Lo altamente improbable: TSMGO cumple 5 años

Lo que lleva mucho tiempo en aprenderse, lleva también mucho tiempo en olvidarse – Séneca – Filósofo romano

Desde mi viaje al MIT de Boston en abril no había actualizado el blog, lo cierto es que ha sido por ganas o porque no tuviese contenido suficiente que compartir con vosotros, la verdad es que están siendo meses de una carga importante de trabajo que ha hecho que tuviese que elegir y como toda elección implica renuncia había descuidado mi relación con esta bitácora. Continue reading Lo altamente improbable: TSMGO cumple 5 años

MIT Sloan, puente hacia la innovación y conocimiento…

El más largo aprendizaje de todas las artes es aprender a ver.

Jules Gouncourt – Literato francés

Pocas veces he disfrutado tanto recibiendo formación, un entorno que propicia el intercambio, multiculturalidad, método muy práctico y el fomento del debate como premisas de partida para que el conocimiento se difunda, éstas son las señas de identidad sobre las que construye el MIT Sloan Management un programa formativo para ejecutivos.

Rankings

En el ranking de Escuelas de Negocios el MIT Sloan figura desde hace varios años entre las 5 primeras del mundo, compartiendo selección con Harvard y Stanford, cuando en un mismo entorno (Boston-Cambridge) se sitúan dos de las universidades más prestigiosas del mundo con una distancia de pocos kilómetros el ecosistema de aprendizaje que se genera es único.

Inversión del consultor en I+D

Una de las principales partidas de inversión de un consultor en el epígrafe de I+D debería ser la formación, pero la formación con mayúsculas, una inmersión en nuevos conceptos, nuevas maneras de aproximarnos a las situaciones cambiantes y enfoques radicalmente diferentes y para eso en el ámbito de la empresa uno debe ir a las fuentes (USA). Creo en la formación on-line si hay disciplina, en las píldoras de conocimiento si hay base, pero llega un momento en el que uno debe reciclarse e incorporar nuevo aprendizaje para ofrecer una ventaja competitiva tangible y no basada en el learning-by-doing únicamente.

Con este propósito nos dirigimos un grupo de La Rioja  hace una semana al MIT Sloan aprovechando que el Club de Marketing de La Rioja estableció hace varios meses un acuerdo formativo sumamente interesante (enhorabuena por esta iniciativa). Las áreas formativas que ofrece este convenio están orientadas al Liderazgo y el Management, la Estrategia y la Innovación y, como no podía ser de otra manera en la mejor universidad del mundo en Ingeniería, la Tecnología y las Operaciones.

En mi caso concreto los módulos que elegí fueron: Implementing Improvement Strategies: Practical Tools and Methods (Tecnología y Operaciones) y Strategic Marketing for the Technical Executive (Liderazgo y el Management). La formación en ambos cursos estaba dirigida a ejecutivos/directivos/propietarios con varios años de experiencia, de los más diversos rincones del mundo (India, Japón, Canadá, Brasil,…) muy práctica y con una duración de 2 días full-time cada uno.

No me detendré en el contenido de ambos cursos porque para esto se va a organizar próximamente un Workshop en el que se dará buena cuenta de ello, pero sí que hay unos cuantos factores que quiero resaltar comunes a ambos:

  • Fomento de la discusión y participación en clase.
  • Pocos conceptos pero muy bien asentados, explicados.
  • Total respeto y trato entre iguales (peers).
  • Método del caso como comprensión de la realidad.
  • Abundantes ejemplos reales y prácticos.
  • Técnicas formativas innovadoras.
  • Preocupación por el feedback del alumno.
  • Sencillez en los contenidos y accesibilidad.

 

Después de esta experiencia uno viene cargado de conocimiento en la mochila y lleno de energías para difundirlo y aplicarlo inmediatamente en el día a día. Además de la importante red internacional de relaciones y contactos que se fomenta al compartir este variado crisol de culturas.

Lujo de profesores

Contar con la experiencia de Don Kieffer quien en Harley-Davidson implantó durante 15 años las mejoras y la innovación necesaria para convertirla en rentable y que realices un ejercicio práctico con un grupo de varias nacionalidades para demostrar de una manera operativa que, más allá de la teoría, la aplicación del sentido común y de dosis de sentido crítico producen cambios es un lujo. O descubrir gracias a Duncan Simester que las expectativas de los clientes y nuestra propuesta de valor rara vez coinciden y cómo alinearlas para que la rentabilidad que produzcan sea máxima y que el papel que juega el branding es esencial como facilitador de las decisiones del consumidor y que generalmente sus acciones responden a inferencias de parámetros incorrectos que, bien manejados, generan el resultado que buscamos.

