Gestionar el cambio…

“Nadie puede ser esclavo de su identidad: cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar.”

Elliot Gould – Actor estadounidense

Recuerdo que durante muchos años cuando hacía un plan estratégico o un plan de marketing uno de los apartados al que menos atención prestaba podría ser el macro-entorno, incluso en sectores intervenidos como el farmacéutico los movimientos en este ámbito (legislativos fundamentalmente) tenían una repercusión en el medio plazo, rara vez en el corto plazo. El detalle macro de la economía era favorable y positivo, sin embargo de un tiempo a esta parte el calado cada vez mayor de las cifras macro altera notablemente el que podamos establecer un escenario de trabajo, independientemente de si es favorable o negativo, cada vez aparecen índices nuevos, parámetros que eran desconocidos y que no tenían una incidencia directa sobre el devenir previsional de la empresa, ahora bien, ahora que todo el mundo es especialista en economía y que los medios se han interesado por aportar su granito de ignorancia y caldear el ambiente tienen un impacto que hace difícil calibrar en un plan la sostenibilidad de la hipótesis de trabajo.

Además de lo anterior, se da la circunstancia de que el actual Gobierno no está manejando adecuadamente la situación (al menos en lo que a comunicación se refiere) y genera unas dudas importantes sobre la solvencia de sus planteamientos.
Una de las cuestiones en las que suelo poner el acento, cuando me enfrento a gestionar un cambio en cualquier organización, es tratar de aplicar una estrategia de ataque según el método de los 8 pasos definido en su momento por John P. Kotter que tan buenos resultados me ha proporcionado en anteriores desarrollos.
Si, el estratega que hay detrás de la comunicación, se hubiera leido este libro en lugar de El príncipe de Maquiavelo (con el que nos dosifica el veneno letal de las píldoras informativas que generan) quizá estaríamos hablando de otro escenario y de un ánimo diferente en términos generales.
El modelo de Kotter plantea 8 fases que deben gestionarse adecuadamente en una organización que desee interiorizar un cambio, aplicado al desaguisado comunicacional de la política económica de este Gobierno sería:
1. Generar una sensación de urgencia: hace meses se nos tenía que haber dicho cuál era la situación real, creo que no era necesario que lo refrendara un externo que la situación es crítica y aquí se ha perdido una enorme oportunidad. En esa urgencia nuestro presidente debería haber salido al frente y trasladar un contundente mensaje de: “vamos a poner todo a trabajar en este sentido” lo hizo Churchill como hombre de estado frente a la amenaza nazi y otros líderes…
2. Organizar una fuerte coalición directiva: Esto merece un pacto entre los principales partidos del gobierno me da igual el color, la orientación,…señores: unos nos han metido en este “marrón” y ahora no pueden hacerse los despistados, y aparcar diferencias que nos jugamos bastante.
3. Generar una visión para focalizar el cambio deseado: Comunicación, está claro que a España lo que nos une es más que lo nos separa, estamos sensibles y con ganas de hacer un Fuenteovejuna, pero con una buena alianza, una visión potente que nos represente el futuro en el que queremos estar, sin niñas de Rajoy ni historias, algo concreto y certero, nos pondría a todos a la tarea.
4. Comunicar la visión: Todas las cadenas a disposición para en lugar de que salga los programas que aborregan audiencias, salga el equipo de gobierno explicando qué va a hacer, por qué y cuándo…como el mensaje del Rey, pero en lugar de hacer la gracia tomarse en serio la bonita historia.
5. Facilitar que otros pongan en práctica esa visión: aquí si que toca hacer medidas y cada vez tengo más claro que pasa por hacer que las decisiones lleguen directas sin intermediarios, aquí las comunidades y delegados deben perder autonomía para que cumpla y respete lo diseñado.
6. Planificar la obtención de éxitos en el corto plazo: una de las cosas que más me está llamando la atención es que no se ha marcado un hito, una simple reducción, congelación arbitraria…¿por qué una paga extra a los funcionarios (mal elegido hasta el recorte)? ¿por qué no dos?…no hay una explicación clara, ¿por qué un 21% del IVA?… me gustaría, exijo que se ponga una meta a corto, un pequeño éxito que nos diga que estamos aprobando la reválida.
7. Consolidar las mejoras y producir más cambios: A medida que se produzcan ir asentando esos cambios, de nada sirve que a los primeros brotes verdes o primeras muestras de recuperación caigamos en la autocomplacencia y en regodearnos de lo bien que lo hacemos (los españoles somos muy campeones en esto también)
8. Institucionalizar nuevos métodos: Cambiar el modelo y evitar cometer los mismos errores que nos han llevado hasta aquí.
Se que todo lo anterior sobre el papel parece que se sostiene, puede sonar un brindis al sol, pero creo que necesitamos que se nos aporte seguridad, ya no confianza (esto se gana y se otorga) en que estamos en buenas manos…hasta la fecha no es lo que hemos recibido, de ahí la insatisfacción y el grado de enervamiento de los ciudadanos.
Dejo una presentación en la que aparece algo sobre gestionar el cambio.

