Incertidumbre no es Improvisación

“La vida es un aprendizaje de renunciamiento progresivo, de continua limitación de nuestras pretensiones, de nuestras esperanzas, de nuestra fuerza, de nuestra libertad.”

Henry F. Amiel – Filósofo Suizo

Quienes me rodean se están acostumbrando a que les hable de planteamientos sin “grasa”, cada vez estoy más convencido que destinamos mucho tiempo a definir, a planear y que en ese intervalo de tiempo perdemos la oportunidad y dejamos escapar el momento…increíble lo que estoy diciendo, si me oyera hace unos años me parecería imposible que salgan de mi teclado estos argumentos, pero lo bueno de evolucionar y el conocimiento del aprendizaje de participar en proyectos, propios y ajenos, pequeños éxitos, pequeños fracasos, son los que ahora me hacen ver la cuestión desde otra perspectiva.

Ahora bien, que hagamos todos los esfuerzos por salir al mercado y someter al contraste de nuestros clientes nuestra propuesta de valor no está reñido con que hagamos bien nuestro trabajo, que no dejemos lo más elemental a la improvisación pensando que no tiene impacto en el resultado, definamos bien nuestro Producto Mínimo Viable, no hagamos experimentos sin tener atado lo que aportamos.

Al principio la nebulosa de respuestas que no encontramos se irá poco a poco aclarando y la luz nos dará la pauta, tanto del segmento al que dirigirnos, partners con los que debemos contar, actividades a asegurar…todo es sensible de definirse, la confianza en que tienes los procesos en la recámara claros para que a medida que obtengas inputs y confirmaciones armes adecuadamente el producto es lo que marca la diferencia.

Un producto improvisado, que además das poco valor sobre lo que consigues, no transmites confianza y recurres a la improvisación sin un esquema previo, puede producir resultados desoladores, hace algunas semanas he podido ser testigo de cómo una buena idea, con un buen naming y una propuesta atractiva se ha encontrado con dificultades y ha tenido que ser suspendido, el empuje y el esfuerzo por lanzarlo no ha contrarrestado el que los mimbres y las bases sobre las que se sustentaba eran débiles. Lo positivo de todo es que el aprendizaje ha sido rápido, la pérdida controlada y las consecuencias no suponen un lastre excesivo, estas son unas de las principales ventajas de las metodologías ágiles el que tienes feedback inmediato y sabes como y hacia donde reconducir tus próximos pasos.

Quizá enfoquemos mal esta aventura y la tachemos de un sonoro fracaso, cuando lo mejor que podemos extraer es una comprensión del mercado y de qué aportarle y cómo hacerlo…algo muy español el hacer leña del árbol caído cuando realmente hay raíces para que fructifique.

#Emperdedores…algunas aclaraciones

 

“No hay que empezar siempre por la noción primera de las cosas que se estudian, sino por aquello que puede facilitar el aprendizaje.”

Aristóteles – Filósofo griego

 

No quiero hacer demagogia barata, pero antes de que se emita el programa de esta tarde de Jordi Evolé me apetecía escribir esta entrada pendiente desde hace tiempo. Al margen de mis opiniones expresadas a lo largo de diferentes post sobre la “moda” del emprendimiento, críticas fáciles que se pueden hacer y lugares comunes hay algunas reflexiones que me atenazan desde hace tiempo, básicamente se pueden resumir en tres:

Edad
Crecimiento.
Método.

EDAD:
Lo cierto es que durante el fin de semana pasado pude compartir unas 20 horas encerrado en el Club de Marketing colaborando con la iniciativa Go To Silicon Valley como mentor. Al emprender se lo quiere asociar con la juventud, como si fuera terreno acotado y exclusivo de una franja de edad y ciertamente la capacidad de eliminar barreras que ha hecho de la red una de las ventajas propicia ese acercamiento y que la tecnología esté más a mano para determinadas generaciones que otras, parece que una persona de más de 40 años no tiene voluntad o iniciativas que poner en marcha y, más bien al contrario, se coartan esos impulsos promoviendo políticas económicas que incentivan (en realidad creo que discriminan) la edad y el sexo como variables de emprendimiento y quizá lo que desencadenan es que algunas propuestas no tengan madurez y se identifiquen como juegos y artificios… “pecados de juventud” como dije el fin de semana emprender no es un juego, que no nos vendan lo “molón” que es y lo divertido que nos lo vamos a pasar. Pero cuando ves como, desde entidades que pretenden dinamizar “la cosa empresarial”, se comunican con su potencial público objetivo ves que en realidad se persigue esa versión edulcorada y laxa de la realidad.

