Abandono y desconsuelo…¿Estado Social?

1x1.trans - Abandono y desconsuelo...¿Estado Social? - subvenciones, presión, ministerio, libertad, emprender, economía, desempleo, crisis, cooperación, concepto, colaboración, ayudas, aprendizaje“Si no te ha sorprendido nada extraño durante el día, es que no ha habido día.”

John Archibald – Físico estadounidense

Durante las últimas semanas he tenido algo abandonado este espacio, el origen de tan poca prolífica producción no es que no sigan sucediendo cosas, viviendo situaciones, sino que un accidente fortuito me ha tenido algo alejado de mis obligaciones con el blog. A la situación de no poder trabajar con normalidad se ha juntado una carga de trabajo importante por varios proyectos que tienen que ver la luz en próximas fechas. Después de esta pequeña justificación voy a contar mi último encuentro con la realidad.

Tuve un aparatoso y vergonzoso incidente con el que me fracturé parte del radio del brazo derecho, cuando acudí a urgencias (eufemismo) me atendió una médico con gran amabilidad que en todo momento insistió en conocer cuándo y dónde había sido el desafortunado accidente, creyendo, pobre de mí, que el interés y la insistencia provenía de algún tipo de sintomatología tipificada, resulta que en realidad quería asignar a alguna “casilla” el accidente laboral, por más que le insistí que no había sido trabajando (es complicado fracturarse un brazo con mi trabajo) y que no había sido de camino al mismo (in itinere) además de mi situación laboral de trabajador autónomo (el único perjudicado era yo que dejaba de “producir”) insistió en:

  • Atribuir el accidente a una causa laboral. Esto creo que será un fraude de ley, además de una puerta abierta para potenciales insatisfechos con su tarea.
  • Adjudicar mi tratamiento y posterior rehabilitación a la mutua que: “para eso cobran”.

Además de un escalofrío que recorrió mi espalda cuando me recomendó reposo absoluto (cosa que obvié inmediatamente) lo que me resultó más llamativo es la facilidad con la que recomendó, incluso con mis reticencias, el que me beneficiara de nuestro sistema sanitario, dejara de producir y pasara a engrosar el dato de inactivos. Entiendo que la salud está por encima del trabajo, pero… ¿tanta insistencia?…como todo es difícil generalizar y extrapolar datos, pero ¿cuántas bajas se producirán en términos semejantes?, ¿cuántas serán tan forzadas como esta?…

Lo que no os he contado, mis queridos amigos, es que tuve contacto con 4 personas (admisión, operadora radiografías, enfermera y médico) todas salvo la persona de admisión que, según mi punto de vista, no le vendría nada mal un curso de atención al cliente, me animaron a que cogiera la baja y acudiera a la mutua pese a ser conocedoras de mis situación laboral…NO COMMENTS.

Buscando datos sobre las bajas en España, los datos son escalofriantes, además del pésimo dato del desempleo unos 40.000 trabajadores causan baja en su empresa al mes por accidentes, los últimos datos publicados son un avance de enero de 2011, pero los consolidados de 2009 (últimos globales disponibles) son demoledores, unos 700.000 trabajadores han sufrido baja durante 2009 (evidentemente esa cifra fluctúa por bajas y altas) de los que 620.000 durante su jornada y unos 80.000 acudiendo a ella (in itinere) cuántos realmente serán reales, cuántos inducidos, cuántos fingidos…incluso provocados…haciendo grandes cifras: 4,6 millones de desempleados + 18,4 ocupados (-unos 0,7 baja) y sumamos unos 3,7 millones de jubilados…este escenario asusta. Un poco más de control, responsabilidad y sobre todo conciencia de lo que es realmente un estado social evitaría pillajes y el aprovechamiento del sistema….¿quién le pone el cascabel al gato?

Tags , , , , , , , , , , , ,

COMMENTS (2)

  1. Diego
    29 marzo, 2011 Reply

    Ay, si yo te contara o contase… Mis ya 10 años de experiencia en el asunto me han permitido ver cosas alucinantes.

  2. Txotxe
    30 marzo, 2011 Reply

    “¿Quién le pone el cascabel al gato?…”
    Creo que tanto este post como el anterior, son fieles reflejos de la realidad que por desgracia… o por suerte… nos toca vivir.
    Cuídate ese brazo!

LEAVE A COMMENT