Cooperación entre empresas 20100629

View more presentations from TSMGO

Cooperación entre empresas 20100629

View more presentations from TSMGO

El IVA y la competitividad…

1x1.trans - El IVA y la competitividad... - subvenciones presión política fiscal finanzas experiencia economía crisis concepto“Invertir en conocimientos produce siempre los mejores beneficios.”

Benjamin Franklin – Político americano

Tengo para mí la teoría de que el incremento previsto del IVA para el mes de julio va a tener, de una manera subsidiaria, un efecto positivo en la competitividad internacional de nuestras empresas.

Desde luego es un error el pretender conseguir de esta manera sanear las paupérrimas cuentas del Gran Capitán pero creo que el efecto de su impacto va a generar que nos replanteemos nuestros planteamientos en términos económicos sobre todo en costes. Hecho bien distinto es cómo va a afectar al consumo, principal motor del desarrollo económico del país durante los anteriores años, el efecto del incremento va a lastrar profundamente a las familias, en especial por la pérdida de confianza y de “sensación de pérdida de capacidad de gasto“…ahora todo es más caro.

Voy a tratar aquí de explicar los motivos que intuyo para argumentar el incremento de nuestra competitividad:

Parte de la crisis ha sido generada por la falsa sensación de bonanza económica, todos hemos incrementado nuestros costes sin un análisis riguroso de costes, con un conocimiento superficial de nuestros “centros de coste” y por la ligereza con la que incrementamos nuestros precios en actividades como la distribución, comercialización…en todo lo que no es productivo en esencia.

Hay mercados que no admiten un incremento en los precios, quien se plantee esta oportunidad como una manera de, sin incrementar el precio, mantener el margen de la compañía tendrá que revisar sus procesos, costes y consumos, esto es ser más competitivo, reevaluar el cómo hace las cosas y con qué. La pista nos la da un gigante como ZARA, como aparece en esta nota: “Inditex se compromete a no trasladar la subida del IVA a sus precios” la única vía para afrontar esta situación es reducir tu margen y/o reducir tus costos para lo que habrá que ser más eficientes en la producción, elaboración, distribución…

Lo positivo de las crisis es que la selección natural actúa, eligiendo las especies que deben sobrevivir y aquellas que deben adaptarse, el sostenimiento de empresas, industrias o colectivos de manera artificial por el hecho del que dirán y por el impacto social que pueden tener no es positivo, la ineficiencia se paga…entre todos en este caso. Sigo pergeñando la entrada de los funcionarios que no quiero caer en la crítica fácil.

Estoy contento IVA…a pagar!!!

1x1.trans - Estoy contento IVA…a pagar!!! - subvenciones IVA fiscal finanzas emprender economía concepto ayudas

“No hay nada tan cierto en el mundo como la muerte y los impuestos.”

