Altibajos emprendedores

1x1.trans - Altibajos emprendedores - trabajo equipo, presión, experiencia, emprender, creatividad, cooperación, colaboración, clientes, aprendizaje

“La cólera es una ráfaga de viento que apaga la lámpara de la inteligencia.”

Robert Green Ingersoll – Político americano

Es normal que, cuando vives muy pegado al terreno, tengas días de intensidad y emoción positivas que eleven tu estado anímico y otros de desilusión y sensación de fracaso que te transporten directamente al infierno de las emociones.

Entiendo que esto es bueno porque te permite madurar y conocerte más y mejor como persona y como profesional (los clientes no tienen que “sufrir” tus montañas rusas emocionales). También creo que te aporta ese punto de pasión y de implicación con la situación que te demandan; si pasáramos de puntillas por los temas sin ningún tipo de complicidad tanto con la tarea que desempeñas como con las personas que intervienen sería más pobre el resultado y sobre todo el proceso para lograrlo.

Afortunadamente, en frío, relativizas todo y pones distancia con el enfado generado, no así con el motivo de los pesares, que sigue vivo y latente en espera que alguien lo resuelva.

Las razones más habituales por las que tiendo a perder la calma tiene que ver con el compromiso, el cumplimiento y la exigencia:

  • Compromiso: no utilizaré el ejemplo del huevo y el bacon, pero cuando alguien está comprometido con el proyecto y con el resultado, no sólo lo transmite, sino que lo irradia en cada acción que acomete, se buscan alternativas y ante la dificultad siempre hay un punto de escape y una solución.
  • Cumplimiento: quizá para muchos no sea relevante pero el ser meticuloso con los plazos, puntual con las entregas y disciplinado con los hitos son evidencias e indicadores del rigor con el que se afronta el trabajo, un buen profesional hará todo lo que esté en su mano por perseguir y llevar hasta el final el cumplimiento de los plazos.
  • Exigencia: Ponerse al límite y dar todo por los dos anteriores puntos, si tienes el compromiso de cumplir con determinada tarea lo llevas al límite, no te das por satisfecho con el primer resultado sino que tratas de aportar algo más, ser diferente…aunque sea complicado.

Cuando los puntos anteriores ocasionalmente y de manera aislada se dan…das por hecho que puede ser un mal momento, una desafortunada situación…y lo disculpas, ahora cuando de manera reiterada se da y ves cierta indolencia al ponerlo de manifiesto, es bien diferente.

Todo lo anterior genera tensiones, antipatías y desasosiego (en esto soy especialista) a mi alrededor, no es algo buscado, no es forzado, hago que el “afectado” perciba que no ha cumplido, pero en realidad el que más sufro soy yo porque hay que reanudar el camino iniciado, aguantar la ira y tratar de entender el por qué de esa actuación.

Nunca llego a respuestas absolutas, pero las parciales calman ese desasosiego…buffff sólo escribir esto me ha tranquilizado, gracias por leerlo 😉

Tags , , , , , , , ,

LEAVE A COMMENT