Descuidos en la milla final…

1x1.trans - Descuidos en la milla final... - trabajo equipo, selección, experiencia, economía, creatividad, concepto, colaboración, clientes, branding, ayudas, aprendizaje“Repetir es persuadir con más detalle.”

Duque de Levis – Embajador francés

Para el que me sigue habitualmente el término milla final no le será desconocido, esta es una entrada reivindicativa motivada por un infame vecino que no acaba de tener claro que es una proyección de la empresa para la que trabaja aunque no sea en su horario laboral (lo explicaré detalladamente). En un proyecto en el que estoy participando, uno de los pilares clave es la selección de personal, no tanto por si cumple los requisitos y características que se le exige al puesto, sino si “comulgan” con a filosofía que se quiere impregnar al negocio. No es mi negocio el seleccionar personal, pero sí el supervisar que se adecuan a la filosofía de la empresa, que ayudan a proyectar con coherencia la esencia del negocio.

Desconozco si a mi vecino le han entregado un manual de buenas prácticas con su coche de empresa, coche totalmente rotulado de una marca bastante conocida, habitualmente este simpático vecino ocupa varias plazas de aparcamiento con sus maniobras para que dónde caben 2 sólo exista 1 sitio, además le he visto también haciendo determinadas cabriolas y piruetas con ese vehículo, a mi me parece perfecto que se divierta, pero está representando a una marca, a una empresa y en todo momento la imagen que está transmitiendo de ella es nefasta.

Sucede igual con esos camioneros que te fuerzan en adelantamientos imposibles que además te hacen gestos grotescos acompañados de miradas asesinas cuando los adelantas…resulta que el camión pertenece a una compañía que no sabe que esa persona está comunicando negativamente los valores de la marca. En alguna ocasión me he quedado con ganas de llamar a una de estas empresas y decirles en tal carretera a esta hora y esta matrícula me ha sucedido esto con su camión…posiblemente sin mucho efecto.

Ahora estoy ayudando a un cliente a que cada elemento de un negocio turístico transmita unívocamente la esencia de su orientación, el foco en el que va a hacer especial hincapié con su propuesta de valor. Eso hace que las personas que estén al frente de ese negocio y que al fin y a la postre son las que en primera instancia van a “impactar” con el cliente estén alineadas con la estrategia de la compañía, además este cliente va a poner especial empeño en que si decimos que estamos interesados en ser una referencia en el tratamiento que se le da a los caldos de nuestra región, todo el equipo de colaboradores tenga unas nociones elevadas (no básicas) sobre ese apartado. Incluso ha dedicado una partida a formación en este aspecto.

Tanto es así que tengo un documento creado y enviado por él en el que dice (cito textualmente) entre otras cosas:

  • Una de las diferencias de nuestro negocio es el detalle, detalle entendido como algo diferente, no esperado y hecho especialmente para ese cliente. Constantemente buscaremos la excelencia de este modo.
  • El problema está siempre en la organización, nunca está en el cliente, nunca en los proveedores, está en cómo hemos gestionado nuestras relaciones con ambos.
  • La subjetividad y el piloto automático son nuestros caballos de Troya, tendremos que luchar para que el optimismo y dinamismo triunfen.

Quizá os puedan sonar unas paranoias filosóficas con poco trasfondo operativo, pero con estos mimbres es fácil construir, el problema es cuando sólo vemos una cuenta de resultados y no proyectamos hacia el futuro de dónde deben venir nuestros ingresos…así sí.

Os dejo un video sobre cómo ser “hacedores”

Tags , , , , , , , , , ,

LEAVE A COMMENT