Mucho que aplicar y que poner en marcha para que las empresas con las que colaboro vean de primera mano resultados positivos…sólo queda ponernos a la tarea. Here we go!

Emprendedores “pata negra” y “los otros”…

 

En esta vida algunos hombres nacen mediocres, otros logran mediocridad y a otros la mediocridad les cae encima.
Joseph Heller – Novelista estadounidense.

Hace unos meses escribí en Pymes y Autónomos sobre cómo hay proyectos, emprendedores e iniciativas que son vistas con buenos ojos desde la administración. Quizá me quedé corto con esta afirmación y quiero profundizar sobre ello porque en las últimas semanas he podido ver con desagrado como los concursos de belleza y la subvención sin criterio son monedas de cambio para aparecer en los medios y copar titulares que muestren las excelencias y el apoyo que se ofrece desde la administración a algunas iniciativas, digo a algunas, no a todas.

Quizá pueda parecer una papeleta, pero me consta que en todas las regiones sucede algo similar, consciente o inconscientemente desde los ámbitos oficiales, que deben tratar de impulsar el emprendimiento, se orienta a que desaforadamente se avance en la búsqueda de tu proyecto, que pongas a trabajar tus proyectos.

Se invita a emprendedores a que se lancen al precipicio sin más argumento que:

“no te preocupes que con esta ayuda y subvención podrás comenzar a dar pasos”

, cuando la realidad demuestra que, si no hay clientes y no sabes de dónde sacarlos, tus posibilidades de supervivencia, no ya de éxito, son escasas por no decir nulas.

También se le da mucho movimiento y difusión a actividades (foros, charlas, proyectos, iniciativas…) que impulsan el emprendimiento pero siempre que vengan por los canales oficiales, si pertenecen a otra comunidad, o incluso dentro de la misma comunidad a otra división/área/consejería, las dejamos pasar de puntillas, no vaya a ser que se nos mida por lo que aportamos.

Curiosamente los datos, las cifras son positivas, abultadas, desconozco si es por la corriente generalizada o por los verdaderos esfuerzos de sus responsables, en cualquier caso, como ciudadano que sostiene el sistema, me gustaría saber el rendimiento y el retorno de lo que se promueve, saber los recursos que se dedican y el resultado que ofrecen, creo que en las empresas funcionamos bajo esos parámetros y que es lo mínimo exigible para saber si esas políticas están dando sus frutos o se quedan en un simple golpe de efecto sin más repercusión que llenar titulares.

Además es llamativo como no sólo por parte de la administración se busca el titular y el rendimiento en comunicación, también por parte del grupo de afortunados que están bajo su manto son conscientes de que, salirse del cuadro, es entrar en un páramo de menor apoyo, difusión y que mientras queden bien sus proyectos tienen asegurado el soporte.

Spain Lean Startup Nation 2013 on process

1x1.trans - Spain Lean Startup Nation 2013 on process - trabajo equipo, startup, Lean Startup, formación, emprender, concepto, colaboración, aprendizaje

No hay que empezar siempre por la noción primera de las cosas que se estudian, sino por aquello que puede facilitar el aprendizaje.

Aristóteles – Filósofo griego

Tengo la suerte de formar parte de la Agile Entrepreneurship Spain, asociación que trata de fomentar el emprendimiento en España y ayudar a cualquier persona que esté interesada en conocer y poner en marcha las buenas prácticas que existen alrededor del fomento empresarial.

La Asociación AES surgió de una iniciativa de Mario López de Ávila para poder organizar de forma completa el evento LeanCamp Madrid y poco a poco está tejiendo herramientas y ofreciendo iniciativas como la ‘Spain Lean Startup Nation 2013’: un esfuerzo colaborativo para documentar cómo evoluciona el enfoque Lean Startup en nuestro país: aplicaciones, desarrollos metodológicos e innovaciones.

Una de las principales características de este proyecto es que el proceso de creación es completamente transparente, iterativo e incremental – en otras palabras, Agile puro!.

