo caso las características básicas eran comunes: conocimiento de otro idioma además del español, orientación al cliente y mentalidad comercial.

Despropósitos:

  • Si en la descripción del puesto de trabajo aparece: se hará la entrevista en inglés, no te sorprendas si a las primeras de cambio cambia el idioma de la selección. En un caso una candidata me dijo que no había leido el anuncio que había enviado el CV indiscriminadamente y que de hecho no sabía a qué venía a la selección.
  • Una cosa es amoldar horarios y hacer compatible la entrevista con otras cuestiones y otra bien diferente es: “…a esa hora no me viene bien”, “…estaré en el gimnasio”, en fin si no tienes trabajo y estás en los últimos coletazos de la prestación entiendo que esto pasa a prioridad uno, pero no seré yo el que te organice la vida.
  • Queda mal el venir a una entrevista acompañado de tu madre, pese a que insista en que eres muy buena gente, trabajador/a y que no voy a tener problemas…
  • El puesto de trabajo es muy básico lo sé, pero es lo máximo que puedo ofrecer a un perfil como el tuyo con la experiencia y formación que tienes, no eso no es para otros.
  • El apelar al lado emocional tampoco conduce a mucho, siento de verdad que la situación y la coyuntura económica no sea la más favorable, pero la decisión de tener dos coches de gama media-alta y una hipoteca no es una cuestión mía…no me llores, ni prepares un número. Juro que he entrevistado a una persona desempleada que vino a hacer la entrevista con un Mercedes que había comprado con la indemnización del despido.
  • El inicio del trabajo es el día 15, ya se que te quedan dos meses de prestación pero el inicio es el día 15 siento mucho que quieras estar una temporada “de vacaciones” (como me has dicho literalmente).

Aspectos positivos:

  • La oferta genera competitividad y he entrevistado a gente muy, muy válida, personas con energía, ganas y optimismo que me han demostrado verdadero interés por los diferentes puestos de trabajo y que su predisposición y voluntad por la posición ofrecida no me ha dejado la menor duda. Quiero creer que esto hará que la gente se preocupe por mejorar y ofrecer más que el de al lado.
  • Señores los idiomas no son una opción, ni un plus, en estos momentos son un factor de discriminación básico, personas con 2 idiomas perfectamente hablados y escritos de otras nacionalidades nos pueden dar lecciones.

Mi resumen es que pese al futuro tan descorazonador que nos rodea hay gente que se resiste a adaptarse a la situación y a optar a determinados puestos, creo que he sido muy razonable, transparente y educado pese a que en algunas entrevistas la conversación invitaba a una salida por la tangente. En cualquier caso, estoy muy satisfecho, creo que de los 12 puestos disponibles los hemos cubierto todos con incorporaciones muy válidas (3 de ellos ya trabajando el resto rescatados de las filas del paro) con lo que algo hemos contribuido a mejorar las cifras de este gobierno.

Dejo un video TED sobre el aprendizaje y la adaptación y como funciona el cerebro.
Video

Gabinete de crisis: El santuario

1x1.trans - Gabinete de crisis: El santuario - trabajo equipo, proyecto, presión, libertad, jefes, experiencia, emprender, crisis, cooperación, concepto, colaboración, clientes, aprendizaje“Comienzo con la premisa de que la función del lider es producir más líderes, no más seguidores.”

Ralph Nader – Abogado estadounidense

La pasada semana estuve viendo la película El Santuario, además de sufrir un agónico tránsito por las entrañas de la tierra llevado con maestría por el director del film, varias enseñanzas se me quedaron grabadas por su rápida migración y aplicación práctica al mundo de la empresa. La historia es sencilla: un grupo de exploradores financiados por un millonario está realizando una expedición en una sima, la experiencia se complica por causas naturales y el responsable de la aventura tiene que asumir el liderazgo de la situación.

Algunos verán al protagonista excesivamente inflexible, quizá muy orientado al resultado, pero en momentos de conflicto y de tensión es conveniente tener la cabeza fría, mirar hacia el objetivo y empeñarse en llevar a buen puerto el cometido.

Como en la vida real, surgirá quien trate de intimidar y esté permanentemente cuestionando ese liderazgo, sin aportación, simplemente negando la evidencia de su capacidad y poniendo en riesgo el proyecto y a sus integrantes. En un par de ocasiones está todo a punto de ir al traste por las fricciones que surgen, curiosamente, en el seno de la relación padre e hijo de la expedición.