CRECIMIENTO:
Parece que este gobierno está empeñado en que el crecimiento de este país cargue sobre los hombros de los “emprendedores” una nueva clase social que impulsará el desarrollo económico de las próximas generaciones y sostendrá un estado del bienestar con una herida mortal y una sangría de derechos…pocas obligaciones, que requiere financiar. Pues bien, a esta falacia se une uno de los requisitos que cuando analizo un Proyecto, un Modelo de Negocio me llama la atención, uno de las premisas que se establecen para determinar la proyección de esa idea es la escalabilidad, bonito término que viene a decir algo así como: en el caso de que esto crezca, no será necesario que los recursos se dimensionen en la misma proporción, para eso hay tecnología, pues bien si esto se cumple no crearemos puestos de trabajo, o éstos no serán proporcionales, si bien habrá nuevas necesidades, pero un condicionante de cualquier proyecto actual es que si funciona no se requieran más medios…otra cosa es que lo que se esté promoviendo sea el autoempleo que es una forma encubierta de trabajo por cuenta ajena. Aunque si esa es la intención, tampoco se está haciendo bien, 6 meses de cotización “topada” para menores de 30 años, cuando quizá el lastre del paro está en otra franja. Quizá sería mejor el que se ampliara, qué es mejor: ¿pagar un subsidio por desempleo o dejar de percibir la cotización de una persona que comienza el negocio?.
MÉTODO:
Por último, no me resisto a decirlo, cuando comencé a trabajar en el año 1999 (después de varios veranos y periodos en los que minimizaba el impacto en la cuenta de resultados familiar) me di cuenta que la formación sirve más bien de poco, pero que además era necesario el conocimiento de herramientas de gestión, un conocimiento más amplio de la realidad de la empresa y del management, un MBA-Executive se convertía en algo más que necesario obligatorio, tanto para competir y acceder a mejores puestos como para aportar a la organización en la que estabas. Si esa formación era clave…¿ahora damos por hecho que no se necesita? No digo un MBA que está basado en premisas de trabajo que quizá no aplican (departamentos, jerarquías, responsabilidades, autoridad…) pero hay un conocimiento y un método que aplicar en nuestro día a día y para eso también hay que formarse y estar al corriente, parece que esto se olvida y nada más lejos de la realidad, pero un método contrastado, no improvisado, me cuesta creer que alguien que lanza una propuesta al mercado precaria piense que sólo por una buena idea va a conseguir lo que busca. Así que nuevos problemas implican nuevo conocimiento (Lean Start-Up, Business Model, Agile, Design Thinking…) y algunos parece que viven todavía con su tabla de multiplicar de hace 2 décadas.
Confío en que además de ver el demagógico programa esta tarde apunte algunas nuevas cuestiones además de hacer la risa fácil, aunque lo veo difícil, por lo abonado del terreno y la habilidad del Sr. Évole. Por cierto, seguro que quiénes más ladran son los que menos hacen por cambiar la situación.

Mitos sobre financiación de proyectos

“El capital no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso.”

Mahatma Gandhi – Político indio

Hace unos días asistí al Congreso Internacional de Tecnologías Emergentes para Pymes y Emprendedores y fui testigo de cómo existen todavía mitos alrededor del emprendimiento y lo que en el ámbito comercial se llama “barbas postizas” que en realidad no son más que excusas que utilizamos para no hacer lo que toca y refugiarnos en nuestro círculo de confort. No entraré en el detalle del Congreso pero sí en la situación.

Como caso práctico se presentó la experiencia piloto Go To Silicon Valley por parte de Samantha y Alejandro, el resumen es un concurso itinerante en 10 ciudades para proyectos/emprendedores/startups que se premiará con un viaje a Silicon Valley de una semana con todos los gastos pagados, la dinámica es sencilla, durante un fin de semana los participantes reciben formación y aceleración para sus ideas. Uno de los asistentes planteó a Samantha una consulta sobre financiación y lo difícil que es acceder y lo complicado de lanzar una idea sin recursos…

La respuesta fue sencillamente genial: ¿si tú no arriesgas e inviertes en tu proyecto por qué esperas que otro lo haga? Efectivamente, vemos en la prensa como tal o cual start-up ha “levantado” (utilizando argot) 100.000/200.000/500.000 € (aquí puede ponerse la cifra que se quiera) y que además ha sido acelerada por XXX que le ha dotado por recursos de…pero si antes el equipo promotor no ha dedicado recursos es muy difícil que haya llamado la atención del inversor y que además confíe en las posibilidades del proyecto, si sigues trabajando por cuenta ajena y no apuestas por tu idea…¿pretendes que otro lo haga?, es vital ser congruente.

Comentaba hace también unos días con el representante de un grupo inversor que los proyectos le llegan desarmados, sin preparara y simplemente apuntando una idea como pilar de la Start-Up, quizá las noticias que nos rodean estén simplificando el proceso y sea todo mucho más sencillo, pero cuando comienza a analizar la viabilidad, continuidad y escalabilidad del proyecto afloran muchas parcelas sin armar, algo tan sencillo como un pacto de socios, lastra la consecución de la financiación para el equipo promotor. Es algo que me llamó la atención en mi reciente viaje a Israel, aquí el apartado legal, apenas se circunscribe a la redacción de los estatutos para las escrituras, mientras que allí se considera desde el primer momento como manera de regular las relaciones entre los diferentes socios (capitalistas y promotores) salidas (dichoso exit), flujos…todo, aquí sólo el hecho de plantear una aproximación pone en peligro el que la inversión se pueda realizar.