Benjamin Franklin – Político estadounidense

Debo ser de los pocos autónomos que está contento cuando su asesor le dice que tiene que pagar IVA a Hacienda. No, no me he vuelto loco, tiene una explicación muy sencilla IVA repercutido – IVA soportado = a IVA a ingresar o compensar. Si facturo más de lo que me facturan…voilá!!! Tengo que recaudar para Hacienda, por tanto cuántas más veces se produzca esto, mejor me están yendo las cosas. Otra cosa es que, en mi afán por contemplarlo como un beneficio, haga uso del ingreso para “salvar mis déficits de tesorería” Esto es lo que habitualmente sucede en las organizaciones:

  • Situación 1: Considero el IVA como algo que puedo utilizar alegremente y luego no me doy cuenta de que ese dinero en realidad no es mío (soy un recaudador más)…llega el momento de ajustar cuentas con papá Estado y la sorpresa es mayúscula al tener que hacerle un ingreso que no tenía ni contemplado, ni previsto.
  • Situación 2: Hay algunos clientes (no son legión de momento) que tienen la insana costumbre de retrasar pagos, una cosa es la facturación y otra cuando se produce el pago/cobro según corresponda, como no estés fino en perseguir estas irregularidades, unos días de diferencia pueden provocarte un auténtico cisma.
  • Situación 3: Al cerrar la contabilidad del trimestre descubro que se ha producido la situación 1 + la situación 2 y alguna conversación con un tercero (proveedores generalmente) o con alguna empresa vinculada genera una factura que minimiza el impacto de lo anterior…realmente lo que hago es retrasar momentáneamente el golpe, pero la tendencia de este tipo de “soluciones” es a incrementar ese saldo.

Estoy contento porque, voy a tener que ingresar algo, poco pero algo, y eso es la confirmación de que vamos por el buen camino, que el trabajo emprendido está dando sus frutos y que genero al margen de capitalizaciones, ayudas, subvenciones…sino que el negocio, es negocio.

Confío en que el resto de trimestres sea de la misma manera, no quiero cantar victoria tan pronto, de momento como es algo que estaba contemplado no me ha sorprendido, pero si me ha alegrado. Lo que si me preocupa es la Reforma Fiscal (maquillaje en realidad) que va a incrementar la tensión que ahora tienen las pymes y autónomos con las liquidaciones, porque va a hacer que la pelota sea aún más grande, si ya hay dificultades para ser previsores con IVA´s en su mayoría del 16% cuando se incremente 2 puntos, las carambolas que más de uno va a hacer van a ser importantes. Ese es el principal riesgo que veo a esta medida que van a desarbolar a más de uno salvo que seamos rigurosos en las previsiones.

Lo dicho que estoy muy contento por pagar!!

Zapatero a tus zapatos…

 

“Un contrato verbal no vale ni el papel en que se escribe.”

Samuel Beckett – Escritor irlandés

Seguramente habéis pensado que iba una nueva andanada contra la estrategia económica (por llamar estrategia a lo que hace) de este des-gobierno, sin embargo la entrada aborda algo más mundano y próximo…la búsqueda y selección de un asesor.

Mañana tengo la primera reunión con mi nuevo asesor/gestor, en mi caso su papel es un poco difuso,…vamos la persona que va a responsabilizarse de realizar la contabilidad, fiscalidad y los asuntos laborales de este proyecto.

Como sabéis inicié mi actividad el 1 de julio de 2009, el primer periodo en el que tuve que presentar mis liquidaciones y resultados fue el tercer trimestre del año, esta contabilidad la realicé yo, recuerdo que bastantes personas me indicaron que no perdiera el tiempo con eso, mi negocio era otro ya entonces les di la razón, pero, como les expuse, tenía varios motivos para afrontar esa tarea:

  • En primer lugar quería dimensionar la realidad del negocio, saber mi consumo mensual en partidas como viajes (gasolina, peajes, parkings…) invitaciones (comidas, detalles) materiales…para mi “ignorancia” empresarial necesitaba saber qué base de gastos tenía y cómo se producían mis flujos de tesorería.
  • Necesitaba conocer la “carga” real de trabajo, por filosofía personal cuando voy a delegar una tarea en alguien suelo realizarla yo mismo antes, para conocer las implicaciones y asignar tiempo, difícilmente alguien que haya colaborado conmigo me puede decir que no he hecho antes el trabajo.
  • Eliminar un gasto fijo en los arranques del negocio, sin tener la certeza de que había un largo plazo que pudiera mantener esa partida.

