Zapatero a tus zapatos…

 

“Un contrato verbal no vale ni el papel en que se escribe.”

Samuel Beckett – Escritor irlandés

Seguramente habéis pensado que iba una nueva andanada contra la estrategia económica (por llamar estrategia a lo que hace) de este des-gobierno, sin embargo la entrada aborda algo más mundano y próximo…la búsqueda y selección de un asesor.

Mañana tengo la primera reunión con mi nuevo asesor/gestor, en mi caso su papel es un poco difuso,…vamos la persona que va a responsabilizarse de realizar la contabilidad, fiscalidad y los asuntos laborales de este proyecto.

Como sabéis inicié mi actividad el 1 de julio de 2009, el primer periodo en el que tuve que presentar mis liquidaciones y resultados fue el tercer trimestre del año, esta contabilidad la realicé yo, recuerdo que bastantes personas me indicaron que no perdiera el tiempo con eso, mi negocio era otro ya entonces les di la razón, pero, como les expuse, tenía varios motivos para afrontar esa tarea:

  • En primer lugar quería dimensionar la realidad del negocio, saber mi consumo mensual en partidas como viajes (gasolina, peajes, parkings…) invitaciones (comidas, detalles) materiales…para mi “ignorancia” empresarial necesitaba saber qué base de gastos tenía y cómo se producían mis flujos de tesorería.
  • Necesitaba conocer la “carga” real de trabajo, por filosofía personal cuando voy a delegar una tarea en alguien suelo realizarla yo mismo antes, para conocer las implicaciones y asignar tiempo, difícilmente alguien que haya colaborado conmigo me puede decir que no he hecho antes el trabajo.
  • Eliminar un gasto fijo en los arranques del negocio, sin tener la certeza de que había un largo plazo que pudiera mantener esa partida.

Al principio los viernes tarde (esa parte de la jornada tonta y poco apetecible) los dedicaba a organizar e introducir en el programa informático la información, luego vi que una vez creado el sistema de cuentas, con realizarlo una vez al mes era más que suficiente…de momento no genero tanto trabajo. Ahora lo realizo en unas 3-4 horas de los 5 primeros días de mes.

Después de haber realizado esta tarea para mi durante 6 meses, queda la tarea de cerrar y además de generar la contabilidad de la SLNE, algo más formal y estricta, pero desde luego tengo una visión bastante cercana a la realidad, por eso he decidido no realizarla yo desde este momento (aunque en mi Plan de Negocio la subcontratación de este servicio la tenía prevista para el año 2), motivos: 3 horas de mi tiempo equivalen a lo que ellos van a cobrarme, tengo la seguridad de que el servicio se está haciendo conforme a los requisitos y parámetros legales y por último, ahora que conozco de verdad el proceso, sé qué puedo pedir y exigir.

Después de pedir opinión y orientación a diferentes personas sobre asesores/gestores mañana pruebo con uno que me han recomendado varias personas y que en la reunión que tuve con él la semana pasada me transmitió buenas sensaciones…no está en el mundo 2.0 y creo que el tema tecnológico lo lleva justito, pero es una oportunidad más ;).