También me comentaba que un asesor (fiscal, administrativo…) dificilmente arma un proyecto tal y como lo necesitan para estudiarlo y que el trámite y proceso de valoración se dilata cuando es algo que, con una información coherente, correcta y clara, aceleraría notablemente la entrada de capital. Quizá el aporte de los asesores de cumplida respuesta a trámites, permisos y licencias pero eso para un inversor no tiene sentido, por eso es necesario hacer un ejercicio de auto-reflexión para valorar si seremos capaces de dar entrada a terceros en el proyecto, si estamos dispuestos a ser revisados y auditados y el rol a desempeñar. Si estas preguntas están sin contestar…es mejor no avanzar.

Por cierto: si tienes interés en saber si tu idea y proyecto puede ser “invertible” ¿por qué no hablamos?

#StartUpTrip (3)

“Un ejército de ciervos dirigido por un león es mucho más temible que un ejército de leones mandado por un ciervo.”

Plutarco – Historiador griego

Hace unos días, por sugerencia de un amigo, estuve viendo Éxodo de Otto Preminger con Paul Newman como principal actor, la película se centra en relatar la huida de Chipre y en los acontecimientos posteriores que dieron lugar al estado de Israel, a lo largo del metraje, además de construir unos personajes sólidos, queda de manifiesto el germen de muchas de las cuestiones que influyen en lo que hoy conocemos como la Startup Nation.

Creo que no es muy políticamente correcto dedicar una de las entradas al impacto que tiene el ejército, la guerra y la confrontación en el desarrollo de Israel y en cómo vertebra a todo el país, pero me parece que sin ésta explicación no se entendería gran parte del éxito emprendedor en esta nación.

Lo habitual en Israel es que los jóvenes cuando terminan su formación escolar básica, dediquen 3 (hombres) o 2 (mujeres) años de su vida a prestar servicio en el ejército, la constante actividad militar en sus fronteras y el entorno hostil hacen que la personalidad de los jóvenes se forje para asumir retos, el liderazgo en las tareas y la asunción de riesgos y decisiones de vida o muerte, al final todas estas “habilidades” son extrapolables y aplicables en el mundo de los negocios. Me gustaría hacer un matiz: no estoy justificando, ni defendiendo la creación de un cuerpo militar, simplemente tratando de describir una realidad que, incluso en el año de rodaje de Éxodo (1960), quedaba patente en el film cuando se organizan y defienden en el Kibbutz Dan Gadna.

Si algo me ha llamado la atención es el elevado grado de madurez y seguridad que tienen, que en gran medida lo atribuyo a que, cuando terminan con 21 años su servicio militar, éste aprendizaje les proporciona una ventaja muy útil sobre todo para emprender:

  • Liderazgo: Capacidad de mover masas y organizar grupos para el logro de una meta u objetivo.
  • Audacia: Asumir riesgos, controlando el impacto y las variables a considerar.
  • Confianza: Seguridad en su proyecto, no esperar a que la oportunidad venga.
  • Responsabilidad: Utiliza su poder en beneficio de todos y sabe asumir las consecuencias de sus actos.
  • Pasión: Aferrarse a los anhelos, incluso hasta llegar a la terquedad.
  • Solidaridad: Velar por los intereses del grupo; no ser egoísta.

Hay más aportes de su paso por las FDI pero los principales y que tienen su reflejo en el mundo del emprendimiento de manera más directa creo que son los anteriores.

Es un hecho que en los encuentros que hemos tenido allí con personas de entre 21-27 años el grado de madurez, la visión y el enfoque de los diferentes temas es, comparativamente con nuestro entorno más inmediato, completamente abismal y eso determina su grado de éxito.

Si añadimos a estos mimbres la especial circunstancia de que existe un ejército de reservistas que, en términos generales, obligatoriamente un mes al año tienen que reincorporarse, y compartir de nuevo experiencias, independientemente del estatus social que ahora ocupen, el resultado es una fuerte cohesión. Taxistas mezclados con emprendedores, como nos contaban un fontanero liderando un pelotón en el que estaban políticos o directivos…cuando esto sucede la conexión entre ellos es muy potente.

Por último, conceden mucha importancia a la formación militar, el cuerpo por el que se haya pasado y el servicio que se ha prestado, incluso más que el aprendizaje universitario, si en un curriculum aparece alguna de las unidades de élite del ejército, como por ejemplo la 8200, la valoración social y empresarial se incrementa significativamente.

Posiblemente, desde nuestra perspectiva de un país que no está en guerra, lo más inmediato sea rechazar esta organización social pero de cara al mundo de los negocios y del emprendimiento constituye un pilar importante en la construcción de los valores del emprendedor o empresario que no podemos obviar.