Este paper está escrito por algunos de los profesionales más reconocidos en nuestro país en metodologías y conocimiento Agile: José Antonio de Miguel, Javier Megías, Néstor Guerra, Alexis Roqué, Justo Hidalgo, Borja Prieto, Francisco Palao, Wilhelm Lappe, José Martín Cabiedes, Guillermo Marqueta, Marc Florit, José Manuel Beas, Masa K. Maeda, May Escobar. Este libro pretende ser un ‘Estado del Arte’ en lo referente a Lean Start Up en nuestro país y como está evolucionando en nuestro país este tipo de metodologías en direcciones originales y que aportan valor a la comunidad internacional de Lean Start Up.

Los temas que se tocan son: Diseño de Experimentos, Producto Mínimo Viable, Modelos de Negocio orientados al Crecimiento, Design Thinking, Prototipado Rápido, Lean Startup en Grandes Empresas, Lean Startup en Investigación y Desarrollo, Lean Analytics [Métricas], Lean User Experience, Lean Startup en Emprendimiento Social, Lean Startup en programas de Aceleración, Cómo ven los inversores Lean Startup, Cómo mejorar la efectividad del enfoque Lean Startup, Bootstrapping. Todo ello ilustrado con casos reales, fruto de la experiencia acumulada Desde este enlace se puede acceder a la Tabla de Enlaces de Descarga para poder descargar los capítulos.

Nos han pedido difusión y distribución, así que desde aquí me pequeña contribución a conseguir que tenga cuanto más alcance mejor.

Incertidumbre no es Improvisación

“La vida es un aprendizaje de renunciamiento progresivo, de continua limitación de nuestras pretensiones, de nuestras esperanzas, de nuestra fuerza, de nuestra libertad.”

Henry F. Amiel – Filósofo Suizo

Quienes me rodean se están acostumbrando a que les hable de planteamientos sin “grasa”, cada vez estoy más convencido que destinamos mucho tiempo a definir, a planear y que en ese intervalo de tiempo perdemos la oportunidad y dejamos escapar el momento…increíble lo que estoy diciendo, si me oyera hace unos años me parecería imposible que salgan de mi teclado estos argumentos, pero lo bueno de evolucionar y el conocimiento del aprendizaje de participar en proyectos, propios y ajenos, pequeños éxitos, pequeños fracasos, son los que ahora me hacen ver la cuestión desde otra perspectiva.

Ahora bien, que hagamos todos los esfuerzos por salir al mercado y someter al contraste de nuestros clientes nuestra propuesta de valor no está reñido con que hagamos bien nuestro trabajo, que no dejemos lo más elemental a la improvisación pensando que no tiene impacto en el resultado, definamos bien nuestro Producto Mínimo Viable, no hagamos experimentos sin tener atado lo que aportamos.

Al principio la nebulosa de respuestas que no encontramos se irá poco a poco aclarando y la luz nos dará la pauta, tanto del segmento al que dirigirnos, partners con los que debemos contar, actividades a asegurar…todo es sensible de definirse, la confianza en que tienes los procesos en la recámara claros para que a medida que obtengas inputs y confirmaciones armes adecuadamente el producto es lo que marca la diferencia.

Un producto improvisado, que además das poco valor sobre lo que consigues, no transmites confianza y recurres a la improvisación sin un esquema previo, puede producir resultados desoladores, hace algunas semanas he podido ser testigo de cómo una buena idea, con un buen naming y una propuesta atractiva se ha encontrado con dificultades y ha tenido que ser suspendido, el empuje y el esfuerzo por lanzarlo no ha contrarrestado el que los mimbres y las bases sobre las que se sustentaba eran débiles. Lo positivo de todo es que el aprendizaje ha sido rápido, la pérdida controlada y las consecuencias no suponen un lastre excesivo, estas son unas de las principales ventajas de las metodologías ágiles el que tienes feedback inmediato y sabes como y hacia donde reconducir tus próximos pasos.

Quizá enfoquemos mal esta aventura y la tachemos de un sonoro fracaso, cuando lo mejor que podemos extraer es una comprensión del mercado y de qué aportarle y cómo hacerlo…algo muy español el hacer leña del árbol caído cuando realmente hay raíces para que fructifique.