Quiero recomendar la película, no como epígono o ejemplo máximo del séptimo arte, sino como vehículo de aprendizaje para cursos de liderazgo, formación…quizá los personajes sean muy planos y estereotipados, pero con la caricatura se entiende mejor el ejemplo y en este caso queda muy palpable y tangible la aportación en esta línea del film. También anticipo que resulta difícil, por no decir imposible, identificarse o sentir empatía por alguno de los personajes, todos tienen aristas que generan rechazo.

No quiero extenderme porque estoy preparando otra entrada (tengo algo descuidado el blog) sobre la capacidad de las personas en especial sobre un proceso de selección en el que estoy inmerso que me está llevando a una situación de permanente sorpresa (generalmente positiva) sobre la autoevaluación de las personas, su compromiso y sobre una pérdida real de valores...pero eso es otra historia.

Dejo un video TED sobre liderazgo, quizá algo viejo, pero este video que nos invita a la reflexión en relación a la construcción y liderazgo de quipos  de trabajo,  es parte de una charla brindada por Benjamin Zander en Monterey, California en febrero del 2008, en la conferencia anual de Tecnología, Entretenimiento y Diseño (TED).

4 de 9…una filfa

1x1.trans - 4 de 9...una filfa - zapatero, subvenciones, presión, presidente, ministerio, jefes, FER, emprender, economía, desempleo, crisis, concepto, clientes, ayudas, aprendizaje“Sólo cuando baje la marea, sabremos quién estaba nadando desnudo”

Warren Buffet – Empresario americano

El viernes pasado se aprobó en el Consejo de Ministros las últimas 9 medidas para sacarnos de esta recesión, crisis o como nos la quiera edulcorar con el eufemismo de moda este gobierno de libertades. He pasado unos días revisando sus propuestas y la verdad…me entra la risa floja si con esto pretendemos reactivar la economía. Voy a hacer un análisis somero de lo que me afecta (4 de 9) el resto se lo dejo a macro-empresas o a potenciales especuladores o a aspirantes a funcionario:

  1. Se generaliza la libertad de amortización en el Impuesto de sociedades hasta 2015. Hasta ahora solo estaba prevista (y hasta 2012) para empresas de reducida dimensión y para aquellas de mayor dimensión, que mantuviesen su nivel de empleo. La verdad es que ya el año pasado estuve interesado en esta libertad de amortización que fue inviable aplicar puesto que no cuento con empleados, si hubiera creado empleo sí que podría haberme acogido a esta posibilidad, si lo que han ampliado es el plazo con la misma condición entiendo que lo tengo complicado, ¿es una medida que pretende mantener el empleo o crearlo? no me queda muy claro el enfoque, desde luego por beneficiarme de un incentivo fiscal no voy a poner en peligro mi propia continuidad…
  2. Se elimina la obligación del recurso cameral: hasta ahora todas las empresas y trabajadores autónomos estaban obligados a pagar este cánon a las cámaras de comercio. Como hay confianza os lo diré…yo no he pagado esto y además estaré encantado de que la Cámara de Comercio lo reclame, no he entendido nunca las medidas obligatorias por algo que no me ha proporcionado ningún servicio ni beneficio, de hecho en este periodo sólo he acudido una ocasión en la que me remitieron a otra institución FER (de la que sí voluntariamente formo parte) Se estima un ahorro de unos 250 millones de euros para las empresas…aunque conociendo el percal ese “ahorro” lo reclamarán a las administraciones con el argumento de destruir empleo si no se lo conceden…al tiempo.
  3. Creación de empresas en 24 horas: se adelanta lo previsto en la Ley de Economía Sostenible de las normas que persiguen la reducción de plazos, costes y obstáculos para crear una empresa. Esta es la mayor entelequia de todas, en teoría ya existe este proceso y os puedo decir que en las 2 ocasiones en las que lo he requerido el periodo ha sido muy superior al convencional, o bien porque la administración regional no está adaptada a este funcionamiento o todos los intervinientes en el proceso no están adecuadamente formados/capacitados como además no tienen la perspectiva de generar empleo porque el suyo lo tienen asegurado su visión del tema es superficial y poco colaborador.
  4. Se amplía el número de empresas que se puede acoger al tipo reducido del impuesto de sociedades (25%): A partir de ahora se entiende por empresa de reducida dimensión aquella que tenga una cifra de negocios de hasta 10 millones de euros (hasta ahora 8) y el primer tramo de base imponible que tributa a este tipo pasa a ser 300.000 euros (hasta ahora 120.000). Esta requiere un análisis matemático, en primer lugar cuántas empresas facturan entre 8 y 10 millones de euros (se estiman unas 40.000 las beneficiadas) porque el resto ya estamos beneficiándonos de ello, es hacer una “promoción” absurda para favorecer a las empresas medio-grandes y por otro si añadimos lo del beneficio, estiman en un 3% el resultado…con la que está cayendo…hubiera sido más lógico incentivar y hacer tramos por el límite inferior para animar al emprendedor…

En fin de nuevo unas medidas que van a tener un impacto inmediato nulo y que no favorecen la iniciativa e inquietud emprendedora…

Información precisa y preciosa…

1x1.trans - Información precisa y preciosa... - trabajo equipo, redes sociales, proyecto, marketing, jefes, formación, experiencia, emprender, concepto, colaboración, aprendizaje“Una cosa sobre todo hace sugestivo el pensamiento humano: es la inquietud.”