 

 

#StartUpTrip (2)

 

“Aquellas personas que no están dispuestas a pequeñas reformas, no estarán nunca en las filas de los hombres que apuestan a cambios trascendentales.”

Mahatma Gandhi – Político Indio

Si en el anterior post llamaba la atención sobre el escaso valor que tienen aspectos formales y estéticos para los israelíes, hay más cuestiones que nos diferencian: están muy enfocados.

No se pierden en circunloquios y conversaciones para crear clima favorable, son directos, claros y buscan rápidamente la manera de extraer un beneficio del encuentro, un resultado común.

El ejemplo más palpable que encontramos fue en una reunión en StarTau en la que en 20 minutos despachamos todos los temas haciendo un elevator pitch introductorio y luego planteando vías de colaboración con el departamento de desarrollo internacional. Fue un encuentro que nos puso de manifiesto las grandes diferencias y el enorme gap que hay con nuestro entorno más inmediato:

  • Bottom-up: la iniciativa parte desde abajo, en el caso concreto de StarTau son los estudiantes los que generaron esta división dedicada al emprendimiento y a fomentar la actitud emprendedora y se organizaron como una estructura orientada a este cometido, no fue una idea del rector o catedrático, sino algo que fue parido por los propios afectados.
  • Conectados: tienen relaciones con las empresas muy fluidas tanto para organizar encuentros, como para anticipar colaboraciones y los hacen muy partícipes de su día a día. También cuentan con enlaces en casi cualquier parte del mundo para estar en permanente vigilancia de tendencias.
  • Orientación internacional: son conscientes de que en un país de 7 millones de habitantes tienen que estar pensando en el exterior, su mercado natural es USA, pero Europa y más concretamente España (Sefarad) está muy ligado a sus orígenes y representa una buena manera de crecer.
  • Pocos prejuicios: aquí podría extenderme pero después de tener encuentros de colaboración con empresas de referencia a nivel internacional o prestigiosas escuelas de negocios, una región pequeña o una entidad local les puede resultar atractiva, independientemente de la dimensión, ubicación…el término masa crítica cobra una dimensión diferente.

Pero todo no iba a ser positivo: todas las emociones y embrionarias propuestas de colaboración que hemos traído de este viaje han venido acompañadas de mucha frustración al trasladar planteamientos a la organismos, instituciones y administración y ver como sus tiempos y plazos, lejos de ser dinámicos, están sumidos en una parálisis recurrente, un bucle interminable de ineficiencia y escasa visión, atascados en burocracia y la operativa del día a día que les impide levantar la vista y proyectar siguientes pasos más allá del Ebro…pero eso es otra historia, continuamos con el #startuptrip en próximas entregas.

Selección natural…o artificial

“Si quieres ser sabio, aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y a callar cuando no tengas nada que decir.”

Johann Kaspar Lavater – Filósofo suizo.

Tenemos facilidad para olvidar los porqués…las explicaciones que justifican la manera en la que hacemos determinadas cosas, las razones y los argumentos que sostienen las acciones que emprendemos y las decisiones que tomamos. Una promesa de un potencial cliente, una operación que ha ido bien y sobre esa base construimos todo un plan de negocio. La mayoría de las veces no reflexionamos lo suficiente, no nos tomamos un tiempo para una pausa y para el análisis sereno de las diferentes opciones que se abren ante nosotros.

La inmediatez de la respuesta, el frenesí de la necesidad por conseguir resultados evitan que seamos analíticos y descuidemos muchos factores que no consideremos a la hora de tomar una decisión.

Ahora bien, enseguida se distinguen las organizaciones que se toman ese momento de atemperar ánimos de aquellas que sólo pretenden ganar tiempo y que la solución a ese planteamiento les venga dada. Unos son protagonistas de su destino y definen su realidad, mientras que otros viven al albur de los designios del entorno.

Últimamente estoy recorriendo más empresas de las habituales y veo como las que son las que definen sus movimientos han sufrido en menor medida el peso de la situación económica general, no han sido llevadas por las mareas generadas por otros, sino que han conseguido trazar su propio rumbo. Recientemente he vivido varios casos:

  • En uno la empresa apostó hace varios años por el mercado internacional y a fuerza de sostener esa apuesta con las utilidades generadas en el mercado local (España) se ha hecho un hueco y en estos momentos su ha invertido la proporción de sus ventas asegurando, no sólo la continuidad del proyecto, sino la estabilidad del mercado natural que paulatinamente ha visto mermar sus ingresos.
  • En otro la apuesta de la empresa fue por el comercio electrónico y un producto industrial consigue actualmente el 80% de sus leads a través de las redes, con un esfuerzo ímprobo en posicionamiento, SEO, SEM, pero con una total ruptura de paradigma de un producto industrial, destinado a un comprador profesional y muy técnico transformando la dinámica habitual del sector y gozando de una vía de captación de nuevos clientes importante.