#Emperdedores…algunas aclaraciones

 

“No hay que empezar siempre por la noción primera de las cosas que se estudian, sino por aquello que puede facilitar el aprendizaje.”

Aristóteles – Filósofo griego

 

No quiero hacer demagogia barata, pero antes de que se emita el programa de esta tarde de Jordi Evolé me apetecía escribir esta entrada pendiente desde hace tiempo. Al margen de mis opiniones expresadas a lo largo de diferentes post sobre la “moda” del emprendimiento, críticas fáciles que se pueden hacer y lugares comunes hay algunas reflexiones que me atenazan desde hace tiempo, básicamente se pueden resumir en tres:

Edad
Crecimiento.
Método.

EDAD:
Lo cierto es que durante el fin de semana pasado pude compartir unas 20 horas encerrado en el Club de Marketing colaborando con la iniciativa Go To Silicon Valley como mentor. Al emprender se lo quiere asociar con la juventud, como si fuera terreno acotado y exclusivo de una franja de edad y ciertamente la capacidad de eliminar barreras que ha hecho de la red una de las ventajas propicia ese acercamiento y que la tecnología esté más a mano para determinadas generaciones que otras, parece que una persona de más de 40 años no tiene voluntad o iniciativas que poner en marcha y, más bien al contrario, se coartan esos impulsos promoviendo políticas económicas que incentivan (en realidad creo que discriminan) la edad y el sexo como variables de emprendimiento y quizá lo que desencadenan es que algunas propuestas no tengan madurez y se identifiquen como juegos y artificios… “pecados de juventud” como dije el fin de semana emprender no es un juego, que no nos vendan lo “molón” que es y lo divertido que nos lo vamos a pasar. Pero cuando ves como, desde entidades que pretenden dinamizar “la cosa empresarial”, se comunican con su potencial público objetivo ves que en realidad se persigue esa versión edulcorada y laxa de la realidad.

CRECIMIENTO:
Parece que este gobierno está empeñado en que el crecimiento de este país cargue sobre los hombros de los “emprendedores” una nueva clase social que impulsará el desarrollo económico de las próximas generaciones y sostendrá un estado del bienestar con una herida mortal y una sangría de derechos…pocas obligaciones, que requiere financiar. Pues bien, a esta falacia se une uno de los requisitos que cuando analizo un Proyecto, un Modelo de Negocio me llama la atención, uno de las premisas que se establecen para determinar la proyección de esa idea es la escalabilidad, bonito término que viene a decir algo así como: en el caso de que esto crezca, no será necesario que los recursos se dimensionen en la misma proporción, para eso hay tecnología, pues bien si esto se cumple no crearemos puestos de trabajo, o éstos no serán proporcionales, si bien habrá nuevas necesidades, pero un condicionante de cualquier proyecto actual es que si funciona no se requieran más medios…otra cosa es que lo que se esté promoviendo sea el autoempleo que es una forma encubierta de trabajo por cuenta ajena. Aunque si esa es la intención, tampoco se está haciendo bien, 6 meses de cotización “topada” para menores de 30 años, cuando quizá el lastre del paro está en otra franja. Quizá sería mejor el que se ampliara, qué es mejor: ¿pagar un subsidio por desempleo o dejar de percibir la cotización de una persona que comienza el negocio?.
MÉTODO:
Por último, no me resisto a decirlo, cuando comencé a trabajar en el año 1999 (después de varios veranos y periodos en los que minimizaba el impacto en la cuenta de resultados familiar) me di cuenta que la formación sirve más bien de poco, pero que además era necesario el conocimiento de herramientas de gestión, un conocimiento más amplio de la realidad de la empresa y del management, un MBA-Executive se convertía en algo más que necesario obligatorio, tanto para competir y acceder a mejores puestos como para aportar a la organización en la que estabas. Si esa formación era clave…¿ahora damos por hecho que no se necesita? No digo un MBA que está basado en premisas de trabajo que quizá no aplican (departamentos, jerarquías, responsabilidades, autoridad…) pero hay un conocimiento y un método que aplicar en nuestro día a día y para eso también hay que formarse y estar al corriente, parece que esto se olvida y nada más lejos de la realidad, pero un método contrastado, no improvisado, me cuesta creer que alguien que lanza una propuesta al mercado precaria piense que sólo por una buena idea va a conseguir lo que busca. Así que nuevos problemas implican nuevo conocimiento (Lean Start-Up, Business Model, Agile, Design Thinking…) y algunos parece que viven todavía con su tabla de multiplicar de hace 2 décadas.
Confío en que además de ver el demagógico programa esta tarde apunte algunas nuevas cuestiones además de hacer la risa fácil, aunque lo veo difícil, por lo abonado del terreno y la habilidad del Sr. Évole. Por cierto, seguro que quiénes más ladran son los que menos hacen por cambiar la situación.