Anatole France – Escritor francés

Cuando encaro un nuevo proyecto o tarea en la que deben participar más personas siempre me asaltan las dudas de cómo trocear la información e involucrar a todo el mundo. Cada uno aporta su granito de arena al “producto final” sin embargo hacer entender su encaje y la relevancia de su participación suele plantear dificultades, algunos no entienden la razón por la que se le deje fuera o dentro, otros sin embargo rehuyen disponer de más información que la estrictamente necesaria para hacer su tarea.

Generalmente aplico el siguiente proceso de traslación de los datos:

  • Idea general de hacia dónde camina el proyecto, qué es lo que se espera, esta parte es tremendamente filosófica y generalmente me detengo mucho en ilustrar esta fase, quizá suene grandilocuente pero si cuentas lo que esperas y se ve la integridad de lo que vamos a comenzar a perseguir la adhesión es mayor, sin vender películas y contar cosas que no son…realidades no humo. Algo alcanzable que estamos todos saturados de mundos ideales.
  • Después de esto hay que aterrizar, tocar suelo llevar lo anterior al mundo de los mortales y aquí es donde más complicaciones hay porque traer una idea conceptual a algo material conlleva definir un proceso y si no eres capaz de disgregar y trocearlo te ves con el agua al cuello inmediatamente.
  • El resto es cuestión de seguimiento

Bueno pues después de estas elementales nociones de cómo abordar un proceso nos vamos a la realidad y asusta comprobar como dista de ser óptima, varios ejemplos:

  • Una situación muy frecuente es proporcionar información para nutrir el proceso de más conocimiento, envolver a los integrantes en datos, información, referencias, citas, lecturas que al final pasan al archivo vertical (papelera digital o real) porque realmente lo que queremos es sacar nuestra porción adelante. Aquí tengo una experiencia reciente en la que proporcioné abundante información sobre el enfoque de una campaña a un diseñador, con referencias, enfoques, motivos…que posteriormente cuando realizó su propuesta puso de manifiesto que no había revisado. Quizá el ejemplo no sea el más acertado porque el genio creativo se escapa de cualquier proceso pero…
  • También tengo el caso de facilitar información suficiente como para llevar a buen término la parte asignada pero ante el mínimo escollo se abandona porque hay que tomar decisiones (aquí el mensaje a García es lectura obligatoria) y para eso no nos pagan…
  • Por último y para no parecer agorero también están aquell@s que superan con creces y se “extralimitan” en sus responsabilidades porque han visto el bosque y no se han quedado con el árbol, con estos perfiles da gusto trabajar, por eso es esencial el paso inicial, el desencadenante porque a partir de ese momento tienen claro hacia dónde ir sin limitaciones de ningún tipo…cuando sucede esto es casi mágico 🙂

Por eso quiero rodearme cada vez de más gente que sepa ver el bosque y vea la catedral que tenemos que construir…

La presión y la extracción…

1x1.trans - La presión y la extracción... - trabajo equipo, proyecto, presión, marketing, jefes, experiencia, cooperación, concepto, colaboración, clientes, aprendizaje“El paraíso lo prefiero por el clima; el infierno por la compañía.”

Mark Twain – Escritor americano

En una anterior experiencia profesional trabajaba estrechamente con ingenieros que me transmitieron las diferencias entre presiones, tensión…conceptos importantes para manejarte en el mundo vinícola, a mayor presión se consigue una extracción de la “esencia” de esa uva y si es excesiva empiezan a aparecer trazas herbáceas, astringencia excesiva, stress….en fin como las personas.

Durante los últimos días he vivido en varios proyectos y con diferentes clientes cómo se asimila la presión, cómo afloran las características que lleva cada individuo y además de resultar un ejercicio interesante de ubicación y situación, me ha servido para entender comportamientos y actitudes.