En los dos casos, su forma de trabajo es similar, han incorporado nuestra ayuda para mejorar (algo que ya está bien diseñado) y conseguir optimizar parcelas que, por el importante y no planificado crecimiento que han vivido quizá forme parte de su manera de hacer empresa, pero la decisión ha sido rápida poco centrada en los flecos y más en la importancia de la colaboración, recuerdo en ambos casos como han reconocido sus carencias y en qué debía hacer foco la colaboración.

También he visto empresas que, parapetadas tras una falsa seguridad de mercados consolidados, han iniciado una serie de circunloquios alrededor de sus necesidades, procesos, personas, pero sin concretar y centrar el siguiente paso, empresas con las que llevamos más de 3 meses aportándole documentación, definiendo posibles vías de colaboración. Si no sabes dónde te duele, de poco te puedo ayudar.

Las empresas exitosas con las que entro en contacto se caracterizan por apostar decididamente por algo que tiene reflejo inmediato en su cuenta de resultados (inicialmente en los gastos o ingresos) pero más allá de eso, el principal rasgo que las identifica es la determinación sobre las decisiones, sin quiebros, sin tartamudeos y ahora mismo se agradece esa voluntad y definición, ya que evita que, sin empezar a generar resultados, lleves meses alrededor de un tema que no arranca y que hace que despliegues y pierdas energías en el previo, no en el “mientras tanto”, afortunadamente cada vez la selección previa de aquellos proyectos en los que participamos garantiza el destinar recursos y energías bien canalizadas, nos llevó algún tiempo tomar la decisión pero ahora hay “oportunidades” a las que se dice que no.

Algo sobre capitalización y confianza

1x1.trans - Algo sobre capitalización y confianza - subvenciones, política, PIB, finanzas, experiencia, economía, desempleo, crisis, creatividad, cooperación, concepto, colaboración, clientes, capitalización, ayudas, aprendizaje“Un banco es un lugar que te presta dinero siempre que demuestres que no lo necesitas.”

Bob Hope – Artista británico

En una charla que  di a estudiantes hace un par de semanas, me abordaron con preguntas sobre cómo conseguir los recursos necesarios para emprender y poner en marcha una idea, con mi afán de venderles una situación realista pero que no les generara rechazo les animé a que por encima del capital está la idea y la ejecución, si lo anterior es bueno se consigue la financiación. Sin embargo, es momento de desdecirse de lo dicho, en estos turbulentos momentos económicos, en un proyecto en el que colaboro ha sido necesaria la obtención de financiación y nos hemos encontrado con el “cuadro sintomático de siempre” por parte del “equipo médico habitual”. En esta entrada no quiero hacer demagogia pero en el contexto y las circunstancias actuales creo que conviene hacer estas reflexiones:

  • HISTÓRICO: Un proyecto que inicia su andadura NO dispone de un histórico en el que una entidad financiera pueda basarse para establecer si es merecedor de capital, NO dispone de cuentas de resultados anteriores, NO tiene un balance, NO ha hecho una liquidación de IVA, TAMPOCO de IRPF, por tanto no hay documentación oficial de soporte…¿para qué la solicitan? además si resultados pasados no aseguran rentabilidades futuras…¿qué sentido tiene? es una solicitud absurda, como casi todo lo que piden los bancos/cajas.
  • AVALES: En fin, ¿si dispongo de avales, la verdad es que hay “ciertas” facilidades para conseguir que sociedades de garantía recíproca gubernamentales lo hagan, para que necesito tu financiación?, te pido algo con la certeza de que lo vas a recuperar en el caso de que no sea exitoso.
  • HIPOTECAS: Es lo mismo de lo anterior, solicitan inmuebles que aporten tangibilidad a la operación y sean un seguro en el caso de que todo falle, una tabla de salvación, un plan b que liquidar, hacer cash y otra inversión infructuosa…

Pues bien señores bancos/cajas todo lo anterior se ha ido al carajo.

Esta claro que sus prevenciones y medidas para que el riesgo sea controlado no han servido de nada, el histórico no nos previno de lo que venía, aunque según parece ser todas las entidades financieras entre 2006, 2008 estaban al corriente de la hecatombe que se avecinaba, curiosa palabra hecatombe, etimológicamente significa: sacrificio de 100 vacas que es lo que ahora estamos haciendo, sacrificar a las vacas sagradas. Si los documentos oficiales no servían para hacer una proyección que anticipara la situación en la que estamos. Si los avales/hipotecas estaban constituidos sobre inmuebles cuyo valor se ha depreciado en los últimos años un 26% (desde enero 08-hasta hoy) y lo que queda que se desplomen y por tanto no cubre una parte importante de lo avalado, ¿cuál es la razón de que ahora tengamos que inyectar al sistema entre 40.000 y 80.000 millones de euros (la horquilla es generosa “porsiaca”)

¿Quién no ha hecho los deberes? esos euros aflorarán de las economías de los ciudadanos que integramos la Unión Europea, ¿qué tendremos que pedir a cambio? esta claro que los balances no sirven de mucho porque los han estado maquillando con ingeniería financiera durante años para que la apreciación del mercado y el rating fuera positivo y acompañara a sus intereses…¿avales? las viviendas, inmuebles que tienen valen poco porque el mercado está saturado y su valor está descontado por el mercado…¿qué les podemos pedir? ¿honestidad?.

