Algo sobre capitalización y confianza

Bradford & Bingley (Bankers) © Tony D“Un banco es un lugar que te presta dinero siempre que demuestres que no lo necesitas.”

Bob Hope – Artista británico

En una charla que  di a estudiantes hace un par de semanas, me abordaron con preguntas sobre cómo conseguir los recursos necesarios para emprender y poner en marcha una idea, con mi afán de venderles una situación realista pero que no les generara rechazo les animé a que por encima del capital está la idea y la ejecución, si lo anterior es bueno se consigue la financiación. Sin embargo, es momento de desdecirse de lo dicho, en estos turbulentos momentos económicos, en un proyecto en el que colaboro ha sido necesaria la obtención de financiación y nos hemos encontrado con el “cuadro sintomático de siempre” por parte del “equipo médico habitual”. En esta entrada no quiero hacer demagogia pero en el contexto y las circunstancias actuales creo que conviene hacer estas reflexiones:

  • HISTÓRICO: Un proyecto que inicia su andadura NO dispone de un histórico en el que una entidad financiera pueda basarse para establecer si es merecedor de capital, NO dispone de cuentas de resultados anteriores, NO tiene un balance, NO ha hecho una liquidación de IVA, TAMPOCO de IRPF, por tanto no hay documentación oficial de soporte…¿para qué la solicitan? además si resultados pasados no aseguran rentabilidades futuras…¿qué sentido tiene? es una solicitud absurda, como casi todo lo que piden los bancos/cajas.
  • AVALES: En fin, ¿si dispongo de avales, la verdad es que hay “ciertas” facilidades para conseguir que sociedades de garantía recíproca gubernamentales lo hagan, para que necesito tu financiación?, te pido algo con la certeza de que lo vas a recuperar en el caso de que no sea exitoso.
  • HIPOTECAS: Es lo mismo de lo anterior, solicitan inmuebles que aporten tangibilidad a la operación y sean un seguro en el caso de que todo falle, una tabla de salvación, un plan b que liquidar, hacer cash y otra inversión infructuosa…

Pues bien señores bancos/cajas todo lo anterior se ha ido al carajo.

Esta claro que sus prevenciones y medidas para que el riesgo sea controlado no han servido de nada, el histórico no nos previno de lo que venía, aunque según parece ser todas las entidades financieras entre 2006, 2008 estaban al corriente de la hecatombe que se avecinaba, curiosa palabra hecatombe, etimológicamente significa: sacrificio de 100 vacas que es lo que ahora estamos haciendo, sacrificar a las vacas sagradas. Si los documentos oficiales no servían para hacer una proyección que anticipara la situación en la que estamos. Si los avales/hipotecas estaban constituidos sobre inmuebles cuyo valor se ha depreciado en los últimos años un 26% (desde enero 08-hasta hoy) y lo que queda que se desplomen y por tanto no cubre una parte importante de lo avalado, ¿cuál es la razón de que ahora tengamos que inyectar al sistema entre 40.000 y 80.000 millones de euros (la horquilla es generosa “porsiaca”)

¿Quién no ha hecho los deberes? esos euros aflorarán de las economías de los ciudadanos que integramos la Unión Europea, ¿qué tendremos que pedir a cambio? esta claro que los balances no sirven de mucho porque los han estado maquillando con ingeniería financiera durante años para que la apreciación del mercado y el rating fuera positivo y acompañara a sus intereses…¿avales? las viviendas, inmuebles que tienen valen poco porque el mercado está saturado y su valor está descontado por el mercado…¿qué les podemos pedir? ¿honestidad?.

Sí, ya se que estamos encerrados en un círculo vicioso en el que todos somos players y que si no inyectamos al sistema la rueda no gira y por tanto el crédito y la liquidez no se inyectan a la sociedad…y que según unos cálculos que circulan por internet sería fácil repartir 500-800€ por español y todas esas mandangas que facilitan una visión simplista de la historia, pero si lo que realmente genera movimiento y actividad está basado en una gran mentira en el que la información y el dato ha sido alterado para dar una versión artificial de la historia, ¿cuál será la ecuación por la que concederemos crédito a los diferentes proyectos sobre la mesa desde este momento?

Creo que cada vez va tomando más fuerza el vector confianza, las personas, una involución al pasado en el que el préstamo se concedía por el histórico personal y el valor humano por encima de otros ponderables. Quizá suene romántico y una visión hippie de la realidad (curioso que venga de mí que opino que la verdad de las cosas está en los números y en excel) pero cada vez tengo más claro que prefiero rodearme del valor que aporta la persona, el individuo por encima de otros aportes y para esa evolución hace falta estar preparado y haber hecho los deberes.

Tags , , , , , , , , , , , , , , ,

LEAVE A COMMENT