Reuniones inspiradoras y otras desesperantes…

“Cuando el capital y la tecnología son accesibles a todos por igual, lo que marca la diferencia es la calidad del capital humano.”

Tom Peters – Gurú americano

Esta ha sido una semana llena de contradicciones, por una parte proyectos atractivos e interesantes se ponen sobre la mesa y otros que ahora desarrollo parece que se complican innecesariamente. Sólo voy a hablar de los primeros porque los otros son cuestiones a valorar pausadamente y dejar reposar para que la calentura del momento no guíe decisiones apresuradas.

Esta semana tuve una comida-reunión (no soy muy partidario de ellas porque no haces ni una cosa ni otra) y además de ser productiva, interesante, amena…fue inspiradora, altamente inspiradora, el impulsor de la comida (empresario impulsor de un proyecto novedoso) desgranó a lo largo del encuentro una serie de razones y argumentos que, ya había oído anteriormente o los había leído, pero lo que no había escuchado nunca son los motivos, voy a explicarlo:

  • PRINCIPIO 1: “Quiero hacer algo grande”. La primera vez que ese algo hay que traducirlo por: desarrollar un proyecto que tenga impacto y relevancia en los clientes, sobre todo en su mente, en su día  a día, en el ámbito de las relaciones producto-cliente…tela…así en frío. No estaba hablando de ser el más reconocido de La Rioja (provincialismo), ni ser el que más número de personas trabajara para él (paternalismo) sino encontrar un hueco en la mente de los clientes y ocuparlo.
  • PRINCIPIO 2: “No hay prisa”. Esto me llamó aún más la atención porque normalmente en cualquier Plan de Negocio el horizonte es a 5 años, la paciencia no suele ser escuchada cuando inicias un proyecto quieres la rentabilidad y el retorno de la inversión de la manera más ágil. Quizá la ausencia de presión económica motive esa tranquilidad y querer hacer las cosas de la manera correcta, suele ser tentador hacer “trampas” y querer avanzar sin haber completado todas las etapas y cerrar fases, los buenos platos se cocinan poco a poco y con cariño.
  • PRINCIPIO 3: “Rodearme de gente joven”. No tiene que ver con la salud, sino este empresario con una trayectoria y experiencia relevante quiere que le acompañen en este viaje personas de entre 25-40 años porque le aportan “chispa” y diversión al negocio y porque, según sus propias palabras: “son mis clientes del futuro, de dentro de 10 años”. Hay avances que entiende pero que le pillan tarde (redes sociales especialmente) pero quiere que sus colaboradores si que lo controlen porque conectarán con sus clientes del futuro.

Quizá sean razones ya escuchadas pero a mí me trajeron al proyecto, porque creo que son buenos y lógicos pilares para que la probabilidad de éxito sea mayor. Dejo un video de Jonathan Zittrain en TED sobre cómo Internet está movido por la colaboración, curiosidad y confianza.

Tags , , , , , , , , , ,

Reuniones inspiradoras y otras desesperantes…;

  1. De emprendedor a empresario... | TSMGO: The Show Must Go On (El Show debe continuar)
    16 Agosto, 2011 Reply

    […] Muchas veces me pregunto cuál es la diferencia entre emprendedor y empresario y ayer tuve respuesta a la duda. En una reunión con alguien a quien yo tenía por un emprendedor que me demostró que ya era un empresario. […]

LEAVE A COMMENT