Sí, ya se que estamos encerrados en un círculo vicioso en el que todos somos players y que si no inyectamos al sistema la rueda no gira y por tanto el crédito y la liquidez no se inyectan a la sociedad…y que según unos cálculos que circulan por internet sería fácil repartir 500-800€ por español y todas esas mandangas que facilitan una visión simplista de la historia, pero si lo que realmente genera movimiento y actividad está basado en una gran mentira en el que la información y el dato ha sido alterado para dar una versión artificial de la historia, ¿cuál será la ecuación por la que concederemos crédito a los diferentes proyectos sobre la mesa desde este momento?

Creo que cada vez va tomando más fuerza el vector confianza, las personas, una involución al pasado en el que el préstamo se concedía por el histórico personal y el valor humano por encima de otros ponderables. Quizá suene romántico y una visión hippie de la realidad (curioso que venga de mí que opino que la verdad de las cosas está en los números y en excel) pero cada vez tengo más claro que prefiero rodearme del valor que aporta la persona, el individuo por encima de otros aportes y para esa evolución hace falta estar preparado y haber hecho los deberes.

Realidad adulterada, fracaso y emigración…

1x1.trans - Realidad adulterada, fracaso y emigración... - trabajo equipo, the world is flat, formación, experiencia, emprender, economía, desempleo, crisis, concepto, ayudas, aprendizaje“Todo idealismo frente a la necesidad es un engaño.”

Friedrich Wilhelm Nietzsche – Filósofo alemán

Tengo alguna duda sobre el verdadero propósito de programas estilo Españoles por el Mundo, Callejeros Viajeros…, los que me conocen saben que mi opinión sobre las noticias y los acontecimientos que son “noticiables” están orquestados para crear una corriente de opinión, no me detendré en esto, dónde si haré una parada es en profundizar un poco más uniendo varias cuestiones que quizá resulten aisladas:

1.- Actitud vs aptitud.

2.- Fracaso educación España.

3.- Emigración españoles.

1.- Actitud vs aptitud.

Históricamente he sido partidario de que con una más que buena actitud cualquier escollo se superaba, incluso en este blog he puesto como ejemplo el caso de que la persona que más me enseñó de marketing fue un licenciado en veterinaria, al final la formación tiene más que ver con enseñar unas reglas del juego y de ciertos procesos mentales que con conocimiento específico que se puede adquirir paulatinamente, sin embargo nada más peligroso que un estúpido motivado…eso puede hacer polvo cualquier cuenta de resultados, además de que resulta una tarea estéril el tratar de encauzar toda esa energía. Por eso creo que la energía bien canalizada es más poderosa, válida y potente que el conocimiento acumulado, que si no se comparte, desaparece.

2.- Fracaso educación España.

Las cifras de fracaso escolar (llevo unos días leyendo informes y buscando fuentes) son espeluznantes: el 30% de los alumnos abandonan la carrera a los dos años de comenzar, sólo otro tanto termina los grados en los cuatro años previstos. Las estimaciones económicas de lo que supone este fracaso (sólo me refiero al universitario) implica un “despilfarro” de 2.960 millones de euros anuales en las universidades públicas. La coyuntura económica no ayuda, ya que orienta a iniciar una carrera universitaria para poder “competir” mejor posteriormente y pasar la travesía del desierto. Podría detenerme en el absurdo que supone que cada Comunidad Autónoma tenga un campus igual a la anexa (en titulaciones) y no ser especialista en casi nada, en lo alejado que está el ámbito educativo de la realidad, en la falta de experiencia de campo real de quiénes imparten la formación, por no hablar de con una adecuada gestión presupuestaria aquí habría una bolsa de euros para mejorar la situación o paliarla ligeramente…no simplemente estoy haciendo la fotografía.

3.- Emigración españoles.

Por último el tercer ingrediente que añadiré a la coctelera, según el INE 1,7 millones de españoles residen en el extranjero, de los cuales unos 130.000 fueron nuevas incorporaciones (datos 2010) con un crecimiento del 8,2% y con una revisión con más detalle de las cifras parece que se van en bloque (familias). Cada vez se nos presenta a nuestra querida España como un erial en el que el sálvese quien pueda es la única solución posible.

Bueno pues el análisis que quería hacer es el siguiente: aparentemente estos programas narcotizantes nos muestran, en términos generales, a personas que han triunfado, que tienen una vida exitosa y que gozan de una desahogada situación económica que incluso no quieren cambiar por volver a España salvo por vacaciones.

En toda esta película algo no encaja, debe ser la misma situación que vive House cuando la opción es que el paciente sufre LUPUS que encaja totalmente en el diagnóstico, algo falla.

