Hibridación: ¡¡es la realidad, estúpido!!

1x1.trans - Hibridación: ¡¡es la realidad, estúpido!! - trabajo equipo, redes sociales, marketing, experiencia, emprender, crisis, concepto, colaboración, clientes, branding, aprendizaje“Cuando un hombre camina en dirección a su destino, se ve forzado muchas veces a cambiar su rumbo.”

Paulo Coelho – Escritor brasileño

Parece que sólo existe la virtualidad, el mundo 2.0 y sus profetas, aquellos que traen la verdad a este mundo para hablar ex-cátedra sobre el advenimiento de una nueva manera de relacionarnos con el cliente, sólo unos pocos elegidos están legitimados para hablar de las bondades y quién representa los auténticos valores de esta filosofía, quien lleva trabajando varios años en esto y quien tiene la experiencia y la capacidad de pontificar a las masas.

Cada vez creo menos en la separación entre la comunicación on-line y la off-line, el 1.0, el 2.0, el 3.0…y así hasta la 4.0 que vi el otro día en una empresa que llevaba unas semanas en las redes sociales, en unos meses llegaremos al 12.0 (como Malta). Vamos a ver que esa línea, esa frontera, está cada vez más desdibujada, es más etérea (como alguno de los expertos) y no tiene razón de ser, al final es comunicación, es diálogo, no es interrupción para meterme en tu vida y que oigas mi discurso.

Veo, con cierto reparo y rechazo, como se plantean campañas de comunicación digital ó 2.0 sin tener ligazón o estar relacionadas con las otras…las de toda la vida (como quiera que las llamemos), al final el dinero es real, la acción de compra es real y tienen que estar íntimamente vinculadas las acciones para que produzcan el efecto deseado que es llevar al consumidor a la acción, generar un movimiento orientado al intercambio económico, sin esto de nada sirve lo que hayas planteado. Y aquí las marcas tienen una enorme responsabilidad, deben velar por transmitir y aportar algo más que mensajes afortunados cuya caducidad es casi inmediata en estos tiempos.

Constantemente veo como marcas tienen planteamientos serios y rigurosos por construir su imaginario y su discurso, pero que, por una infidelidad a su esencia, abandonan para perseguir a esa tendencia nueva que le ha guiñado el ojo y le ha invitado a salir de fiesta y esto cada vez es más frecuente cuando se deja en manos de insensatos esta importante y clave tarea.

También veo con cierta tristeza la banalización de la comunicación, algo que debe estar en manos de alguien con criterio y que sepa aplicar sus filtros mentales a cualquier chisposa e ingeniosa frase que le cruce por su mente. Entiendo que haya gestores de comunicación que se deban a sus clientes y traten de darles cancha por las redes, ¿pero de verdad es lo que se les ha pedido? Yo no hago un anuncio, o una campaña para que me singularices a mi (interlocutor de la empresa) y me dores la píldora, la hago para conseguir mi objetivo, generalmente incremental, bien en ventas, imagen, notoriedad, impacto…no te centres en mí.

No se escapa de esta entrada en mi “muro de las lamentaciones” ese afán por mirarse el ombligo y creer que, realmente es que no nos entienden, por plantear la cojo-campaña de lanzamiento orquestada con su claim, teaser y cuantas chorradas más añadamos para que el cliente vea lo bien que manejamos la jerga, al final recibimos tantas intromisiones y tantas pausas para que nos acostemos con las marcas que los filtros distorsionan la realidad.
Por último:
Al final todo está conectado, no puedes tener una personalidad histórica y ser otra cosa en las redes y al revés…

Dejo un video TED sobre el Dogma de la razón de Julian Baggini

Tags , , , , , , , , , ,

LEAVE A COMMENT