Mitos sobre financiación de proyectos

“El capital no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso.”

Mahatma Gandhi – Político indio

Hace unos días asistí al Congreso Internacional de Tecnologías Emergentes para Pymes y Emprendedores y fui testigo de cómo existen todavía mitos alrededor del emprendimiento y lo que en el ámbito comercial se llama “barbas postizas” que en realidad no son más que excusas que utilizamos para no hacer lo que toca y refugiarnos en nuestro círculo de confort. No entraré en el detalle del Congreso pero sí en la situación.

Como caso práctico se presentó la experiencia piloto Go To Silicon Valley por parte de Samantha y Alejandro, el resumen es un concurso itinerante en 10 ciudades para proyectos/emprendedores/startups que se premiará con un viaje a Silicon Valley de una semana con todos los gastos pagados, la dinámica es sencilla, durante un fin de semana los participantes reciben formación y aceleración para sus ideas. Uno de los asistentes planteó a Samantha una consulta sobre financiación y lo difícil que es acceder y lo complicado de lanzar una idea sin recursos…

La respuesta fue sencillamente genial: ¿si tú no arriesgas e inviertes en tu proyecto por qué esperas que otro lo haga? Efectivamente, vemos en la prensa como tal o cual start-up ha “levantado” (utilizando argot) 100.000/200.000/500.000 € (aquí puede ponerse la cifra que se quiera) y que además ha sido acelerada por XXX que le ha dotado por recursos de…pero si antes el equipo promotor no ha dedicado recursos es muy difícil que haya llamado la atención del inversor y que además confíe en las posibilidades del proyecto, si sigues trabajando por cuenta ajena y no apuestas por tu idea…¿pretendes que otro lo haga?, es vital ser congruente.

Comentaba hace también unos días con el representante de un grupo inversor que los proyectos le llegan desarmados, sin preparara y simplemente apuntando una idea como pilar de la Start-Up, quizá las noticias que nos rodean estén simplificando el proceso y sea todo mucho más sencillo, pero cuando comienza a analizar la viabilidad, continuidad y escalabilidad del proyecto afloran muchas parcelas sin armar, algo tan sencillo como un pacto de socios, lastra la consecución de la financiación para el equipo promotor. Es algo que me llamó la atención en mi reciente viaje a Israel, aquí el apartado legal, apenas se circunscribe a la redacción de los estatutos para las escrituras, mientras que allí se considera desde el primer momento como manera de regular las relaciones entre los diferentes socios (capitalistas y promotores) salidas (dichoso exit), flujos…todo, aquí sólo el hecho de plantear una aproximación pone en peligro el que la inversión se pueda realizar.

También me comentaba que un asesor (fiscal, administrativo…) dificilmente arma un proyecto tal y como lo necesitan para estudiarlo y que el trámite y proceso de valoración se dilata cuando es algo que, con una información coherente, correcta y clara, aceleraría notablemente la entrada de capital. Quizá el aporte de los asesores de cumplida respuesta a trámites, permisos y licencias pero eso para un inversor no tiene sentido, por eso es necesario hacer un ejercicio de auto-reflexión para valorar si seremos capaces de dar entrada a terceros en el proyecto, si estamos dispuestos a ser revisados y auditados y el rol a desempeñar. Si estas preguntas están sin contestar…es mejor no avanzar.

Por cierto: si tienes interés en saber si tu idea y proyecto puede ser “invertible” ¿por qué no hablamos?

#StartUpTrip (y 5)

“La curiosidad intelectual es la negación de todos los dogmas y la fuerza motriz del libre examen.”

Giuseppe Ingegnieri – Filósofo italiano

Termina ya esta serie de 5 capítulos dedicada a mi viaje a Tel-Aviv, acaba aquí pero, por próximos acontecimientos, me temo que tendrá continuidad ya que ha alterado notablemente el curso de los hechos.