No podemos ser tan malos como nos pintamos, el fracaso en la educación tiene que ser irreal, porque los que finalizan pueden competir en igualdad de condiciones con otras educaciones que tenemos por más avanzadas…incluso nuestro histórico “bilingüismo-medio” queda en entredicho porque somos capaces de incorporarnos a otra cultura y no sólo sobrevivir sino tener éxito…o la muestra no está bien elegida…

Mis conclusiones:

1.- La pluralidad mal entendida hace que el grifo se abra para todo el mundo y no todo el mundo es válido para según que cosas, no debemos desenfocar el problema, la realidad es que debemos ser más disciplinados con los filtros que aplicamos, el no aplicarlos en etapas tempranas, hace que el problema se agrave al detectarlo posteriormente.

2.- La fractura económica está motivando que la fuga de talento sea una sangría que nos está empobreciendo como país y estos programas en los que se muestra el éxito allende nuestras fronteras fomenta una visión idealizada que puede generar mucha frustración, además de retrasar nuestra recuperación.

3.- Se demuestra que con una buena motivación los obstáculos se superan y el abismo de enfrentarse a una nueva cultura se superan…

4.- Quizá sería más interesante fomentar, como hacen en otros países, que nuestros estudiantes se dedicaran a conocer otras realidades, incentivar el trabajar en otras latitudes, no hablo de un Erasmus que, salvo que tengas la madurez suficiente quizá no seas capaz de sacar partido, sino de participar en iniciativas que produzcan un retorno económico al país.

No se si es la mejor manera de comenzar la semana con una entrada tan durita pero…estoy cansado de verdades edulcoradas. Buena semana!.

Reflexiones y consultas…

1x1.trans - Reflexiones y consultas... - subvenciones, SRE, marketing, formación, emprender, desempleo, crisis, colaboración, ayudas, aprendizaje

“La oportunidad se presenta tarde y se marcha pronto.”

Publilio Siro – Escritor latino

La semana pasada tuve la suerte de compartir varias mañanas en la formación del Programa Superior en Social Media y E-Commerce Internacional del Club de Marketing de La Rioja, una formación orientada a desempleados seleccionados en el que mi aportación lectiva tuvo que ver más con la gestión y un barniz de estrategia, organización y marketing que con la intrínseca de e-commerce.

Además del interés que mostraron y los comentarios sobre la calidad de la formación comparativamente con otras opciones a su alcance (sindicatos, INEM,…) me llamó profundamente la atención las consultas que plantearon, voy a reflejar unas cuantas:

  • Finalidad de la empresa: el contexto en el que surgió esta consulta fue sobre un pedido que solicitan de un mercado que no podemos atender, bien por imperativos externos (legislación, logística…) o bien por una decisión del empresario (no interesante, pérdidas…) esta es una de las cuestiones que generalmente más me llama la atención, una empresa no es un ente abstracto que cuando las cosas no van como están planteadas tiene capacidad para replegarse o decir que no, una empresa tiene una responsabilidad con el mercado, si concurres y has hecho tan mal los deberes que generas pérdidas, lo siento, ese es el riesgo empresarial, esa es la aventura/empresa que inicias. Recientemente he visto como determinados “empresarios” deciden plantarse y no jugar la siguiente ronda una vez que se han repartido las cartas y han visto que no se pueden sostener siquiera para jugar una mano. Esto lo tiene que entender quien quiera dedicarse a los negocios, si no has puesto las condiciones de tu servicio sobre la mesa anticipadamente, luego te puedes pasar a las 7 y media.
  • Momentum: no, no me refiero al espectáculo de Mayumaná, me refiero a saber elegir la ocasión propicia para lanzar una idea de negocio, poner en marcha una actividad o desencadenar cualquier aventura empresarial…hay que ser meticuloso en elegir cuando es la oportunidad, no sólo dimensionarla (a veces nos quedamos en eso) sino cuando se puede plasmar en la realidad y aquí muchas empresas se pierden, los trenes sólo pasan una vez y generalmente no vuelven, no retornan, las vías son de una dirección y rara vez se utilizan en ambos sentidos, algunos piensan que  la oportunidad esperará a que estén mejor organizados, que tengan tiempo en invertir en ese desarrollo, o simplemente, creyéndose más listos y que manejan mejor los tiempos que nadie, que puedo “jugar” a mi antojo según mi interés con las situaciones de terceros. Esta consulta también se planteó durante esas jornadas porque algunos tienen inquietudes empresariales y quieren saber cómo averiguar cuándo ha llegado la ocasión.
  • Opiniones: esto fue lo más llamativo y lo que más me gustó de compartir esas horas con ellos, que les interesara saber cuál es la situación sobre determinados cantos de sirena que han llegado a sus oidos y que les animan a avanzar en una dirección que quizá no se estaban planteando. Emprender, co-working, emprendedores, ideas de negocio, community managers, síntomas empresariales, ayudas, subvenciones…temas todos ellos que trufaron las mañanas de debates y de diferentes puntos de vista sobre una misma realidad.