Al principio los viernes tarde (esa parte de la jornada tonta y poco apetecible) los dedicaba a organizar e introducir en el programa informático la información, luego vi que una vez creado el sistema de cuentas, con realizarlo una vez al mes era más que suficiente…de momento no genero tanto trabajo. Ahora lo realizo en unas 3-4 horas de los 5 primeros días de mes.

Después de haber realizado esta tarea para mi durante 6 meses, queda la tarea de cerrar y además de generar la contabilidad de la SLNE, algo más formal y estricta, pero desde luego tengo una visión bastante cercana a la realidad, por eso he decidido no realizarla yo desde este momento (aunque en mi Plan de Negocio la subcontratación de este servicio la tenía prevista para el año 2), motivos: 3 horas de mi tiempo equivalen a lo que ellos van a cobrarme, tengo la seguridad de que el servicio se está haciendo conforme a los requisitos y parámetros legales y por último, ahora que conozco de verdad el proceso, sé qué puedo pedir y exigir.

Después de pedir opinión y orientación a diferentes personas sobre asesores/gestores mañana pruebo con uno que me han recomendado varias personas y que en la reunión que tuve con él la semana pasada me transmitió buenas sensaciones…no está en el mundo 2.0 y creo que el tema tecnológico lo lleva justito, pero es una oportunidad más ;).

Valoración de proyectos…nos lanzamos?

1x1.trans - Valoración de proyectos…nos lanzamos? - publicidad proyecto marketing fiscal finanzas experiencia emprender documentos crisis concepto clientes aprendizaje

“El que vive de esperanzas corre el riesgo de morirse de hambre.”

Benjamin Franklin – Político estadounidense

Llevo 2 días enfrascado en el Plan de Negocio de un proyecto en el que quieren que participe, están siendo días de recopilar información, pedir datos, valorar cómo orquestar y darle forma, pero básicamente 3 son los criterios que estoy valorando por encima de todo:

  • El primero, los compañeros de viaje, como en un post anterior indicaba, es vital conocer la trayectoria y lo que se juegan en la aventura de emprender este proyecto, en este caso, por el conocimiento que nos tenemos y nuestra relación, son las personas con las que este proyecto puede tomar forma. Si este punto no estuviese salvado no avanzaría en el estudio, es clave no sólo la sintonía, sino la definición y concreción de roles y aportaciones (no económicas) de cada uno.
  • El segundo, en este me detendré: el conocimiento de los costes, es vital conocer tu cuenta de resultados y qué la conforma, de dónde se generan los gastos, en este caso, hemos realizado varias consultas a proveedores, a los propietarios de la concesión y lo hemos tamizado con la ayuda de excel y no cuadran los datos, unos márgenes brutos que no soportan ni el esfuerzo, ni la estructura necesaria. La configuración de dónde están los márgenes es clave: para dimensionar el umbral del proyecto y sobre todo para ver cuánto puedes “repartir” por el camino a potenciales distribuidores, puntos de venta…y cuánto dedicar al marketing y la promoción.
  • El tercero, es tener una imagen clara de tus clientes, saber quiénes son, dónde los puedes encontrar y sobre todo si pagarían lo que les demandas por ello, aquí gracias a la experiencia de los diferentes implicados, tenemos más clara la “imagen” de ese cliente ideal y cómo llegar a él para satisfacer la necesidad que tiene. Este punto también lo hemos salvado.

Se que los criterios señalados pueden parecer simples y quizá conocidos, nada novedosos y relevantes, de Perogrullo pero no doy un paso más si lo anterior no ha quedado clarificado totalmente, ante la más mínima duda prefiero rechazar el proyecto.