Me gustaría también en esta última entrada hacer referencia a algo que me llamó la atención y que ha tenido una incidencia personal importante en mi enfoque. Además la semana pasada recibí la visita de un contacto de allí y pude verificar y volver a tener feedback de su manera de enfrentarse a los acontecimientos:

El israelí vive la vida al 120%, disfruta cada momento, quizá la sensación de provisionalidad, la baja seguridad con su entorno o la escasez hace que aprovechen cada soplo de aire para disfrutar la vida de una manera plena, son intensos, expansivos…quizá de una manera que asusta.

Viven con energía cada momento, bullen, las calles están llenas de actividad de movimiento, a todas horas, se apasionan con todo y conocen en profundidad temas que para otros nos resultarían irrelevantes o secundarios gracias a su curiosidad, todo lo preguntan, todo lo discuten, además formulando la frase apropiada para, con la precisión de un bisturí, llegar al fondo de la cuestión con una capacidad elevada de detectar el desajuste en el argumento y el fallo en el planteamiento.

Escasamente planificadores, todo improvisación, los planes no van con ellos, se dejan llevar, la situación marca el ritmo y eso les da una capacidad de adaptación a los acontecimientos mayores, si todo es previsible y no hay incertidumbre se convierte en una sucesión de procesos prefijados, con ellos la sorpresa está encima de la mensa de manera recurrente.

Sorprende que alguien venga a Europa a pasar Nochevieja y unos días después esté recorriendo Amsterdam, Madrid, Barcelona, simplemente porque le apetece, que vaya, casi como un mochilero, cubriendo etapas en su itinerario sin más información previa que la que su teléfono y contactos locales le van dando, para alguien que le gusta la planificación es realmente surrealista el tomar una decisión así.

En eso son valientes, quizá la confianza en que el mundo es un pequeño patio en el que jugar y la dimensión que tienen las cosas para ellos facilita esta necesidad de no atarse y de descubrir mundos, culturas y vivencias.

 

#StartUpTrip (4)

“La fantasía, aislada de la razón, sólo produce monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio, es la madre del arte y fuente de sus deseos.”

Francisco de Goya – Pintor español

Un mes después de mi viaje a Israel, todavía las emociones y el impacto de este periplo resuenan con fuerza. La trascendencia y el alcance del Startup-Trip va a superar cualquier previsión inicial, es pronto para hablar sobre los planteamientos que ha desencadenado y las decisiones que llevan aparejadas, pero cuando ves con claridad los siguientes pasos y como todas las piezas encajan lo único que puedes hacer es alinear todo para que se transforme en una realidad.

Tampoco creo que sea casualidad que se crucen en tu vida personas, acontecimientos, oportunidades en una ventana temporal tan corta como la que se ha abierto desde hace un mes, pero ahora sólo queda concretar todo en una propuesta de valor atractiva, de momento el mecano no tiene forma de Frankenstein.

De momento voy a poner en práctica alguna de las enseñanzas del viaje:

  • Foco: Centrarme, encontrar el punto sobre el que pivota todo lo que desarrollo, aislarme de interrupciones externas, en especial de situaciones que provocan desasosiego y no aportan ni negocio y desarrollo. En este sentido, recuerdo una reunión con un directivo de una gran multinacional en Tel-Aviv que estuvo prácticamente absorto pero cordial hasta que vio una oportunidad que afectaba directamente a su negocio, ahí despertó y puso todo de su parte.
  • Audacia: Dar vueltas en torno a algo no genera más que distracción, en ocasiones las formas entorpecen la consecución de los objetivos y dificultan los resultados, si quieres algo…a por ello, hace unos días tuve la ocasión dorada de involucrarme en un gran proyecto y fui a por ello…resultado: I´m in. Todas las personas con las que estuvimos planteaban las cosas frontalmente, sin ambages, algo no entienden lo preguntan, algo no cuadra lo consultan, sin paños calientes, necesito esta información. La palabra hebrea chutzpah, que podría traducirse por frescura, insolencia, descaro es la perfecta esencia de lo que me refiero.
  • Concepto, fuera artificios: Fuera grasa, todo lo que no aporta sobra, quizá colisione con lo que habitualmente se supone que es mi negocio: Marketing, Branding…pero creo que la clave está en hacerlo más potente, reforzarlo, pero no añadirle cosas innecesariamente, los conceptos “en crudo” funcionan así que para que añadirle, mejor quitar. En general en Israel son parcos en los aspectos estéticos, prestan poca atención a la manifestación externa de las cosas, mientras que el concepto sea potente…¿para qué vestirlo? Ya lo harán otros.

