Financiación y crecimiento…

“Nada es más nocivo para la creatividad que el furor de la inspiración”

Umberto Eco – Académico italiano

Cuando las empresas crecen en ocasiones necesitan financiar ese crecimiento, no todo el incremento de ventas se transforma directamente en ingresos,  sino que tenemos que amoldar nuestras estructuras en previsión de esa hipótesis de demanda.

El concurrir en el mercado hace que quizá por ofrecer servicios a tus clientes debas acometer planteamientos algo lejanos, relacionados con tu negocio pero que no son tan atractivos en rentabilidad y efecto experiencia como te gustaría.

Estos días estoy viviendo una situación que agrupa las dos anteriores premisas, por una parte un grupo de empresas consolidado y que no está experimentando ninguna recesión, crisis o vaivén tiene la oportunidad de crecer con la adquisición de una empresa que no le han ido tan bien las cosas. La empresa susceptible de ser adquirida hace un producto poco compatible como para integrarlo en su actual portfolio de productos pero su ubicación y maquinaria hace interesante la operación.

Situaciones así se plantean cuando quizá menos lo esperas y cuando más alteran tu planteamiento inicial y tu business plan trazado. Ahora mismo los recursos e inversiones de la empresa están destinados a otro fin y, aunque no son excesivas las necesidades de capitalización, no están previstas y modifican sustancialmente el plan de inversiones.

Ante situaciones así tienes que recurrir a financiación externa…y aquí es ahora donde tenemos un cierto problema: Las entidades financieras, que no entienden sobre cómo armar operaciones de una manera no especulativa, se cierran en banda con sus recursos, solicitan avales, garantías y ganan tiempo…ya vendrán tiempos mejores.

Como la operación es clara, interesante y el proyecto es sólido (no porque lo aseguren quienes están detrás, sino porque todos los registros así lo confirman) vamos a plantear un escenario más creativo con el fin de conseguir estos recursos…la pista nos la dio el señor D. Emilio Botín: Sale & Leaseback. Una opción que consiste en vender el inmovilizado y garantizar un alquiler con opción de compra. Consecuencias:

  • Consigo liquidez inmediata.
  • Hago más ligera tu empresa, tiene mejor exit.
  • Mejorar el balance de situación (el ratio de disponible mejora)

Evidentemente, una operación de estas características no está al alcance de cualquier empresa, tienen que existir garantías de que ese alquiler se va a pagar regularmente y que el proyecto es sólido. Pero como operación creativa e imaginativa es muy motivante 😉

Tags , , , , , , , , ,

LEAVE A COMMENT