Lo que si hemos acordado es hacer una prueba, un test que nos dimensione realmente la situación porque es evidente que con volumen los costes mejoran…pero para que eso sea así el objetivo es excesivamente ambicioso.

De momento se cumple el primero y el tercero, el segundo seguimos trabajando sobre él pero mucho me temo que no variará significativamente, por tanto se cumplen 2 de 3…yo no entro…no está el horno para bollos 😉 y hay riesgos inasumibles.

Under pressure

1x1.trans - Under pressure - zapatero presión presidente PIB fiscal economía

Como bien sabéis soy un fan de Queen, a continuación os expongo mi último artículo sobre la confusión a la que llevan algunos políticos para que no entendamos de qué hablan.

Hace unos días escuché en una emisora nacional como el presentador del programa anunciaba lo siguiente:

Zapatero garantiza que la presión fiscal será inferior a la de 2004 pese a la subida de impuestos

suerte que no iba conduciendo, se vislumbraba el desastre…al margen de opiniones más o menos orientadas sobre las medidas que está impulsando este gobierno para vadear la crisis, esta noticia da mucho juego como objeto de análisis, sobre todo de lo que no habló nuestro presidente: el esfuerzo fiscal que llevaba aparejada esta medida.

Posiblemente un ingeniero tendrá clara la diferencia entre presión y esfuerzo, pero coloquialmente ambos términos se confunden en el ámbito recaudatorio y ciertamente no son sinónimos.

La presión fiscal se calcula como un ratio, una relación entre dos magnitudes, cuántas veces está contenida una cifra en otra. En este caso se relaciona la recaudación fiscal, lo que de una manera directa o indirecta ingresa el estado vía impuestos y seguridad social, dividido entre el PIB (producto interior bruto) el valor monetario de los bienes y servicios producidos por el país durante un año. Es evidente que a menor producción, menor recaudación, a menor consumo menor recaudación, a menor número de afiliaciones menor recaudación, por tanto, como consecuencia de la actual situación económica los ingresos fiscales se han reducido en una proporción mayor que la producción de bienes y servicios. De ahí que el presidente se refiera a un dato de 2004, momento en el que la economía española navegaba con buen ritmo y la presión fiscal ascendía a un 33,5%.

1x1.trans - Under pressure - zapatero presión presidente PIB fiscal economía

En este cuadro se resume la evolución del año 2000 hasta 2007 y una estimación de 2008 de este ratio por EUROSTAT (Oficina Estadística de la Comisión Europea).

En 2007 la presión fiscal fue de un 37,1%, mientras que en 2008 descendió a un 32,83% fundamentalmente como se refleja en la Memoria 2008 de la AEAT por la caída del Impuesto de Sociedades y del IVA, no así del IRPF que se resintió un 1,8%.

Efectivamente la presión fiscal no llegará a niveles de 2004 (33,5%) porque tenemos recorrido. Lo preocupante de este ratio es que supone un indicador preciso de la caída en picado de los principales motores de la economía: la actividad de las empresas, el número de trabajadores y el consumo.

Ahora vamos a llevar estas magnitudes (macro) a la realidad particular (micro), para que aflore de verdad lo que significa esfuerzo fiscal, sin querer complicar mucho este comentario, introduciremos un término como la Renta per Cápita…lo que usted y yo a nivel individual disponemos para gastar, ahorrar o invertir. Pues es evidente, que pese a que España se haya puesto en los últimos años a nivel de la media europea en Renta per Cápita, la referencia que utiliza Zapatero (Suecia por ejemplo) soporta una presión fiscal del 56%. Sin embargo si utilizamos un país con una presión similar como es el caso de Alemania pero con una renta per cápita de 29.100€ mientras que la de España es de 26.000 el mismo porcentaje nos deja diferente renta disponible unos 2.000€/año de diferencia. Ese es el verdadero esfuerzo fiscal, los españoles tendremos que hacer mayor contención para poder hacer frente a los impuestos…