The show must go on…

La última vez que me senté a teclear en este apartado de la web fue en septiembre de 2014, mucho ha llovido desde entonces y mucho han cambiado las circunstancias de TSMGO.

En esa entrada hacía una reflexión sobre la mayoría de edad de la empresa y el superar la barrera de los 5 años…quizá recientes acontecimientos hagan que ahora vea con cierta emoción el momento que estamos viviendo, sin embargo, las reacciones del exterior confirman que no es una ficción, más bien al contrario algo muy real y tangible que está aglutinando voluntades y rodeándonos de ilusión y motivación constantes pese al esfuerzo que conlleva.

Llegar a este punto supone haber tomado decisiones, unas incorrectas otras, afortunadamente las más, correctas. Toda decisión lleva aparejada una renuncia, una elección y un descarte, tomamos una vía y abandonamos otro camino. No hay suficiente perspectiva para valorar esa cadena de medidas y, quizá, dentro de unos meses tenga que ser esclavo de estas palabras pero no puedo resistirme a compartir, sin ánimo de pontificar, ni de dictar sentencia, simplemente como reflejo de que trazar tu camino y elegir con reflexión, puede llevarte a donde quieres estar sin grandes fuegos de artificio, sólo con trabajo.

Decisión 1

Obstat quidquid non adiuvat – Lo que no ayuda, estorba. Quintiliano.

El ambiente institucional y gubernamental me produce hastío. Mismas caras, mismos recursos, tono monocorde y guión. Deliberadamente me he ido – y me han ido – quedando/dejando al margen de foros, encuentros, reuniones…no es una consecuencia del reciente sufragio, es algo planteado desde hace tiempo. Cuando te alejas y respiras fuera de ese ambiente cargado y viciado y das un paseo fuera de esa atmósfera descubres que el oxígeno es más rico y hace que pienses mejor. Da igual la Comunidad en la que estés, hace un mes tuve un ligero contacto con otro entorno y el sopor institucional era igual de hediondo.

Liberar la agenda de eventos que no conducen a nada salvo a mayor gloria de quienes ahora ocupan un puesto público de manera circunstancial ha incrementado la productividad de TSMGO y es mejor estar fuera del radar y planear lejos de la visión del controlador.

Decisión 2

Ubi bene, ibi patria – Donde está el bien, allí está la patria. Cicerón

Me encanta La Rioja, me apasiona vivir y ser embajador de ella, quien me conozca sabe que hablo maravillas de la tierra que me vio nacer. Quedarme encerrado en estos siete valles y la sierra Cantabria y no ver más allá del Ebro sería negligente, el negocio que tengo en las inmediaciones supone un porcentaje bajo sobre la facturación total y tengo suerte, mucha suerte, porque quienes confían en nosotros han hecho bien los deberes y están dispuestos a arriesgar y sufrir nuestras incomodidades.

Ser periféricos y tener un tejido de relaciones tan tupido tiene muchas cosas positivas y varias negativas y una de ellas es la endogamia, el vínculo compromete el rigor con el que se acometen los proyectos. Desconocer los lazos informales y tratar de abstraerse de esa realidad es de ilusos. El salir fuera y trabajar en otras provincias nos está dando una visión más global a los proyectos, estamos encontrando partners con los que se puede colaborar, se puede ser transparente y encontrar el encaje, sin mirar de reojo.

Decisión 3

Optimum cibi condimentum fame – El mejor condimento es el hambre. Cicerón

Cuando estás seguro de que lo que ofreces tiene la calidad suficiente como para competir en ligas mayores, ¿qué te lo impide?. Como empresario me generaría mucha inquietud el que se me alimente artificialmente, que se me mantenga – vía ayuda/subvención – en la UCI empresarial. Tiene que ser triste que quieras aportar y competir y por las relaciones puedas acceder a trabajos que no te van a servir para ponerte a prueba, uno sabe donde está en el momento en el que se mide y sólo te puedes medir si compites, sales todos los días a correr y crees que haces buenos tiempos, te conoces la ruta, vas cómodo, tu marcas el ritmo…cuando sales a la pista el rival te pone en tu sitio. Si un cliente es capaz de ponerte en la pista con los 10 mejores de tu categoría es que estás haciendo bien las cosas, cuestión bien diferente es que luego seas la liebre para que el resto hagan tiempos o que no tengas los recursos para correr a la misma velocidad, pero ahí tienes la estrategia marcada, en qué debes mejorar y qué debes potenciar.

Hemos tenido la ocasión de competir con empresas que para nosotros son referentes en branding y marketing a nivel nacional e internacional y de momento el saldo es un empate, ahora bien, el aprendizaje que nos ha dado en presentación de propuestas, medición de los tiempos nos ha mejorado.

Decisión 4

Donec eris felix, multos numerabis amicos: Tempora si fuerint nubila, solus eris – Cuando eres feliz tienes muchos amigos, cuando el cielo se nubla solo estarás. Ovidio

Entramos en el apartado en el que más he aprendido, un colaborador puede implicarse o puede comprometerse, esa es su elección. En los momentos dulces suenan los teléfonos, llegan las felicitaciones, las propuestas de colaboración, el compartir…los correos en los que te recuerdan que hay un café pendiente, una conversación que puede ser productiva. Hay personas que huelen el éxito y el fracaso, tienen la pituitaria muy desarrollada para saber cuando aparecer y cuando salir del escenario, no envidio esa capacidad.

En esa fina línea que separa la implicación del compromiso mi apuesta siempre es por quien siente los colores como propios y casi sigue tu misma suerte; cuando creces es normal que la ropa se te quede pequeña y tengas que comprar nuevos recursos o que incluso seas menos riguroso a la hora de elegir tu estilo y casi te pongas cualquier cosa que te siente bien (o creas que te sienta bien). Y ahí no es conveniente bajar la guardia, debes estar cómodo y ser transparente, cuestión bien diferente es que la otra parte no corresponda.

Conclusiones

Por último algunas cuestiones rápidas negativas que, sin ser menores, hacen que aprendas de manera ultrasónica.

Cum fovet fortuna, cave namque rota rotunda – Cuando la fortuna te favorece, ten cuidado, porque la rueda gira. Apio Claudio.

Nos hemos encontrado con un par de situaciones complicadas con clientes que no asumen sus compromisos.

Ab Iove principium – Empezar con lo importante. Virgilio.

El querer abarcar mucho, puede hacer que descuides lo que realmente es esencial y vital mantener.

Por último aplica esta máxima:

Mea mihi conscientia pluris est quam omnium sermo – Mi conciencia es más importante para mí que cualquier discurso. Marco Tulio Cicerón.

Lo cierto es que últimamente la tengo muy tranquila por lo que hago.

 

Tags , , ,