The tipping point: el punto clave

“No sé cual es la clave del éxito, pero la clave del fracaso es intentar agradar a todo el mundo.”

Bill Cosby – Actor americano

En ocasiones la vida nos brinda la oportunidad de darnos cuenta de que ha sucedido algo importante, un hecho relevante que cambia a partir de ese momento tu concepción de las cosas.

Estoy terminando de leer The tipping point (El punto clave) de Malcolm Gladwell, un libro en el que de un modo muy gráfico y abundante de ejemplos descubre cómo y por qué se alcanza el punto de inflexión a partir del cual un producto, servicio, empresa…se convierte en un éxito o un fracaso…es ese momento en el que algo cambia y es significativo.

Durante esta semana creo que he tenido varios “tipping points” momentos en los que he llegado casi, como si fuera una gacela a punto de ser atropellada por un camión (disculpas anticipadas por la metáfora), a ver con claridad las consecuencias de esa situación:

  • Clientes: durante esta semana he estado con 2 clientes muy diferentes, con los que se ha planteado una situación similar: en los proyectos en los que colaboro con ambos las fechas y los plazos de las diferentes acciones que tenemos lanzadas se veían comprometidas y en riesgo su cumplimiento (básicamente por tener que depender de personas internas o proveedores seleccionados por ellos) y la reacción de ambos ante una situación similar ha sido totalmente diferente, el primero ha organizado reuniones internas, ha dinamizado la situación y ha tomado medidas para hacer que se avanzara en el proceso y facilitar mi trabajo. El otro ha puesto el grito en el cielo y nos ha “amenazado” con dejar de trabajar ya que no somos capaces de romper la inercia interna de la organización…PUNTO DE INFLEXIÓN. Esta situación marcará un antes y un después en cómo discurra la relación.
  • Colaboradores: No me detendré mucho aquí pero lo más importante cuando a tu alrededor se desmorona el mundo, cuando el Coloso está en llamas y comienza a arder la pernera del pantalón, lo último que tienes que hacer es correr y gritar, de hecho ese movimiento aviva el fuego y hacer correr aún más la voz de alarma. Hay que ser un Terminator/Robocop, vengo a cumplir esta misión y nada de lo que suceda va a variar la manera de afrontar la tarea, ni cuentos chinos, ni comentarios de pasillo, ni caras largas…PUNTO DE INFLEXIÓN. Estoy convencido que el aprendizaje servirá para abordar de una manera más fría el trabajo.
  • Contactos: cuando arrancas tu aventura, al margen de que estás muy sólo, ves a tu alrededor como todo el mundo tiene una propuesta que hacerte, colaboraciones grandiosas, éxitos asegurados, puertas que se te abren, gratitud desmedida…la realidad es que cuando hablamos de economía todo el mundo queda retratado. Es importante saber con quién cuentas, yo cuento con todo el mundo, pero ahora que conozco el juego que desarrollan es más fácil jugar…PUNTO DE INFLEXIÓN. Cosas que no te enseñarán en un MBA:

“las primeras impresiones son las buenas…las segundas son las que nos confunden”.

Por último como casi todos los fines de semana, dejo aquí un vídeo de TED que me ha gustado, en el que Lalitesh Katragadda (Ingeniero de Google) habla sobre la colaboración:

Tags , , , , , , , , , , ,

LEAVE A COMMENT