  • Por una parte, he visto dejadez en unas personas, ante la puesta en marcha de una acción relevante, que además comercialmente iba a traer consecuencias inmediatas si se gestiona bien, han preferido disfrutar de las fiestas (ahora en Logroño estamos en la semana grande de fiestas locales) en lugar de sacar tiempo para “sembrar” lo que el resto del año tendrán que abonar.
  • También he visto, como me dijo alguien, estulticia ante la posibilidad de mejorar es preferible dejar las cosas como están no sea que hiramos sensibilidades y alguien se pregunte por el motivo de que esté más logrado el objetivo, aunque sea con algo de sacrificio.
  • Ahhhh!!…absoluta falta de empatía, sólo me importa mi problema el tuyo no es relevante para mí, tengo que sacar esto adelante y todo lo que has hecho hasta la fecha queda reducido a nada por el simple hecho de que no me importa, lo que sacrifiques para hacerlo es tu problema no el mío.
  • Me han hablado también del no saber mandar como otra de las características que hemos visto estos días (literalmente: manduchón/a)…alguien que no sabe gestionar bien su trabajo pero si su esfuerzo para que le produzca el mejor rendimiento “comercial” y de cara al exterior parezca un vino redondo.

Todo lo anterior ya ha pasado y sólo sirve para que a partir de ahora sepa cómo van a reaccionar esas personas en momentos en los que tengamos que dar el 100% afortunadamente no están todas en el mismo proyecto porque de lo contrario estaría finiquitado…pero el recuerdo con el que me voy a quedar es el siguiente:

Colaboración, templanza y esfuerzo: también he visto cosas positivas, muy positivas que, ante la presión, han servido para ayudarme y tratar de que las “pequeñas” cosas que antes he mencionado y que pueden desviar tu atención de lo importante no supongan una losa pesada y no distraigan en exceso. Para quien así se ha manifestado gracias, él ya sabe…así me atrevo con todo.

¿Por qué nos pagan?…

1x1.trans - ¿Por qué nos pagan?... - trabajo equipo, jefes, formación, experiencia, economía, desempleo, concepto, colaboración, clientes, aprendizaje“El más largo aprendizaje de todas las artes es aprender a ver.”

Jules Gouncourt – Literato francés

Estos días he asistido a un curso para Gestionar la Agenda y el Tiempo, después de lo visto creo que no me organizo mal del todo, sigo blogs sobre productividad (Think Wasabi, El Canasto,…), aplico (adaptado) el sistema GTD…pero lo más llamativo es que nos hemos reunido unas 20 personas como si fuésemos Alcohólicos Anónimos a reconocer que quizá deberíamos gestionar mejor nuestro tiempo…lo importante para solucionar un problema es reconocerlo.

Al margen de el aprendizaje, una de las dinámicas que abordamos fue responder a la pregunta que encabeza el post: ¿por qué nos pagan? este debe ser el único criterio para priorizar, delegar y organizar nuestro trabajo, en ocasiones perdemos de vista nuestro faro personal y abordamos cuestiones que poco tienen que ver con nuestra aportación por la costumbre, el acomodo, o porque simplemente creemos que lo hacemos mejor que otros…

En uno de los casos, teníamos que organizar el trabajo de un Director Comercial y de Ventas cuya jornada de 8 horas tenía que ejecutar tareas que juntas sumaban 10 horas…típico caso que todos los días sucede en las organizaciones. Muchas de esas tareas eran acciones que no tenía que realizar él directamente, viajes que organizar, proveedores a los que atender, lecturas que revisar…su principal trabajo consiste en poner en marcha a su equipo comercial, orientarles y satisfacer a clientes…

Incluso cuando nos hicimos la pregunta sobre el motivo de que nos paguen, la mayoría expuso tareas, acciones, actos, pero no el motivo real, al final TODOS tenemos que generar valor para la empresa, sea en términos económicos, gestión de equipos, procesos ágiles…de lo contrario no estamos aportando y por tanto se produce un desequilibrio y al final cuando sucede esto, a todos nos da por pensar que damos más de lo que recibimos, a unos que ofrecen más trabajo del que compensa el salario/entorno/reconocimiento y se plantea un cambio de escenario y a otros porque consideran que el valor aportado es menor que la contraprestación económica y plantean un “cambio de escenario” (eufemismo de despido).

Habitualmente me cuestiono si aporto valor a mis clientes, si lo que hago realmente impacta en la organización y si seguiría pagando por ello, en algunos casos me he anticipado a la “debacle” proponiendo un sistema alternativo de colaboración (una cosa es lo que inicialmente plantees y otra lo que la realidad te va llevando) y en otros incluso diciendo que no iba a aportar suficiente por el costo que le iba a suponer (esto me pasó antes del verano, tuve que decirle a una empresa que no era su proveedor).

No descuidemos dar respuesta a estos interrogantes, permanentemente debemos aportar valor o hacer que otros lo aporten, esta es la esencia de nuestro verdadero trabajo.