Ahora a seguir puliendo y definiendo los próximos cambios, de los que os tendré bien, bien al corriente.

#StartUpTrip (3)

“Un ejército de ciervos dirigido por un león es mucho más temible que un ejército de leones mandado por un ciervo.”

Plutarco – Historiador griego

Hace unos días, por sugerencia de un amigo, estuve viendo Éxodo de Otto Preminger con Paul Newman como principal actor, la película se centra en relatar la huida de Chipre y en los acontecimientos posteriores que dieron lugar al estado de Israel, a lo largo del metraje, además de construir unos personajes sólidos, queda de manifiesto el germen de muchas de las cuestiones que influyen en lo que hoy conocemos como la Startup Nation.

Creo que no es muy políticamente correcto dedicar una de las entradas al impacto que tiene el ejército, la guerra y la confrontación en el desarrollo de Israel y en cómo vertebra a todo el país, pero me parece que sin ésta explicación no se entendería gran parte del éxito emprendedor en esta nación.

Lo habitual en Israel es que los jóvenes cuando terminan su formación escolar básica, dediquen 3 (hombres) o 2 (mujeres) años de su vida a prestar servicio en el ejército, la constante actividad militar en sus fronteras y el entorno hostil hacen que la personalidad de los jóvenes se forje para asumir retos, el liderazgo en las tareas y la asunción de riesgos y decisiones de vida o muerte, al final todas estas “habilidades” son extrapolables y aplicables en el mundo de los negocios. Me gustaría hacer un matiz: no estoy justificando, ni defendiendo la creación de un cuerpo militar, simplemente tratando de describir una realidad que, incluso en el año de rodaje de Éxodo (1960), quedaba patente en el film cuando se organizan y defienden en el Kibbutz Dan Gadna.

Si algo me ha llamado la atención es el elevado grado de madurez y seguridad que tienen, que en gran medida lo atribuyo a que, cuando terminan con 21 años su servicio militar, éste aprendizaje les proporciona una ventaja muy útil sobre todo para emprender:

  • Liderazgo: Capacidad de mover masas y organizar grupos para el logro de una meta u objetivo.
  • Audacia: Asumir riesgos, controlando el impacto y las variables a considerar.
  • Confianza: Seguridad en su proyecto, no esperar a que la oportunidad venga.
  • Responsabilidad: Utiliza su poder en beneficio de todos y sabe asumir las consecuencias de sus actos.
  • Pasión: Aferrarse a los anhelos, incluso hasta llegar a la terquedad.
  • Solidaridad: Velar por los intereses del grupo; no ser egoísta.

Hay más aportes de su paso por las FDI pero los principales y que tienen su reflejo en el mundo del emprendimiento de manera más directa creo que son los anteriores.

Es un hecho que en los encuentros que hemos tenido allí con personas de entre 21-27 años el grado de madurez, la visión y el enfoque de los diferentes temas es, comparativamente con nuestro entorno más inmediato, completamente abismal y eso determina su grado de éxito.

Si añadimos a estos mimbres la especial circunstancia de que existe un ejército de reservistas que, en términos generales, obligatoriamente un mes al año tienen que reincorporarse, y compartir de nuevo experiencias, independientemente del estatus social que ahora ocupen, el resultado es una fuerte cohesión. Taxistas mezclados con emprendedores, como nos contaban un fontanero liderando un pelotón en el que estaban políticos o directivos…cuando esto sucede la conexión entre ellos es muy potente.

Por último, conceden mucha importancia a la formación militar, el cuerpo por el que se haya pasado y el servicio que se ha prestado, incluso más que el aprendizaje universitario, si en un curriculum aparece alguna de las unidades de élite del ejército, como por ejemplo la 8200, la valoración social y empresarial se incrementa significativamente.

Posiblemente, desde nuestra perspectiva de un país que no está en guerra, lo más inmediato sea rechazar esta organización social pero de cara al mundo de los negocios y del emprendimiento constituye un pilar importante en la construcción de los valores del emprendedor o empresario que no podemos obviar.