Día del Emprendedor

1x1.trans - Día del Emprendedor

“Nunca emprenderíamos nada si quisiéramos asegurar por anticipado el éxito de nuestra empresa.”

Napoleón – Gobernante francés

El martes de la semana pasada se celebró en La Rioja el Día del Emprendedor, interesante iniciativa que pretende insuflar energía y motivación para acometer un proyecto empresarial entre aquellos que están en los últimos años de carrera o inician su desarrollo profesional.

He preferido dejar pasar el tiempo para reflexionar sobre el evento en sí porque tengo sentimientos enfrentados, por una parte reconozco que salí muy ilusionado y motivado por todo lo que allí se expuso, la calidad y pertinencia de alguno de los actos y que después de unas semanas de cierto “agobio” y dudas era lo que necesitaba para retomar fuerzas y cargar las pilas (algún día dedicaré este espacio a hablar sobre los altibajos anímicos emprendedores).

Sin embargo, me fui un poco dubitativo sobre la eficacia (al final este evento tiene que tener algún resultado) y el impacto de la acción. No dudo de la intención de la jornada, ni de su organización, ni del contenido, ni de los ponentes, pero sí del éxito, entendido como la generación de inquietud emprendedora y chispa empresarial, del Día del Emprendedor, varios son los motivos que me llevan a pensar así:

  • El motivo de la convocatoria: para los que hemos iniciado un proyecto era obligatorio (por convicción) el estar ahí, sin embargo para los estudiantes que llenaron las salas era una manera de conseguir créditos para sus estudios y pude comprobar como el ánimo y el interés con el que asistieron en su mayoría era más bien escaso.
  • Creo que antes de hacer una labor evangelizadora de grandes proyectos conviene indicarles qué es esto de emprender, las experiencias exitosas son atractivas para todos, el triunfo (entendido como conseguir ingresos elevados) no debe mostrarse como el fin último, me parece más interesante el ilustrar experiencias de fracaso para aislar errores y difundir que no es vergonzoso o vergonzante el error y asumirlo como parte del proceso emprendedor.
  • También veo necesario un cambio del modelo del acto, si queremos llegar a estos públicos hay que ser innovador y utilizar dinámicas o una puesta en escena con menos formalismos, menos rigidez y protocolo, algo más directo o separar audiencias, el entorno le confiere una solemnidad al acto que no promueve la participación.
  • Algo más práctico, ¿qué hacer si tengo una idea de negocio?¿cómo hacer un planteamiento para lograr financiación?…y algo que eché en falta las diferentes figuras que pueden participar en el lanzamiento de un proyecto: Business Angels, Venture Capital…y cómo llegar a ellos y presentar el proyecto.

Quizá sea muy ambicioso lo aquí planteado y responda a una estrategia más densa de poso y sedimentación y lo único que deba perseguir el acto del Día del Emprendedor sea el colofón fin de fiesta pero para algunos de los asistentes estudiantes (tuve ocasión de hablar durante la comida con alguno de ellos) era más un día de fiesta que un día de replantearse su negro futuro. Habrá que seguir esperando 🙂

Tags , , , , , , , , , , , ,

Día del Emprendedor;

  1. victoria
    31 Mayo, 2010 Reply

    La inquietud emprendedeora y la chispa empresarial creo que van acompañadas de la pasión, la pasión por crear , y pienso que la meta es el camino.

LEAVE A COMMENT