Ahora llega la hora de la verdad, la de que cada uno valore con toda la información, no sólo con una parte de ella qué hacer y cómo abordar los siguientes pasos, aquí dejo un video sobre la crisis de Bernard Lietaer y los próximos pasos:

Certidumbre y decisión…

1x1.trans - Certidumbre y decisión... - subvenciones, proyecto, política, navidad, finanzas, emprender, economía, crisis, cooperación, colaboración, clientes, ayudas, aprendizaje“Las muchas promesas disminuyen la confianza.”

Quinto Horacio Flaco – Poeta Romano

La pregunta es recurrente: ¿Cómo te va?, ¿qué tal el trabajo? sólo que antes era un convencionalismo y ahora se ha convertido en verdadero interés por conocer la evolución del interpelado…son tiempos complicados, la economía (sumatorio de comportamientos individuales) se rige por esas sensaciones, esos impulsos, tiene más de ciencia social que de numérica, salvo la mágica representación algorítmica de las decisiones de los miembros que la componen.
Coincides o fuerzas un café de actualización y te asaltan con la dichosa pregunta: ¿cómo va todo?…puedes ser diplomático y dar una larga cambiada, un: ya sabes, respuesta superficial sin más profundidad y virar de tercio o realmente decir lo que hay y dejar de maquillar una realidad.
Señores necesitamos claridad, transparencia y dejarnos de paños calientes, necesitamos que algo cambie, la cantidad de proyectos que hay presentados encima de la mesa de varias empresas, organizaciones, instituciones o inversores esperando que esta travesía del desierto que nos está tocando vivir termine, que por fin alguien tome decisiones y defina con claridad hacia dónde vamos, que se aporte seguridad, tranquilidad y CONFIANZA a los mercados, a los individuos, empesas, autónomos, trabajadores…A TODOS!!

Necesitamos ya CERTIDUMBRE, por favor hemos tirado por el retrete todo un año 2011, comenzó tímido, luego entramos en una dinámica de tensiones internacionales con países de nuestro entorno viviendo malos momentos que hacían que viésemos las barbas del vecino rasurar…luego entramos en elecciones municipales y autonómicas, entre ponte bien y estate quieta desde abril hasta julio vivimos una nebulosa, no por el resultado (anticipado en casi toda España) sino por el hecho de cambios de silla, que esos generan mucha inestabilidad, fundamentalmente a los silentes pretendientes a aposentar sus posaderas.
Entramos en verano, fechas sagradas para cualquier español que se tercie, “el español medio” merece sus vacaciones, es necesario que un país se paralice no vaya a resultar que el frenético ritmo de actividad despierte del letargo en el que estamos, empalmamos con especuladores que juguetean con la economía de nuestro país y desemboca en unas elecciones anticipadas (convocadas en julio) para que así el país se adormezca otros 3 meses no resulte que nos pongamos manos a la obra y tratemos de hacer algo para salir de esta, bueno pues ya pasó todo, estamos en diciembre AQUÍ NO PASA NADA…ese es el problema, aquí no pasa nada, se nos pasea el alma por el cuerpo, estamos en un impás en el que esto no arranca, no hay movimiento y otro año que pasa en el que nos hundimos más en nuestra propia desgracia.

Si eres de los “segurolas” que tiene en su mano la capacidad de decidir sobre abordar determinados proyectos, ¿para qué asumir riesgos? es necesario poner en dificultades a la organización que ha capeado el temporal de los últimos años. En Marketing existe la figura del early adopter, que creo que ahora mismo aplica perfectamente, pocos son los que se están dando cuenta que ahora es el momento de diferenciarse, de hacer algo que se salga de la tónica general y de la depresión empresarial en la que estamos sumidos, de lo contrario están dejando que el destino (externo) guíe poco a poco el desarrollo de la organización. Es el momento de hacer algo diferente, de tomar decisiones y ser valiente.

Si alguien tiene interés en tomar un café y que le conteste a la pregunta encantado, para los que no quieren invertir en un café lo diré sin tapujos: casi dos docenas de proyectos presentados están esperando resolución, sobre todo para no bloquear recursos y poder tener la libertad mental de explorar otros frentes o al menos valorar otras opciones, mientras tanto, ilusionado con lo que ya está aprobado y en marcha, muy motivado porque están avalados por buena gente que sabe valorar ideas y planteamientos y sobre todo, porque son proyectos auténticos, muy personales y con un recorrido impresionante del que se hablará próximamente.
Escribo esto mientras en la Tele emiten un anuncio de Tesoro Público en el que aseguran rentabilidad sin riesgo…en esto nos han convertido en adocenados que huimos de asumir riesgos…

Dejo un video sobre la confianza a través del pensamiento de otros.

PD: En próximos post tengo pendiente hablar sobre emprendedores (otra vez) que se está transformando en una profesión en si mismo, clientes que no saben valorar el trabajo y otro sobre las redes y la necesidad de hibridar acciones 1.0 y 2.0